Test drive

Manejamos en Austin el Dodge Dart 2013

El primer hijo del matrimonio entre FIAT y Chrysler ha resultado toda una revelación

Manejamos en Austin el Dodge Dart 2013

Austin, Texas. La firma norteamericana Dodge está de manteles largos, no sólo por el hecho de que regresa al segmento de los compactos con su nuevo Dart 2013 luego de siete años de ausencia, sino también por que este vehículo es el primero en beneficiarse de un desarrollo conjunto entre FIAT y Chrysler, al emplear concretamente la plataforma del Alfa Romeo Giulietta.

El nombre Dart tiene su origen en 1960, cuando debutó el Dodge Dart original, mismo que se vendió hasta 1976 marcando toda una historia de éxito para la marca, gracias a sus 3.6 millones de unidades vendidas. Si bien es cierto, el nombre no es familiar para muchos integrantes de generación de los Millenials, o en su caso recordarán los modelos Dart basados en la plataforma K, pero de cualquier manera se trata de un nombre con posicionamiento e historia.
  
Quizá una de las características más atractivas que posee el nuevo Dart es la capacidad de personalización, gracias a los 12 colores exteriores, 14 interiores, seis diferentes tipos de rines y seis combinaciones de trenes motrices (esto para el mercado de EU).

Bajo el cofre

Empezando por la parte mecánica tenemos que las versiones base emplean un motor de 4 cilindros y 2.0 litros de desplazamiento que entrega 160 hp y 148 lb-pie de torque que se acopla a transmisiones manual o automática (de origen Hyundai) de 6 velocidades y que se emplea en las versiones SE, SXT, Rallye y Limited.

La siguiente es una vieja conocida de Grupo FIAT y que hemos visto en aplicaciones como el Alfa Romeo MiTo o FIAT Bravo, se trata de un cuatro cilindros de 1.4 litros Turbo con tecnología Multiair que entrega también 160hp, pero unas excelentes 184 lb-pie de torque disponibles desde los 2,500 giros. En este caso las transmisiones disponibles son también de seis velocidades pero la automática es de doble clutch. Esta motorización está disponible para las versiones SE, SXT, Rallye y Limited.

Por último, la versión tope de gama que se denomina R/T emplea un 2.4 litros de 184 hp y 171 lb-pie de torque con tecnología Multiair que comparte las mismas transmisiones del motor 2.0 litros.

Cabina Tecnificada

A simple vista destaca en el interior del nuevo Dart la pantalla táctil de 8.4 pulgadas (la más grande del segmento) que integra los sistemas como: navegador, climatizador, sistema de audio, cámara de reversa, etc. En las versiones más equipadas también se emplea en el cluster de instrumentos una pantalla TFT de 7 pulgadas configurable que puede entregar todo tipo información relativa a los instrumentos o la computadora de viaje, por ejemplo.

Evidentemente se ofrecen conexiones para iPod, teléfono móvil, que se pueden operar desde el volante multifunción. Aditamentos que ya son obligados en el competitivo segmento.

La iluminación de ambiente de LEDs le confiere al interior del Dart una atmósfera moderna y colorida, al tiempo que contrasta con el negro que se utiliza en muchos de los casos.

Algunos de los detalles que separan al Dart de su competencia son el volante con calefacción, las 10 bolsas de aire y por supuesto el sistema de navegación.

Tras el volante

No hay que olvidar que esta es la plataforma del Alfa Romeo Giulietta y si algo hay que reconocerle a Alfa es que sus autos siempre se han manejado muy bien, esos beneficios se han transmitido al Dart 2013 prácticamente sin alteraciones aun cuando para esta aplicación la el auto es 12 pulgadas más largo y dos más ancho. El Dart es un auto que se planta muy bien en el asfalto, con un comportamiento bastante noble, la dirección pese a ser de asistencia eléctrica presenta buen nivel de firmeza y retroalimentación.

Es importante tener en mente que se trata de un vehículo desarrollado (en apenas 18 meses) para el mercado norteamericano, y por lo tanto presenta un ajuste de suspensiones más suave del que estamos acostumbrados a ver en un vehículo europeo. Aun así el auto se siente sólido y bien construido, con excelente aislamiento acústico.

Solo tuvimos oportunidad de probar el modelo 2.0 litros acoplado a una transmisión automática, en donde se destaca un excelente rendimiento de combustible y suavidad de operación, en este punto el nuevo modelo de Dodge tiene una ventaja sobre el otro auto del segmento que ofrece niveles de tecnología y equipamiento similares que es el Ford Focus, ya que la caja automática de seis cambios del Dart es más suave y refinada que la Power Shift de doble clutch del ejemplar de la casa del óvalo azul. 

Desgraciadamente, el Dodge Dart 2013 no llegará a Venezuela y sólo se comercializará en el Continente americano en Canadá, México, Estados Unidos y Chile.

Rubén Hoyo, enviado recomienda

Cuéntanos que opinas