Test drive

Renault Sandero 2011 a prueba

Te decimos qué descubrimos en este peculiar francés.

Renault Sandero 2011 a prueba

Antecedentes

El Renault Sandero llegó hace dos años para sustituir al Clio, el cual fue bien recibido. Nuestra unidad de prueba se fabrica y se importa desde Brasil.

Respecto al Clio, el Sandero es más grande, amplio y por supuesto con un diseño completamente diferente. No obstante mantiene su carrocería hatchback de cuatro puertas y el buen nivel de equipamiento de su predecesor.

Sin más antelación pasemos a darte los detalles que nos reveló este subcompacto.
 

Exterior

El Sandero tiene una estructura de dos volúmenes apegada a un diseño atractivo, que no sorprende del todo por su uniformidad, pero luce fresco y placentero. Sus faros delanteros alargados en combinación con las luces de niebla –que iluminan muy bien durante la noche- y su parrilla dividida tipo panal le dan un toque sobrio al frente. En cuanto los laterales, aparecen las manijas al color de la carrocería y un par de molduras para puertas en color negro que combinan a la perfección con el contorno de ventanas y espejos retrovisores. La parte posterior está conformada por dos prominentes calaveras, un generoso medallón -que otorga buena visibilidad al volante- y el logo de Renault en tono cromado en medio de la puerta.

En lo que se refiere a dimensiones el Sandero tiene una longitud de 4,023 mm, su ancho es de 1,746 y su alto de 1,534. Su distancia entre ejes es de 2,590 mm, mientras que su peso es de 1,137 Kg.  Los rines poseen un tamaño de 15” y son de aluminio.


Interior

Una de las virtudes del Renault Sandero es su bien planeado habitáculo, ya que es bastante amplio y cómodo para albergar a cinco pasajeros -que agradecerán en todo momento su espacio interior. Para el conductor ofrece una óptima posición de manejo, se tiene todos los controles al alcance y una buena visibilidad. Después de unas horas en el tránsito se aprecia mucho la ergonomía de los asientos y el buen aislamiento de la cabina del ruido exterior. Sin un duda un factor nada agradable es la calidad de los plásticos en tablero y puertas, caso contrario las vestiduras de los asientos en tela que son suaves al tacto y de color gris.

En cuanto a equipamiento el Sandero viene de lo más completo porta, seguros, elevadores y espejos retrovisores eléctricos, manubrio de posiciones, bolsas de aire (conductor y pasajero), aire acondicionado, Radio con CD, MP3, entrada auxiliar, USB y Bluetooth, así como cuatro bocinas entre otras cosas. En lo que se refiere a la capacidad de la cajuela, ésta es de 320 litros y puede aumentarse plegando los asientos de manera muy sencilla.

Características Técnicas y Mecánicas

Este vehículo es impulsado por un propulsor de 1.6 L cuatro cilindros en línea y 16 válvulas. Genera una potencia de 110 caballos de fuerza, así como un torque de 109 b-pie a 3750 rpm en combinación con una transmisión manual de cinco velocidades.

El Renault Sandero tiene una suspensión frontal McPherson y de barra de torsión en la parte trasera, ambas cuentan con barra estabilizadora. Su tracción es frontal, porta un par de frenos con discos ventilados en frente y atrás son de tambor, los dos están acoplados al sistema ABS.

Con respecto a sus prestaciones tenemos que este hatchback otorga una velocidad límite de 185 Km/h, mientras que su consumo de combustible es de 16 Kilómetros por litro, que si no es muy alto en comparación de otras unidades, ayudará a tu bolsillo en recorridos largos o cortos.

Manejo

Si hay algo que destaca en el Renault Sandero es su suave manejo, esto entiéndase por su noble respuesta escalonada sin nada de sobriedad en potencia, por lo que la aceleración no es su fuerte. Fuera de lo anterior el auto se comporta dócil y bien calladito – a veces da la sensación de que el motor está apagado-, los cambios de la transmisión son cortos y precisos, por lo que no te costará trabajo acostumbrarte a ellos.

Por otra parte el Sandero es realmente cómodo, agradable y plácido para cualquier camino de asfalto de la ciudad o carretera. Gracias a su elevada suspensión, los baches, topes, hoyos y otras deformidades que te puedas encontrar pasarán desapercibidas en este auto francés. Creemos que los ingenieros de Renault realmente pusieron mucha atención en este aspecto de los caminos y realizaron las modificaciones pertinentes para adecuarlo a cada mercado, ya que en verdad  la suspensión asombra a cualquiera, incluso a los pasajeros.

Conclusión

Este Renault es un auto que en lo particular me gustó por su suave maniobrabilidad, aunque no sorprende por su poderío, cumple muy bien para lo que necesites y moverte cómodamente al trabajo o con la familia en los días de descanso. Su elevada suspensión es realmente buena y más aún si vives en una ciudad llena de baches.

Como mencionábamos el equipamiento, es de lo más completo en su segmento, por lo que a lo mejor encuentras otros autos con características similares. No obstante esto se compensa gracias a su amplio espacio interior.

Sus principales virtudes por tanto son equipo, amplio habitáculo y noble maniobrabilidad. Compite contra el Suzuki Swift, Mazda2 y Peugeot 207.

Jorge Blancarte Textos y Fotos recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos