Novedades

Autos Clásicos: Peugeot 405 T16

Mientras nuestro equipo cruza EUA rumbo al Hill Climb de Pikes Peak, para ver a Sebastien Loeb y su Peugeot 208 T16 te contamos la historia del antecesor que triunfó en 1988.

Autos Clásicos: Peugeot 405 T16

Antecedentes:

Hill Climb de Pikes Peak es la segunda carrera con mayor tradición en el vecino país del norte, la primera edición se llevó a cabo en 1916 y solamente superada por las 500 millas de Indianapolis, que se celebró por primera vez en 1913 y es prudente comentar que el primer triunfador de las "500" fue un Peugeot, piloteado por Jules Goux.

En 1981 los organizadores de la también llamada “Race of clouds” decidieron abrir una categoría sin limitaciones de potencia, tracción y diseño, algo muy similar a los famosos y descomunales autos del Grupo B de FIA en esos años.

La categoría denominada “Unlimited” hizo voltear a los grandes fabricantes de vehículos europeos que se disputaban el WRC, marcas como Audi se vieron enormemente interesadas en participar en una carrera de cualidades y complejidad únicas, celebrada en el territorio del mercado más grande del mundo.

La historia específica del proyecto Pikes Peak para Peugeot empezó –sin ellos saberlo- en 1986 cuando la FIA canceló el Grupo B de Rallies a raíz de la muerte de Henri Toivonen y Sergio Cresto en el Rally de Corcega a bordo de un descomunal Lancia S4, debido a esto todos los fabricantes que se disputaban el Campeonato Mundial de Rallies se quedaron con los desarrollos que se apegaban al Grupo B de FIA y de pronto sus poderosos vehículos ya no tenían un campeonato en donde competir, y decidieron migrar hacia las pruebas denominadas Rally Raid como el Paris Dakar y el Hill Climb de Colorado.

Peugeot compitió en el Pikes Peak inicialmente con el 205 T16 con el que obtuvo muchos logros en el seno del WRC, pero para las largas curvas que comprenden la ruta de ascenso de casi 20 kilómetros de dicha montaña en Colorado, la corta distancia entre ejes del 205 resulto ser perjudicial para el pequeño “hatchback”, la solución fue crear un vehículo con mayor distancia entre ejes, así es que Peugeot pensó en matar dos pájaros de un tiro al crear una versión “Pikes Peak” del modelo 405, el cual se empezaba a vender en suelo estadounidense.

 

Peugeot 405 Turbo 16

Un vehículo creado para la ocasión con una carrocería espectacular, inmensos alerones más una probada mecánica, robusta y poderosa, el 405 fue tomando forma usando materiales nuevos en esa época, y nos referimos al Kevlar y la fibra de carbón, tendría la misma configuración del 205 T16, es decir, una estructura tubular, con el motor central transversal, turbocargado y con 16 válvulas colocado lo más bajo posible para un menor centro de gravedad, como la categoría “Unlimited” de Pikes Peak permitía todo los ingenieros de PSA,comandados por un sujeto llamado Jean Todt, le agregaron al 405 T16 un eje trasero direccional, es decir, las ruedas traseras también giraban para incrementar el agarre y hacerlo más veloz en cada una de las 156 curvas del recorrido mixto de camino a la cima (desde 2011, la totalidad del trazado de 20 kilómetros del Pikes Peak es completamente asfaltado)

El motor de aluminio de cuatro cilindros es de 1,905 cc (1.9 litros) entregaba para placer del piloto 600 Hp a las 7,000 rpm gracias a un inmenso turbo Garret, la fuerza de torque de 542 Lb-pie, disponibles desde las 4,500 revoluciones. La transmisión venía de los desarrollos para el WRC y se trató de una TJ6 de cambios manuales en H que enviaba la tracción a los dos ejes. ¡Todo un hito tecnológico para esa época, dirección en las cuatro ruedas y tracción integral!

A todo este bagaje tecnológico hay que sumarle un peso -muy bajo- de 880 kilos que representa una relación de peso-potencia de 0.68 hp por kilo.

El 405 Turbo 16 obtuvo dos victorias en la carrera de Colorado 1988 a manos del piloto finlandés Ari Pieti Uolevi Vatanen –mejor conocido como Ari Vatanen- que logró devorar los 20 kilómetros del trayecto en un tiempo récord ese año, parando los cronos en 10:47´220, al año siguiente el estadounidense Robby Unser logró la victoria, más no logró romper el récord de Vatanen.

 

Te invitamos a disfrutar las imágenes de este atípico auto y disfrutar un video que grabó “Peugeot Automobiles” en aquella época que hizo historia

Climb Dance

¿Qué opinas? Cuéntanos