Test drive

SEAT Ibiza 2013 a prueba

Con esa nueva cara ¿se mantendrá como el favorito del segmento?

SEAT Ibiza 2013 a prueba

Antecedentes

El SEAT Ibiza además de ser el producto más exitoso de la marca española, es también el favorito de su segmento. Se ha situado como un auto juvenil, práctico y con tintes deportivos pero como todo producto moderno, necesitaba una revitalización a la mitad de su tiempo de vida (antes del cambio de generación).

Con esta actualización estética, el SEAT Ibiza 2013 cuenta con un nuevo frente conformado por nuevos faros, parrilla y fascia delantera mientras que en la parte trasera sólo han cambiado las calaveras que ahora funciona con LEDs.

La gran pregunta entonces es: ¿Podrá mantenerse como líder en su segmento con estos ligeros cambios estéticos?

Precio: $223,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Como comentábamos anteriormente, los cambios en esta renovada generación del SEAT Ibiza se remiten a lo estético así que encontramos prácticamente las mismas versiones y motores que antes.

Primero encontramos el cuatro cilindros 2.0L de 115 Hp y 125 Lb-pie de torque acoplado a la transmisión de cinco relaciones de accionamiento manual que ya conocemos. Si quieres la versión automática, tienes que optar por el motor más pequeño, el 1.6L de 105 Hp y 113 Lb-pie de torque pero a cambio obtienes la excelente transmisión de doble embrague robotizada (automática en términos coloquiales) de siete relaciones con modo manual en la misma palanca.

Encontramos frenos de disco en las cuatro ruedas con sistema ABS, además de bolsas de aire para conductor y pasajero, cinturones de tres puntos en todas las plazas, control electrónico de estabilidad y sistema ISOFIX para las sillas de los infantes.

 

Interior

Por dentro, las cosas se han mantenido iguale pero la verdad es que entendemos que no necesitaban cambiar mucho. El espacio es bastante bueno en todas direcciones, sí tal vez las plazas traseras no sean las más espaciosas pero para su tamaño creemos que son funcionales y no se sacrifica volumen de carga.

Es el tema del info-entretenimiento, nos desilusionó ligeramente ya que uno esperaría más cambios en este aspecto, el sistema de audio luce y se siente desactualizado y la funcionalidad no es la mejor a pesar de contar con entrada USB, Auxiliar y conectividad Bluetooth.

Los plásticos y calidad de ensamble resultan atractivos para este segmento… y precio, de hecho creemos que son bastante adecuados para lo que este auto ofrece.

Manejo

En un principio, la combinación del motor 1.6L y la transmisión DSG podrían dar la impresión de no ser suficientes para mover este pequeño hatchback, pero una vez que entiendes que la caja realiza los cambios a muy bajas velocidades para ahorrar combustible y que el motor tiene mucho más que ofrecer, empiezas a disfrutar el manejo de este Ibiza 2013.

Al circular en ciudad, en la posición de D de la palanca, el consumo de combustible es resguardado por la transmisión al no permitir que la aguja del tacómetro suba demasiado con cada cambio y al tener siete diferentes relaciones, lo hace muy natural y sin esfuerzo.

Lo mejor de todo es que con sólo pasar la palanca a la posición S –Sport- el motor sube hasta el límite de revoluciones con cada cambio y te das cuenta que en realidad es bastante rápido para su tamaño. Y no termina ahí, sino que la suspensión a pesar de ser cómoda para la ciudad también ofrece muy buen agarre en las curvas, logrando un buen balance entre diversión, confort y practicidad.

Si de algo nos podríamos quejar es que a ciertas horas del día, cuando el sol está pegando directamente a la parte superior del tablero, éste se refleja en el cristal y obstaculiza la visión. Eso y que la palanca de los controles del audio cerca del volante está del lado izquierdo y no del derecho como en la mayoría de los coches, serían los únicos detalles que podríamos calificar como “malos”.

 

Conclusión

Los ligeros cambios del nuevo SEAT Ibiza 2013 pueden no ser muchos, de hecho son meramente estéticos… y frontales. Pero la verdad es que ha probado ser un muy buen producto, confiable, estilizado y práctico entonces ¿para qué cambiar esa receta que les ha funcionado? Sí, tal vez nos hubiera gustado ver un tablero más moderno o un sistema de audio con una pantalla o más “Gadgets” pero la verdad es que la versión que probamos con el motor 1.6L y transmisión DSG de siete velocidades sigue siendo un excelente balance entre precio-beneficio.

Respondiendo a la pregunta que planteamos al principio, todo parece indicar que –por lo menos como se encuentra el mercado actualmente- sí seguirá siendo el favorito.

Héctor Mañón texto y fotos recomienda

Cuéntanos que opinas