Test drive

Manejamos el Audi A6 2016

Sofisticado, silencioso y muy gratificante

Manejamos el Audi A6 2016

El Audi A6 es un producto en extremo relevante para la firma de los cuatro aros, fue el modelo que en su segunda iteración sentó las bases de diseño que le permitirían a la marca llamar la atención de los compradores que tradicionalmente solo volteaban a ver a Mercedes-Benz o BMW.

Actualmente se encuentra en su cuarta generación, misma que llegó al mercado en 2011 como año modelo 2012. Lo que tenemos aquí entonces es un facelift de mediados de ciclo de vida, los cambios estéticos se notan en los faros ahora con tecnología Matrix Full LED, parrilla, fascias, calaveras y difusor posterior.

La gran novedad es que la gama de motores disponible ahora se compone solamente de unidades sobrealimentadas, de 1.8 y 2.0 litros con tracción delantera y en el tope de gama el V6 de 3.0 litros con tracción quattro. Todos ellos acoplados a transmisiones S-Tronic de doble clutch y siete velocidades. Un punto que no podemos dejar de resaltar es el hecho de que ya no se ofrece una variante diésel, que sí estaba disponible cuando la actual generación del A6 llegó al mercado.

 

Características técnicas y mecánicas

Bajo el cofre encontramos el mismo V6 de 3.0 litros supercargado del modelo anterior, sin embargo Audi incorporó algunas mejoras interesantes. Por principio de cuentas pesa 7 kilos menos, la fricción interna se redujo en un 9% y el supercargador es de embrague magnético, por lo que se desconecta cuando no es requerido para así mejorar las cifras de rendimiento. La potencia se mantiene en los 333 hp y 324 lb-pie de torque.

La transmisión S-Tronic de doble clutch cuenta con tecnología de rueda libre, por lo que se desacopla cuando soltamos el acelerador. Asimismo incorpora tecnologías como Start & Stop y Launch Control.

Es importante mencionar que mantiene esa estructura de aluminio con algunos paneles de la carrocería en el mismo material, tales como: puertas, salpicaderas delanteras, cofre y cajuela.

 

Confort

En el interior se mantienen los acabados y ensamble de primer nivel, el cluster de instrumentos fue rediseñado y ahora alberga una pantalla de generosas dimensiones en donde podemos ver información relativa a la computadora de viaje, navegador, sistema de audio o interfaz del teléfono. La palanca selectora y botonería del MMI también presentan cambios.

El A6 cuenta con un climatizador automático de cuatro zonas, interfaz bluetooth para teléfonos móviles, volante multifunción (que ya luce un diseño algo anticuado) y un pad que permite ingresar datos mediante reconocimiento de caracteres que dependiendo de qué tipo de información vayamos a ingresar cambia a numérico o letras. Lo anterior quiere decir que si estamos ingresando un teléfono o una estación de radio solo se habilitan números, mientras que si se trata de una dirección para el navegador nos permite hacerlo a mano alzada para así reconocer las letras o números.

Si bien es cierto, no hay queja sobre el A6 en cuanto a calidad de materiales o experiencia premium ya que todo lo que vemos y tocamos se percibe acorde a un vehículo de lujo, es un hecho que del lado del equipamiento nos queda a deber y mucho, faltan elementos como: Head Up Display, Alerta de Colisiones, Alerta de Cambio de Carril, enfriamiento y calefacción en asientos, entre otros.

No podemos dejar de mencionar que el A6 ofrece una calidad de marcha impecable, silenciosa y muy confortable, en ese aspecto supera las expectativas.

 

Manejo

Tras el volante lo primero que destaca es la mejora de aislamiento acústico, esto se logró gracias a la incorporación de unos nuevos cristales y parabrisas acústicos que en conjunto otorgan una cabina 8db más silenciosa.

El Audi A6 bien puede ser un mullido y confortable automóvil o un ágil y brioso sedán gracias a que cuenta con diferentes programas de manejo que se pueden seleccionar mediante el mando MMI; en modo Efficiency, los cambios se hacen al régimen de giro más bajo posible, el climatizador funciona de forma más eficiente, mientras que las funciones de rueda libre y el Start & Stop se activan en cada oportunidad en aras de entregar el mejor consumo posible. En este modo de conducción nuestro mejor registro de consumo fue una extraordinaria cifra de 12.66 km/l en un trayecto de 38 km en ciudad, aunque jamás pudimos repetirlo.

Al seleccionar el modo Dynamic, la dirección y suspensión se hacen más firmes y el binomio motor transmisión están preparados en todo momento para entregar todo el poder con cualquier insinuación del pedal del acelerador. Aquí el A6 es bastante más rápido y ágil de lo que esperaríamos considerando sus dimensiones. Es en estos casos en que se notan esos kilos menos producto de la adopción masiva del aluminio tanto en chasis como en ciertos paneles de la carrocería.

Si queremos viajar relajados y con total comodidad la elección debe ser el modo Confort, en el que el A6 se convierte en una sala rodante, aquí nos habría gustado un equipo de audio firmado por Bang & Olufsen y no es que el Bose lo haga mal, pero como bien dicen por ahí hasta en los micros hay rutas.

Conclusión

El Audi A6 es un sedán de lujo verdaderamente gratificante de manejar, que gracias a toda la tecnología aplicada puede consumir tan poco como un pequeño subcompacto, emular la gran comodidad de un sofá o entregar un desempeño lleno de emoción y adrenalina. El V6 supercargado nos demuestra una vez más que los V8 ya no son necesarios, incluso a estos niveles.

El interior también luce y se percibe excelente entregando la experiencia Premium que cualquiera que esté pagando un millón de pesos estaría esperando. El único punto negativo que encontramos es que viene configurado sin muchos elementos que creemos obligatorios en este nivel de precio. Tanto por sistemas de seguridad de última hornada como por elementos de conveniencia, muchos de los cuales ya están presentes en segmentos inferiores.  

El Audi A6 compite en un segmento exigente y con volúmenes muy contenidos en donde también participan el BMW Serie 5 o el Mercedes-Benz Clase E, aunque también podemos encontrar otros ejemplares como el Infiniti Q70, Acura RLX, Cadillac CTS y el Jaguar XF.

 

Audi A6 2016 a prueba

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos