Novedades

Peugeot 208 T16 Pikes Peak

Conoce los detalles y la forma de construcción de un auto que pasará a la historia

Peugeot 208 T16 Pikes Peak

El fabricante de automóviles Peugeot, ahora se encuentra un poco fuera de los reflectores del deporte motor de primera línea, si bien no ha dejado de apoyar a categorías promocionales en Europa, su participación en competencias de talla internacional han sido pocas en los últimos años, la más reciente es su participación en categoría LMP1 de Le Mans, en donde compitió varios años (2007-2011) con algunos triunfos y éxitos con un vehículo propulsado con un motor diesel.

Ahora Peugeot decide regresar a la escena internacional, en una carrera atípica, en la cual ya tiene experiencia y fue ganador hace más de veinte años (ver nota relacionada del Peugeot 405 T16).

Para tal efecto decidió construir un vehículo descomunal, poderoso, intimidante y con el único propósito de ganar de nuevo en el Hill Climb de Pikes Peak, la segunda carrera de mayor tradición en Estados Unidos.

La decisión de Peugeot por participar con la intención de ganar en la edición del 2013 de dicha competencia fue tomada en el mes de septiembre del 2012, es decir hace menos de un año. ¡La tarea era grande y el compromiso mucho más!

Así pues, tras meses de arduo trabajo, el equipo especial de competición de Peugeot, compuesto por lo mejor de lo mejor en cuanto a Ingeniería y mano de obra calificada nace el 208 T16, y bien podíamos decir que es una evolución del famoso 405 T16 por la forma en la que fue construido, al más puro estilo de los descomunalmente poderosos Grupo B de FIA de los años ochenta.

La idea era utilizar la mayor cantidad de componentes del Peugeot 908 HDI FAP que compitió en Le Mans del 2007 al 2011.

Por la premura de tiempo y altos costos, el desarrollo de un monocasco de fibra de carbono fue desechado, en lugar de materiales compuestos se recurrió a una estructura tubular de cromomolibdeno (acero de alta resistencia y ligero). La motorización inicial pensada en un inicio era la misma que utilizó el 908 de Le Mans –un V12 de 5.5 litros biturbo (HDI FAP)- pero por razones de ingeniería, no fue así, los desarrolladores decidieron instalar un motor de gasolina V6 (ES9J4S) de 3.2 litros dotados de dos turbocargadores que entrega 875 hp.

Las similitudes que tiene el 208 T16 con el prototipo creado para Le Mans son las más emblemáticas, empezando por el inmenso alerón trasero, el cual fue instalado respetando sus dimensiones originales, la toma de aire sobre el toldo también es la misma del prototipo que ganó la carrera de resistencia en 2009. La suspensión delantera y los frenos también provienen del 908, lo que si es un desarrollo nuevo es la transmisión, ya que el 208 T16 tenía que ser de tracción total y hablando de la tracción, esta llega al piso con unas llantas que Michelin desarrollo, unos “slicks” 31/71 x18 para los prototipos LMP1 que compitieron en la pasada edición de las 24 Horas.

Así pues en pocos meses, y utilizando una técnica de construcción tubular de autos de carreras que la industria abandonó hace más de 20 años, el 208 T16 Pikes Peak nació en uno de los talleres de Peugeot Sport.

 

¿Quieres saber datos duros?

Motor: V6 de 3.2 litros (gasolina) de ¡875 HP!

Peso: 850 kilos

Relación Peso-Potencia:  más de 1 HP por Kilo ¡Una locura!

Ejemplares fabricados: 1

Objetivo: Romper el récord existente en el ascenso a la cima del Pikes Peak que es propiedad de Rhys Millen, con 9:46,164 obtenido en el 2012 a bordo de un Hyundai Genesis.

Piloto encargado de efectuar tal hazaña: Sebastien Loeb, Nueve veces Campeón del Mundo de Rallies (WRC)

 

Disfruta el video y la galería de imágenes de este impactante bólido.

 

Peugeot 208 T16 Pikes Peak

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos