SEAT Leon FR 1.8 TSI 2012 a prueba
26-03-2012 Reportes de Manejo

SEAT Leon FR 1.8 TSI 2012 a prueba

Un carismático auto que hace todo muy bien

26-03-2012 Reportes de Manejo

Antecedentes

Aunque sabemos que más adelante en el año -en el Salón de París- se presentará la nueva generación del Leon, pensamos que valdría la pena echar un vistazo a este auto que a pesar de tener unos años encima nos sigue pareciendo atractivo y con una propuesta interesante de motores, tecnología y espacio interior.

 

Características técnicas y mecánicas

La versión que probamos en esta ocasión es la FR –signo distintivo de la marca para sus versiones deportivas- con el motor cuatro cilindros de 1.8L turboalimentado y con inyección directa de gasolina. Éste entrega una muy respetable potencia de 160 hp y 184 lb-pie de torque a las ruedas delanteras mediante una transmisión robotizada de doble embrague (DSG) de siete relaciones, aunque también existe la opción de una manual de seis.

Aunque el motor es más pequeño que el de la versión FR 2.0 y por supuesto del Cupra, las prestaciones son muy buenas con 7.8seg para llegar a los 100 Km/h desde una posición estática y una velocidad máxima de 213 Km/h.

La suspensión es independiente en las cuatro ruedas con McPherson adelante y Multibrazo atrás. Mientras que los frenos son de discos en las cuatro esquinas, ventilados adelante y sólidos atrás.

 

Interior

Tanto el ensamble como la calidad de los materiales utilizados en el interior del SEAT Leon FR 1.8 FSI son muy buenos, dignos de cualquier producto del grupo. El único –ligero- problema es que el diseño ya se nota anticuado. Algunas pantallas con retroiluminación roja y las superficies planas de la parte central del tablero lo hacen verse desactualizado. Cabe señalar que no estamos diciendo que sea algo malo, simplemente que se notan los años en el diseño.

Dejando el tema de la actualidad a un lado, los asientos se sienten muy cómodos, de hecho, todo el interior es muy confortable, espacioso y práctico. Las plazas traseras cuentan con buen espacio y el toldo es alto, por lo que no hay problema en acomodar a personas de grandes dimensiones.

El nivel de equipamiento también cumple bastante bien. Encontramos sistema de control de clima automático de dos zonas; cristales, seguros y espejos eléctricos; computadora de viaje, control de velocidad crucero, encendido de luces automático, controles de audio en el volante, sensor de lluvia para encender los limpiadores de manera automática, sensores de estacionamiento en la parte trasera y un sistema de sonido con ocho bocinas, Bluetooth para el teléfono, entrada USB y auxiliar, además del lector MP3 de seis discos en la parte frontal.

Además del buen nivel de equipamiento, el Leon FR 1.8 FSI cumple bastante bien en el tema de seguridad activa y pasiva con seis bolsas de aire, cinco cinturones de tres puntos, cabeceras para todas las posiciones, anclajes ISOFIX para las sillas de bebé, ABS, control de tracción, control de estabilidad, asistente de frenado, DSR (sistema de respuesta dinámica) y el diferencial electrónico autoblocante XDS para evitar el subviraje en una curva.

 

Manejo

La vida detrás del volante del Leon FR 1.8 TSI resulta bastante fácil. En la versión automática DSG, la transmisión se ocupa inteligentemente de realizar los cambios de manera que los ocupantes no se enteren además de ahorrar combustible al mantener las revoluciones en la parte baja. En la versión manual el pedal de embrague como los recorridos de la palanca son muy suaves y por si fuera poco, cuenta con sistema de asistente en pendientes que frena el auto por unos instantes aunque no se esté pisando el pedal, esto hace mucho más fácil manejarlo.

Como nos tocó probar la versión don DSG de siete relaciones, no fue necesario usar nuestro pie izquierdo lo cual se agradece enormemente en situaciones de tránsito pesado. La respuesta del acelerador tiene un ligero retardo como en toda motorización turbo, pero al ser un motor pequeño y de no demasiada potencia, cuando éste empieza a comprimir el aire no se siente esa patada de los autos turbo sino que es más progresivo.

La transmisión funciona de maravilla hay que decirlo, aprovecha muy bien la curva de torque del motor y realiza los cambios de manera instantánea. Si se quiere exprimir aún más los 160 Hp del cuatro cilindros, hay que colocar la palanca en posición S o hacer los cambios de manera manual mediante las paletas colocadas detrás del volante o la misma palanca para así permitirle al motor subir más de revoluciones y aprovechar toda la potencia y el torque.

Los tintes deportivos de la versión incluyen una suspensión más rígida pero la verdad es que ésta funciona perfectamente para tramos citadinos diarios donde es necesario pasar por topes y baches, además de que la altura es generosa. En carretera además de ser cómoda, también permite un paso más alegre, curveando muy bien y agarrándose al asfalto en todo momento.

 

Conclusión

Como podrás haber notado el Leon FR 1.8 TSI fue de nuestro agrado. Es un auto muy completo, es práctico, cómodo, bien equipado, seguro y que además tiene ciertos tintes deportivos para quienes gustan de manejar más aprisa. Efectivamente no será el auto más actual pero la verdad es que el precio nos parece un acierto, sobre todo esta versión que se posiciona entre los motores 1.4 y 2.0 TSI.

¿Qué opinas? Cuéntanos