Test drive

Honda Accord EXL Navi 2013 a prueba

El rey de los medianos se renueva para defender su corona

Honda Accord EXL Navi 2013 a prueba

Antecedentes

Pocos son los vehículos que pueden presumir del abolengo y prestigio que tiene el Honda Accord, el sedán mediano de la firma nipona ha dominado su segmento y marcado el camino a seguir por sus competidores por mucho tiempo ya.

Para 2013, el Accord se renueva por completo (aunque no lo parezca) y presenta su novena generación que como dato interesante, es más corto y menos alto, aunque si algo más ancho. El renovado Accord 2013 además abandona la suspensión de doble horquilla adelante, adopta una caja CVT y sí, por inverosímil que parezca ya equipa computadora de viaje.

El segmento de los autos medianos sin embargo se ha renovado por completo y la competencia es más feroz que nunca; Altima, Malibu y Fusion presentaron sus nuevos modelos apenas el año pasado, mientras que Camry y Passat tienen tan solo un año en el mercado más que los tres anteriores. La pregunta lógica es, ¿ha logrado Honda mantener a su Accord como la referencia del segmento?


Características técnicas y mecánicas

La versión probada fue la EXL de L4, que equipa una mecánica de 2.4 litros con la primera aplicación de inyección directa para un motor Honda de cuatro cilindros y que entrega 185 hp y 181 lb-pie de torque. Dicha mecánica se acopla ahora a una transmisión continuamente variable CVT, abandonando así la veterana caja automática de 5 relaciones del modelo anterior.

La geometría de la suspensión cambia de la tradicional doble horquilla a un sistema mucho más tradicional como lo es el McPherson y aunque cualquiera pudiera inferir que la decisión se ha tomado en función de los costos, Honda afirma que más bien se trata de disminuir peso y ahorrar espacio que era necesario para acomodar una estructura más robusta de cara a la protección en caso de impactos frontales. El eje posterior mantiene una configuración multibrazo.

Por lo que hace a la seguridad, el Honda Accord 2013 ofrece: Bolsas de aire frontales, laterales y de tipo cortina, ABS, Sistema Electrónico de Estabilidad VSA, Control de Tracción TCS, sistema de anclaje para sillas de Bebé LATCH y sensores de estacionamiento con cámara de reversa que está disponible a partir de la variante EXL Navi.

Confort

En el interior, encontramos un habitáculo espacioso, ergonómico y con buena calidad de materiales, hay que reconocer que las preocupaciones que se generaron a raíz de la llegada del compacto Civic 2012 y que provocaron tanto eco como para que Honda se decidiera a efectuar un pequeño rediseño para el modelo 2013 que evidentemente se enfocó en mejorar la calidad del interior se quedaron solo en eso, en una preocupación, ya que los interiores del Accord 2013 están al nivel de lo que el fabricante nos tiene acostumbrados.
 

La consola central está dominada por una gran pantalla LCD de 8 pulgadas ubicada en la parte superior que despliega información relativa a funciones del equipo de Audio que en este caso es de 7 bocinas incluyendo un subwoofer con interfaz USB y Bluetooth audio, funciones del teléfono que también se conecta vía la interfaz Bluetooth y navegador que dicho sea de paso admite comandos de voz.


Adicionalmente existe otra pantalla táctil de 5 pulgadas, ubicada en el centro de la consola que permite controlar algunas funciones también del audio, teléfono o navegación. Aunque de primera instancia resulta intrigante el porqué de la decisión de montar 2 pantallas en el vehículo, en lugar de optar mejor por una sola pantalla táctil de grandes dimensiones como lo hacen el Malibu o el Fusion por poner un ejemplo, lo cierto es que desde el punto de vista de ergonomía o funcionalidad  no afecta en absoluto.

Por último, en la parte inferior de la consola se encuentra un mando circular rodeado de distintos botones que permite operar también, los elementos ya antes mencionados, al igual que el climatizador bi-zona. Este mando tiene un funcionamiento y apariencia muy similar al controvertido pero revolucionario iDrive de BMW o el MMI de Audi.

Evidentemente elementos como cristales y espejos, asientos eléctricos con memorias, quemacocos, mandos en el volante y asientos forrados en cuero también están presentes.

 

Manejo

Tras el volante y como siempre el Accord no decepciona, el vehículo de Honda se percibe ágil, sólido y bien balanceado, el cambio de geometría de suspensión adelante no ha afectado en absoluto las maneras impecables de este sedán mediano. El motor de cuatro cilindros acoplado a la caja CVT ha resultado una gratísima sorpresa, ya que la capacidad de respuesta es excelente, pero los consumos son bastante contenidos.

Mención aparte merece la transmisión CVT (jamás me han gustado este tipo de transmisiones), ajusta rapidísimo, es de funcionamiento muy suave y aporta mucho en términos de economía de combustible, la mejor caja de variador continuo que he probado,  se puede decir que Honda ha vencido a Nissan en su propio juego, aun cuando la del Altima ha presentado una mejora sustancial y quizá entregue mejor consumo de combustible. Lo cierto es que la aplicación del Honda Accord es sorprendente y balancea perfecto las exigencias de potencia para rebases o recuperaciones, con el consumo.

Con 1,529 kilos, el Honda Accord 2013  es más ligero que su predecesor y casi 1 segundo más rápido que su en el 0–100 km/h, asimismo muestra un aplomo excelente y es bastante comunicativo. Aun cuando se trata de un sedán familiar, el mediano de la firma nipona no deja de ser un vehículo agradable de manejar y con muy buenas maneras, algo que simplemente no le podemos pedir a un Camry.

Conclusión

No cabe duda, el Honda Accord sigue siendo el rey de los medianos, balancea perfectamente los atributos requeridos en un coche familiar como el espacio tanto para ocupantes como de carga, pero además es eficiente y de buen manejo. La compra inteligente sin embargo es la variante EXL de 4 cilindros, los casi 430 mil pesos que pide Honda por la versión V6 no se justifican, ya que además de la evidente adición de una mecánica de seis cilindros con caja de seis cambios, en cuanto al equipamientos se ganan poquísimas cosas y en ese nivel de precios la balanza se inclina en favor de productos como Serie 3, Clase C o Audi A4.


 

Rubén Hoyo / Fotos: Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos