Novedades

¿El nuevo Ford Mustang 2015 está inspirado en un concepto?

La nueva generación del icónico deportivo recuerda a un concepto italiano de 2006

¿El nuevo Ford Mustang 2015 está inspirado en un concepto?

Ford decidió festejar los 50 años de su Pony Car anticipando al mundo la nueva generación del Mustang. El modelo combina líneas clásicas con algo de Kinetic Design y más sensualidad, justo como hizo ItalDesign en 2006 cuando presentó su propia versión “europeizada” del mítico deportivo norteamericano.

Analicemos bien al nuevo Mustang, destaca la sobreelevación del cofre que demuestra poderío (y también ayuda a cumplir con la normativa de protección a peatones), por la parrilla en forma de pirámide trunca, propia del Kinetic Design y por el perfil fastback, es decir con el techo en prolongada caída, que recuerda a las mejores encarnaciones del Mustang en el pasado. Sin embargo, lo más llamativo son las líneas curvas.

Las superficies sinuosas fueron creadas para generar más sensualidad y aquí es justo donde entra en escena –o en mí memoria- el Mustang by Giugiaro, presentado en 2006 poco después de la introducción de la quinta generación del modelo Yankee. El concepto italiano justamente tomaba las líneas retro de ese Mustang y les agregaba toques de distinción y elegancia propios de los modelos europeos.

En el Mustang by Giugiaro podemos apreciar un cofre más curvo que se inclina hacia abajo en la trompa y la línea de cintura que se despliega hacia abajo para golpear con las salpicaderas traseras, en resumen sumando elementos de GT al muscle car. Inclusive, las dos líneas de expresión laterales, las que dan cabida a una parte hundida en las puertas, lucen igual en los Mustang italiano y norteamericano.

Obviamente, no podemos decir que Ford se copió de ItalDesign para crear al nuevo Mustang, la conclusión que sacamos es que la nueva generación del deportivo fue creada bajo el plan One Ford de crear modelos globales, es decir que debe tener un diseño que sea aceptado en todo el mundo. Justamente ahí es donde aparece ese toque de sabor europeo.

Seguramente esta será la generación del muscle car norteamericano que finalmente podrá reinar fuera de su tierra de origen, o al menos Ford lo intentará esta vez.

 

 

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos