Automovilismo

BMW X5: 10 años de vigencia en el mundo

Nació en 1999 y se llevan vendidas 845.000 unidades en todo el globo.

BMW X5: 10 años de vigencia en el mundo

En el North American International Auto Show de 1999 presentó BMW la primera generación de los cinco con tracción en las cuatro ruedas fundando con ello simultáneamente el llamado segmento Sports Activity Vehicle (SAV).

En el plazo de un decenio se vendieron más de 845.000 unidades del BMW X5.

La clave del éxito del BMW X5 radicaba en una combinación de propiedades especialmente fascinantes que nunca anteriormente se realizaron en ningún otro vehículo.

Amplio y permanentemente propulsado por efecto de las cuatro ruedas combinó las propiedades dinámico-constructivas de una limusina de BMW con una movilidad virtuosa más allá de las carreteras de pistas compactadas.

Su carrocería de seguridad autoportante y su suspensión independiente por rueda diferenciaban claramente al BMW X5 de los tradicionales vehículos todo terreno.

El sistema de estabilización en ruta DSC incluido el freno diferencial automático ADB-X  y el control de descenso de pendientes HDC, confieren unas excelentes propiedades a la conducción tanto en los desplazamientos sobre asfalto como sobre otras pistas de rodadura.

Con la segunda generación del BMW X5, lanzada en el otoño de 2006, se prosiguió consecuente el desarrollo de las típicas características del Sports Activity Vehicle.

Con el aumento de la comodidad de la cabina, su ambiente de lujo, una excelente tecnología de tracción así como unos innovadores sistemas de chasis y de asistencia al conductor, el nuevo BMW X5 establece una vez más unos estándares en el creciente sector en que la concurrencia compite con los modelos BMW X.

El vehículo, al igual que su precedente, producido en la fábrica estadounidense de BMW sita en Spartanburg, pudo ser el primer BMW equipado con una cantidad de hasta siete puestos de asientos.

Su inteligente accionamiento a las cuatro ruedas BMW xDrive, que de nuevo ha pasado por demás desarrollos, favorece de un modo singular tanto la dinámica y la estabilidad de conducción en carretera como la tracción sobre terrenos no compactados.

El accionamiento permanente en las cuatro ruedas electrónicamente controlado y enlazado en red con el dispositivo de regulación de estabilidad en ruta DSC reparte la fuerza motriz de un modo variable entre las ruedas delanteras y traseras.

El BMW X5 del año del modelo 2009 ocupa una posición líder también en lo concerniente a la eficiencia.

Gracias a los modernos motores nafteros de ocho y seis cilindros así como a los motores diésel de seis cilindros y excelentes características económicas y a su combinación con las actuales medidas BMW EfficientDynamics aúna el BMW X5 sus extraordinarias propiedades con unos niveles de consumo y emisiones ejemplares tanto en la clase de este mismo vehículo como en la de otros de semejantes prestaciones.

El BMW X5 xDrive48i del año del modelo 2009 consiguió en el ciclo de comprobaciones de la UE un consumo medio de 12,1 litros por 100 kilómetros y, por ende, un valor de un 13 por ciento más ventajoso que el del BMW X5 4.4i del año 2000, cuya potencia es de casi unos 70 Cv menor.

El BMW X5 xDrive30i sobrepasa a sus precedentes en 41 Cv, sin embargo consume con sus 10,3 litros a los 100 kilómetros un 20 por ciento menos en números redondos.

El BMW X5 xDrive30d experimentó en su caso un aumento de potencia de 51 Cv, no obstante su consumo de carburante descendió en más del 15 por ciento quedando tan sólo en 8,2 litros a los a los 100 kilómetros.

¿Qué opinas? Cuéntanos