Test drive

Manejamos el Peugeot 308 2016

Una nueva apuesta de la casa del león rampante al competido segmento de los hatchbacks compactos.

Manejamos el Peugeot 308 2016

Antecedentes

La serie 300 de Peugeot ha ido evolucionando a lo largo del siglo XX y lo que va del XXI,  nace en los años treinta, con el 301 y pocos años después evolucionó al 302 (1936), extrañamente no hubo nomenclatura 303 y hubo que esperar hasta 1969 para conocer el 304, el 305 por su parte nace en 1977.

El 306 fue el primero de la segunda época de Peugeot venían importados de Chile y se comercializaron en nuestro país hasta inicios del nuevo milenio, el 307 se empezó a comercializar en 2002 y apenas cinco años después se develó el 308.  En el 2013 el fabricante francés presenta una evolución del vehículo con un diseño más fresco y una variedad de motorizaciones misma que se hizo del reconocimiento de European Car Of The Year 2014.

El 308 que ahora nos ocupa es una evolución total, es decir que aunque no cambió de nombre no es un facelift, se trata de un vehículo completamente nuevo al anterior 308.

Características Técnicas y Mecánicas

Las dimensiones del 308 lo ubican en el segmento de los Hatcbacks compactos, la longitud total es de 4,253 mm, la anchura es de 1,863 mm, la altura es de 1,457 mm y la distancia entre ejes es de 2,620 mm, teniendo un peso total de 1,255 kilos.

Bajo el cofre encontramos un motor transversal de la familia EP6DT de 1.6 litros asistido por un turbocompresor, dicho propulsor fue desarrollado en conjunto con BMW y eroga 150 caballos de fuerza en el rango de las 6,000 rpm y que nos entrega 177 Lb-pie a 1,400 rpm. La tracción llega al eje delantero gracias a una trasmisión automática de seis cambios, con opción a cambios manuales con movimientos basculantes de la palanca.

Dentro de los puntos a considerar y novedosos en el segmento son la iluminación principal completamente de LED (Full LED) y en el apartado de seguridad ofrece bolsas de aire frontales, de cortina y laterales, frenos ABS

Confort

Lo más interesante y propositivo del modelo es la posición del cuadro de instrumentos y las dimensiones del volante, al estilo del 208.

El conductor ve el clúster sobre el volante, no a través de el como en casi todos los vehículos, esto en un inicio es un tanto cuanto desconcertante ya que no estamos habituados a ello, además de la ubicación el funcionamiento es bastante peculiar, ya que el velocímetro análogo nos grafica la velocidad de una forma tradicional, con una aguja que recorre el dial de izquierda a derecha, el tacómetro lo hace justamente al revés, es decir, cuando está en reposo, la aguja está ubicada en la parte derecha del dial, y conforme se acelera dicha aguja hace su recorrido de forma inversa, de derecha a izquierda, un dato también desconcertante pero que nos hace notar esas características que hacen muy especiales a los coches franceses, por ejemplo cuando circulamos a 130 km/h y el motor gira a 4 mil rpm, ambas agujas se posicionan a las 12 horas de un reloj común y corriente. Hablado del volante, este es de diámetro reducido y no es completamente circular, el diseño es oval y cuenta con controles del equipo de audio y para la manipulación del teléfono enlazado vía Bluetooth, y ya que hablamos de protocolos de comunicación y de interacción entre el conductor y el vehículo les comentamos que cuenta con una pantalla táctil 9.7 pulgadas colocada en el centro del tablero, y manipulando los distintos menús, se puede controlar el sistema de aire acondicionado, el equipo de audio, mostrar la imagen de la cámara de reversa y verificar algunas funciones del funcionamiento del vehículo. Las tapicerías son de tela que se aprecia de buena calidad y resistentes, con una combinación te texturas que lo hace verse ameno y deportivo.

Un punto que hay que resaltar de la versión es el toldo de cristal panorámico con el que está equipado, abarca casi toda el área del habitáculo, cuenta con una cortina eléctrica para mitigar un poco los rayos del sol. Si el sol es demasiado fuerte la cortina dejará pasar los rayos del astro rey y el manejo se tornará un poco incómodo.

El área de la cajuela es la más criticable, ya que es pequeña en comparación de sus competidores del segmento, el asiento trasero es abatible 40-60%.

Manejo

La mejor parte cuando se trata de un vehículo turbocargado, como bien lo mencionamos, los 150 hp de poder y el peso de 1,255 kilos nos entrega una relación de menos de 10 kilos por caballo de fuerza, que bien podemos intepretar como un vehículo ágil.

El desempeño en ciudad es muy satisfactorio y la incómoda presencia del “Turbo Lag” es casi inexistente gracias al buen escalonamiento te la transmisión automática, que rápidamente “encuentra” la relación adecuada y nos permite salir avante de casi cualquier situación, si el manejo es en carretera o autopista las situación se puede tornar muy divertida y conducir con buenos promedios, si el camino es sinuoso es diversión se multiplicará, ya que el aplomo de la suspensión es muy bueno y que absorbe muy bien las imperfecciones de la carretera, si dejar de mencionar que presenta una retroalimentación con el conductor, haciéndole sentir en la parte baja de la espalda lo que pasa en el eje trasero, y en el volante lo que sucede en el eje delantero.

Aquí hay uno de los pocos inconvenientes que tienen los motores de inducción forzada, si se abusa del pedal de acelerador, el incremento en el consumo será súbito e inmediato, y aquella sonrisa que se nos dibujó cuando acelerábamos en la carretera desaparecerá cuando veamos la cantidad de combustible que nuestro 308 se bebe cuando visitemos la gasolinería después de una sesión de manejo veloz, y como mero dato cultural hay que ponerle Premium, que es la gasolina más cara.

Conclusión

Un hatchback con un desempeño muy satisfactorio, con un buen nivel de equipamiento y un diseño fresco y muy agradable.

No la tiene nada fácil, ya que marcas como VW, SEAT, Ford y Mazda con sus modelos Golf, León, Focus y Mazda3 respectivamente por mencionar a los contendientes más representativos del segmento.

Sin dudarlo es un producto de nicho, que no es para todo el mundo, el que lo entienda establecerá una fuerte unión con el vehículo, y con la marca. Además es prudente comentar que es un producto 100% francés, hecho que causará beneplácito a los fanáticos recalcitrantes de la marca.

Probamos el Peugeot 308 2016

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos