Novedades

Renault Sandero RS se presenta

Convivimos con este modelo deportivo preparado por Renault Sport en La Carrera Panamericana 2015

Renault Sandero RS se presenta

Este es el Renault Sandero R.S. 2016, un modelo que llegará para complementar la oferta de deportivos de la marca. Como bien lo dice su nombre, se trata de un Sandero, el pequeño hatchback de entrada a la marca, pero preparado por la división de autos deportivos, Renault Sport en Francia.

La estética es la que encontramos en el recién renovado Sandero Stepway 2016, pero con un toque más deportivo y rasgos parecidos a los de su hermano mayor, el Clio R.S. 200 que se lanzó en este 2015.

Si piensas que sólo se trata de un tratamiento estético, te equivocas ya que Renault Sport realmente se preocupó por desarrollar un vehículo digno de portar las insignias R.S. Mecánicamente encontramos un motor más grande, ahora es el cuatro cilindros pero de 2.0L con 145 caballos de fuerza –el mismo de la Renault Duster- acoplado a una transmisión manual de seis velocidades. Los cambios también se hacen presentes en la suspensión más baja y firme, los frenos de disco en las cuatro ruedas y la dirección. El resultado es un auto muy parecido a lo que era el Clio Sport de 2001, sólo con un poco menos de potencia pero también de peso.

Con sólo 1,150Kg de peso en la báscula, logra acelerar de 0 a 100 Km/h en 8.5seg, nada mal para un auto de estas proporciones y que promete un precio cercano a los $250,000 pesos.

El interior tiene elementos interesantes como los asientos deportivos con detalles R.S., el volante deportivo más grueso, el pomo de la palanca, detalles en color rojo en el tablero y el panel de instrumentos exclusivo para esta versión. El equipamiento será el máximo que podremos encontrar en el Sandero, con sistema de control de clima automático de una zona y el sistema de info-entretenimiento que consta de una pantalla sensible al tacto con navegador y radio AM/FM/USB/MP3/Aux.

Antes de su arribo, Renault lo presentó en la edición 28 de La Carrera Panamericana. Donde fungió como auto insignia y corrió al frente de todo el pelotón de autos participantes. Recorrió más de 3,000 Km a ritmos de competencia y nosotros nos subimos como copilotos de uno de ellos en el último día de la famosa competencia.

Llegamos a Zacatecas, donde pasamos la noche antes de partir muy temprano por la mañana rumbo a Durango, donde nos aventuramos hacia Mazatlán por carreteras de doble sentido y autopistas. Realizamos nuestra tarea de copiloto/navegante como pudimos, pero creo que hicimos buena labor. Nos tocó recorrer dos de las etapas más difíciles de todo el rally, las del llamado “Espinazo del Diablo”, la antigua carretera libre que va de Durango a Mazatlán que consta de muchísimas curvas cerradas, cambios de ritmo e interminables barrancos llenos de paisajes verdes.

El pequeño Sandero R.S. se comportó como los grandes, la aceleración tal vez no sea la más brutal pero para un auto de estas proporciones es muy buena. Sin duda lo que más nos impresionó fue el agarre en las curvas que hizo que diéramos muy buenos tiempos con un auto completamente original y sin jaula de seguridad.

A los que aún no confían en los productos de la marca, podemos asegurarles que en los más de 3mil kilómetros de recorrido, a los dos coches no se les hizo nada mecánico, fuera de una rotación de llantas, los frenos, suspensión y neumáticos fueron los mismos con los que se venderá. Esto nos sorprendió mucho, sobre todo después de vivir en carne propia el castigo al que fueron sometidos este par de autos.

 

Nuestras primeras impresiones

Es difícil poder decir cómo se maneja un auto desde el asiento del copiloto, pero de acuerdo a nuestra experiencia y cómo vivimos esta Carrera Panamericana 2015 a bordo del Sandero R.S., creemos que se parece mucho a lo que era el Clio 2 R.S. –la generación anterior que se comercializó entre 2001 y 2005, un pequeño hatchback con buena potencia, suspensión muy desarrollada y un manejo divertido.

Ahora, que gracias a la transmisión de seis velocidades, en realidad podría desarrollar más velocidad tope, o por lo menos viajar a un régimen de revoluciones por minuto menor que en el Clio anterior, algo que también favorecerá el consumo de combustible.

Los acabados interiores sí siguen siendo como los del Sandero, tal vez un poco mejores con el cambio de generación pero los detalles de la versión definitivamente le da un "noseque" que nos llama la atención. El auto se siente sólido y durable pero ya tendremos oportunidad de convivir más tiempo con éste y sobre todo, detrás del volante.

 

Posicionamiento

Sus rivales serán el Chevrolet Sonic RS con 138 caballos y el Suzuki Swift Sport con 135 Hp

 

Mientras tanto, disfruta nuestra galería de fotos del Sandero R.S. en La Carrera Panamericana.

 

 

 

 

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos