Test drive

Manejamos en Mallorca el nuevo Audi A3 2013

El líder del segmento de los compactos de lujo se revoluciona por completo

Manejamos en Mallorca el nuevo Audi A3 2013

Cuando hablamos de importancia de productos, entendemos que por ejemplo en el caso de la marca de los cuatro aros el A8 sea muy significativo en cuestión de tecnología y diseño, pero en cuanto a ganancias y números de ventas el A3 es probablemente el producto más cuidado y detallado de Audi. Así que para esta nueva generación, la marca ha aventado la casa por la ventana y mostrado al mundo lo que realmente es capaz de hacer.

Empezando por el diseño, podemos hablar de una evolución pues aunque es completamente un producto nuevo, los cambios estéticos no están muy bien marcados pues mantiene la herencia de su antecesor y la posiciona en un plano más actual con detalles como la nueva parrilla hexagonal y faros delanteros del resto de la gama.

En términos técnicos, el A3 es de suma importancia no sólo para Audi sino para todo el Grupo Volkswagen ya que debajo encontramos la nueva plataforma MQB, la cual será adaptada para absolutamente todo producto nuevo del grupo –esto abarca desde el pequeño Polo, Ibiza y Audi A1 hasta las gigantescas camionetas como Touareg, Cayenne y Q7.

Para Audi, el A3 representa el 20% de sus ventas globales y más de 2.8 millones de unidades vendidas desde su introducción en 1996 y si a esto le sumamos las recientes lanzaminetos al segmento como el renovado BMW Serie 1, el nuevo Mercedes-Benz Clase A y el Volvo V40 que intentan arduamente tomar un pedazo del pastel que está comiendo la marca de los cuatro aros, entendemos la gran presión que existe por mantenerse como líderes y ofrecer un producto superior en todos los sentidos.

Las dimensiones respecto a la generación anterior prácticamente idénticas, sólo que la distancia entre ejes sí ha aumentado, haciendo los voladizos más cortos y logrando que el habitáculo sea más amplio y cómodo para sus ocupantes.

Un punto muy importante es el del interior pues con autos compactos que ofrecen un gran nivel de conectividad e interacción con el cliente, las marcas de lujo han empezado a explotar este aspecto hasta convertirlo en algo vital para cautivar a los clientes. En este caso, el Audi A3 2013 se ha beneficiado de la tecnología, diseño y materiales utilizados en autos más grandes como el A8, A7 y A6. Entonces –dependiendo de la versión claro- encontramos la nueva generación de MMI (Multi Media Interface) con pantalla retráctil en el tablero de alta definición, mapas de navegación GPS con vista 3D, ajustes en el modo de conducción e interconectividad entre el teléfono celular y el sistema de audio del auto que va más allá de sólo recibir llamadas, sino compartir la conexión de datos del mismo, comandos de voz y -nuevo en este segmento- el panel touch para escritura con el dedo como en el A8 que le da más opciones al usuario para ingresar una dirección por ejemplo.

El rediseño del interior va bastante más allá de modificar el sistema de info-entretenimiento. El tablero por ejemplo, utiliza un diseño que da la impresión de estar “flotando” al no cargar prácticamente nada en la consola central. Las líneas horizontales que lo forman dan la sensación de una mayor amplitud y contrastan con las salidas del aire acondicionado redondas.

Los hatchbacks medianos de lujo también necesitan ser prácticos, así que la cabina es más espaciosa, pero además ofrece un gran volumen de carga con 365 litros en la cajuela que pueden ampliarse con sólo abatir el asiento trasero hasta alcanzar los 1,100 litros. Algo también destacable es que las plazas traseras son más grandes así que ahora no resulta tan difícil que tres adultos viajen atrás en el A3 2013.

El gran enemigo de los autos modernos –tanto para desempeño como para emisión de gases contaminantes y consumo de combustible- es el peso, así que Audi le ha dotado de un nuevo cofre y salpicaderas delanteras de aluminio al Audi A3 pero no se ha detenido ahí sino que el mismo material ha llegado a otras áreas del vehículo que antes eran fabricadas en acero, hoy son de aluminio estructural templado para obtener un bajo peso. Con esto y algunas otras medidas dietéticas, el equipo de desarrollo del A3 2013 se enorgullece de decir que éste es 80 Kg más liviano que su antecesor –en la versión con motor 1.4 TFSI. Esto significa que con sólo 1,165 Kg, el nuevo A3 tiene la misma masa que el A3 de primera generación pero con mucha más calidad de materiales, equipamiento y seguridad.

Otro aspecto que notamos al volante es la insonorización que realmente se siente premium, de hecho salvo por un pequeño chiflido que se produce en los espejos laterales, todos los ruidos exteriores quedan completamente aislados para los ocupantes del habitáculo.

Esta rigurosa dieta a la que fue sometido se siente a la hora de estar tras el volante. El A3 se percibe más atlético, liviano y ágil en aceleración, curveo y frenado lo cual realmente se agradece en un vehículo de estas proporciones y con aspiraciones deportivas.

Tanto con el motor 1.4L como el 1.8 -ambos de cuatro cilindros- la respuesta del acelerador es muy buena y dependiendo del modo de manejo que se seleccione (auto, comfort, dynamic o economic) la transmisión hace los cambios de manera más rápida y agresiva o suaves y a bajas revoluciones.

Las versiones quese comercializarán de entrada serán todas en tres puertas (después le seguirán las de cinco puertas –sportback-, un nuevo sedán y el convertible). Con los nuevos y mejorados motores, se logra un mejor desempeño pero también una mejora de hasta un 17% menos consumo de combustible.

En Europa, el Audi A3 2013 empezará sus ventas el 31 de mayo de 2012 para realizar las primeras entregas en agosto del mismo año.

Algo interesante que nos compartió en la presentación la marca de los cuatro aros es la introducción de un motor a gas para finales de 2013 que seguramente dará de qué hablar.

Héctor Mañón texto y fotos recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos