Test drive

Volkswagen Multivan 2012 a prueba en México

El transporte ejecutivo de acuerdo a la marca alemana

Volkswagen Multivan 2012 a prueba en México

Antecedentes

El Volkswagen Multivan es la respuesta de la marca para un segmento de vehículos ejecutivos en los que los clientes viajan atrás y es importante mantener un ambiente cómodo, práctico y por supuesto también lujoso.

Está basado en el vehículo comercial Transporter para pasajeros –que a su vez está basado en la versión “panel” de carga del mismo. Sólo que a diferencia del Transporter para pasajeros, éste cambia completamente el interior –algunas cosas en el exterior- y el equipamiento para competir contra otros SUV ejecutivos como Chevrolet Suburban, Ford Expedition, GMC Yukon, etc.

La pregunta entonces es ¿realmente está a la altura de este tipo de “camionetas ejecutivas”? En nuestra prueba la responderemos.

 

Características técnicas y mecánicas

Al igual que las otras versiones de Transporter, el Multivan utiliza un propulsor de cuatro cilindros turbo diésel de 2.0L de desplazamiento que entrega 140 Hp y 250 Lb-pie de torque pero está acoplado a la transmisión robotizada de doble clutch, DSG, de siete cambios. La tracción se manda al eje delantero para que todo el tren motriz quede por delante de las ruedas delanteras, logrando una superficie completamente plana y muy baja en todo el habitáculo.

En cuanto a seguridad, el Multivan cuenta con ABS, ESR (control anti deslizamiento), ESP (control de estabilidad), asistente de arranque en pendientes y seis bolsas de aire.

 

Interior

Hablando del interior, podemos separarlo en dos temas: el de la parte delantera (conductor y pasajero) y el de la parte de atrás (donde suponemos que el cliente de este tipo de autos quiere viajar).

Empezando por la primera parte, ésta se enfoca mucho al conductor. Sí, los asientos también están forrados en piel pero la posición de manejo delata que este vehículo nació como uno comercial. Al centro del tablero encontramos la pantalla táctil de 6.5 pulgadas desde la que se controla todo lo que tiene que ver con el sistema de audio y la navegación. Éste admite conexiones Bluetooth para el teléfono o para un reproductor MP3, además de las ya tradicionales entradas de CD Mp3 y frecuencias de radio.

Algo muy cómodo es la posición de la palanca de la transmisión que está empotrada en el tablero y no en el piso como normalmente sucede en los autos. Esto le permite al conductor alcanzarla más fácilmente cuando la requiere como por ejemplo para realizar los cambios de manera manual.

También, más abajo están los controles del aire acondicionado tanto para la parte delantera como la trasera. Los cristales son eléctricos al igual que los seguros.

Para describir la parte trasera es mejor imaginar una caja vacía. Los asientos delanteros están fijos en un mismo sitio, pero todo lo que encontramos atrás es completamente personalizable y removible. A lo largo del piso en la parte trasera encontramos una serie de rieles que permiten colocar los asientos del interior (dos asientos individuales y una banca corrida que están forrados también en piel y alcántara) y los accesorios.

La banca, naturalmente va en la parte de hasta atrás y con ésta se puede elegir entre más espacio para la cajuela o para los ocupantes. Después están los dos asientos individuales que forman la primera fila de asientos. Éstos se pueden girar para que queden de frente a la banca trasera o como normalmente se encuentran en las SUV y minivanes, hacia adelante. Además está la mesa que corre en los rieles centrales que se puede abatir o dejar al centro para que los cinco ocupantes de la parte trasera hagan uso de ella.

Si recuerdas bien, dijimos que todo esto es personalizable y removible, así que si el cliente así lo gusta, puede quitar la banca y comprar otros dos asientos individuales para que cuatro pasajeros viajen más cómodamente, o de plano remover todo y dejar sólo dos asientos con muchísimo espacio (muchas opciones que estuvimos probando en Autocosmos).

 

Manejo

Aunque esta parte tal vez no sea la más interesante para el cliente de estos vehículos ya que normalmente es un chofer el que se encarga de ella, hay que decir que el manejo del Multivan es muy agradable. El motor no es especialmente potente (con sólo 140 Hp cualquier Minivan o SUV lo supera) pero la cantidad de torque que entrega –la principal ventaja de un motor diésel- le permite mantenerse con un motor 4cil. que entrega muy buen consumo de combustible y también ocupa un espacio menor para un tamaño más compacto y maniobrable del total del vehículo.

La transmisión robotizada de doble embrague (DSG de siete velocidades) es muy cómoda además de rápida –algo que también contribuye a un gasto menor de combustible- y permite realizar los cambios de manera manual mediante la palanca si así se quiere.

Algo que sí está en desventaja contra sus competidores SUV es que la suspensión no es tan suave y cómoda como en éstas. No es que sea incómoda ni que se sienta como una camioneta de carga sino que sí le falta un poco de amortiguación en ciertas circunstancias para lograr el confort de un SUV normal.

Circular en el tránsito citadino resulta muy fácil y gracias a que las ruedas delanteras giran bastante, el radio de giro del Multivan es como el de un auto grande. Además, la transmisión automatizada y las asistencias como la de la dirección, sensor de lluvia, computadora de viaje, retrovisor electro crómico y la de arranque en pendiente, lo convierten en un vehículo muy fácil de manejar.

El sistema de navegación funciona bastante bien y el de audio con ocho bocinas hace que la música suene muy bien en donde quiera que estés viajando dentro del vehículo.

En carretera, el Multivan responde bastante bien para ser un vehículo de estas dimensiones que puede alojar hasta a siete pasajeros y con motor de cuatro cilindros. En una subida prolongada es difícil pasar los 120 Km/h pero también ¿quién querría hacerlo con tanto peso y tantas personas? Si de todas formas se es suficientemente osado para hacerlo en una bajada por ejemplo, la suspensión del Multivan lo mantiene muy bien pegado al suelo, aunque sí se nota cierto movimiento –comprensible- de la carrocería, los frenos responden muy bien en todas situaciones.

Si se viaja atrás, se puede disfrutar del espacio y comodidad de los asientos y la practicidad de la mesa del centro, además de poder controlar el aire acondicionado de manera independiente.

 

Conclusión

Si comparáramos el Multivan contra otras minivanes familiares, éste estaría en una gran desventaja (el precio) pero si lo acercamos contra los SUV tradicionales en los que la gente de negocios acostumbra moverse, tiene más oportunidades. Si bien es imposible blindar este vehículo (como sus principales competidores), por otro lado es uno que llama mucho menos la atención, de hecho ¡nadie lo voltea a ver en la calle! Así que es bastante seguro en ese sentido. Fuera del hecho de que la suspensión no se siente como un malvavisco como en una Suburban por ejemplo, puede que le cueste algunos clientes pero es también ponerse muy exigente. Contestando a la pregunta que planteamos al principio, sí creemos que es una buena opción para algún ejecutivo que guste de un vehículo más práctico, menos llamativo y que además es completamente configurable pero sólo el tiempo –y las ventas- dirán si este Multivan será la opción para muchos ejecutivos o se quedará como la respuesta a la pregunta que nadie hizo.

Cuéntanos que opinas