Test drive

Audi R8 V10 Plus 2014 a prueba en México

El renovado súper auto de los cuatro aros con mejoras significativas

Audi R8 V10 Plus 2014 a prueba en México

Antecedentes

El Audi R8 es el súper deportivo de la marca de los cuatro aros y para el modelo 2014 ha recibido un ligero ajuste en el diseño y mejoras mecánicas eran inminentes para este modelo 2014.

Los cambios estéticos incluyen unos nuevos faros y calaveras de LEDs, paletas de cambios en el volante más grandes, diferentes puntas de escape, nuevos diseños de rin, más opciones de colores para la carrocería y algunas otras mejoras mecánicas que detallaremos más adelante que hacen todavía mejor este auto de dos plazas.

Estas mejoras fueron para toda la gama del R8, incluyendo desde el V8 con 430 Hp, el V10 con 525 Hp y para la nueva versión V10 Plus que se beneficia de unos 25 Hp extras y 58 Kg menos de peso. Cabe señalar que también se contemplan la versión descapotable del V10, salvo el V10 Plus y V8 que sólo están disponibles en forma coupé.

 

Características técnicas y mecánicas

Si bien el Audi R8 se desprende de su hermano mayor, el Lamborghini Gallardo, ahora con estos cambios para el modelo 2014 es un animal completamente distinto. Como comentábamos anteriormente, la versión V10 Plus se incorpora a la gama del R8, entregando otros 25 Hp extras del V10 de 5.2L y manteniendo las 398 Lb-pie de torque. Pero sin lugar a dudas, el mayor cambio (y que también se agradece) es el de la transmisión que ahora en lugar de ser la R-Tronic (manual robotizada de un clutch), es la S-Tronic de siete velocidades y doble embrague, haciendo los cambios todavía más rápidos ganando practicidad en el uso citadino (la otra caja se calentaba en situaciones de tránsito pesado y había que neutralizarla mientras se esperaba en los semáforos) y mejorando el consumo de combustible.

Como es tradición en la marca –y obviamente en su deportivo estrella- la potencia se manda a las cuatro ruedas mediante el sistema de tracción integral quattro que distribuye la fuerza del motor dependiendo de cómo se vaya necesitando, con prioridad al eje posterior para dar un manejo más deportivo.

Para la versión V10 Plus (la cual tuvimos oportunidad de probar), Audi optó por darle algunos cambios técnicos además de darle más potencia al motor. Dentro de estos cambios encontramos los asientos deportivos de ajuste manual (que le quitan peso sobre los eléctricos), frenos de carbón cerámico, menos aislante de ruido para la cabina, un tanque de combustible más pequeño y el uso extensivo de la fibra de carbón en el interior y en las tapas del motor que sobra decirlo, ¡luce espectacular!

 

Interior

Ya comentábamos en el apartado anterior sobre el uso de la fibra de carbón para el interior y es que está prácticamente en todos lados. Algo que nos gustó mucho es que toda está en terminado brillante, excepto la parte de arriba que queda cerca del parabrisas para evitar los reflejos con el sol (¡esos alemanes piensan en todo!). Todo lo demás, está forrado en piel de excelente calidad que además le da un aroma de auto caro a todo el interior.

No es noticia que Audi siempre está entre los mejores fabricantes y diseñadores para los interiores y el R8 V10 Plus 2014 está a la altura de estas calificaciones. No se escuchan ruidos por piezas flojas, es cómodo, amplio, tiene buena visibilidad hacia el exterior y cuenta con amenidades como el sistema de info-entretenimiento con GPS, conexión Bluetooth, reproductor de CD’s, entrada USB, etc.

También lo podemos calificar como práctico ya que detrás de los asientos se pueden guardar cosas y la cajuela es suficientemente amplia como para un viaje de las dos personas que pueden ir dentro del auto.

El sistema de sonido tiene muy buen fidelidad pero como veremos a continuación, no es el mejor sonido que se puede escuchar en el Audi R8 V10 Plus.

 

Manejo

El R8 siempre ha sido uno de nuestros autos favoritos y la verdad el único punto malo que encontrábamos era el de la transmisión que si bien era efectiva para manejar rápido en pista o carretera, en ciudad era una verdadera pesadilla. Ésta se calentaba en el tránsito y al ser una caja manual robotizada, había momentos en los que el “duende” o computadora que mueve el embrague se quedaba atontado –sobre todo subidas y movimientos raros en el pedal del acelerador. Ahora, todas estas “fallitas” se han ido por completo gracias a la transmisión S-Tronic de siete velocidades.

Los cambios los realiza en milésimas de segundo y son prácticamente imperceptibles, simplemente el motor de 10 cilindros empuja y sigue empujando con fuerza hasta el límite de las rpm pasadas las 8,000.

La dirección es tan directa que parece telepática, apenas estás pensando en dar la vuelta cuando el auto ya está apuntando en la dirección deseada. Y aunado a esto, está la suspensión que a pesar de ser más rígida en la versión Plus, es bastante cómoda y ofrece niveles de agarre impresionantes.

Por supuesto todo esto se puede llevar al límite mediante el modo de conducción Sport que modifica la reacción del acelerador, la dirección la hace más dura, los cambios más rápidos (además de aguantar el cambio hasta el tope de las rpms) y de manera separada se puede seleccionar la suspensión más firme pero lo mejor de todo es el escape que se libera un poco para dejar cantar el V10 que está colocado a las espaldas de los ocupantes. El sonido es agudo, potente y adictivo (¡sobre todo en los túneles!) y complementa perfectamente la sensación de manejar un auto exótico como lo es el Audi R8.

Durante nuestro tiempo de prueba nos enfrentamos a todas las situaciones de manejo (carretera, tránsito pesado, lluvia, topes, etc) y podemos decir que a pesar de ser un auto sumamente deportivo, el R8 tiene también la capacidad de ser usado todos los días (para quienes no les importa llamar la atención en todo momento). Sí, la suspensión es baja y hay que pasar los topes con cuidado, pero no más que otros autos deportivos de menor calibre.

 

Conclusión

Los cambios para este nuevo Audi R8 2014 fueron sin duda los más acertados. De por sí el R8 ya nos gustaba, ahora con la nueva transmisión, nos encantó. Audi atacó el punto más débil del R8 anterior y lo mejoró, así es como se debe de realizar una actualización de un auto. Sin duda es mucho dinero pero también para quien está pensando en comprar un auto deportivo de ese nivel está por debajo de otros exóticos con Ferrari e inclusive su hermano “mayor” el Lamborghini Gallardo y no se sacrifica deportividad en lo absoluto.

 

Héctor Mañón texto y fotos recomienda

Cuéntanos que opinas