Test drive

Primer contacto con el MINI Cooper S Clubman 2016

Es más grande, más cómodo, pero igual de ágil que sus hermanos.

Primer contacto con el MINI Cooper S Clubman 2016

La firma británica trae a nuestro país el nuevo producto de la gama, el MINI Cooper S Clubman, es el  vehículo más grande producido dentro de la marca, pero que hereda todas las cualidades de lujo y prestaciones mecánicas que caracterizan a todos los autos MINI de los últimos años. Tuvimos un primer contacto con él por lo que te revelamos lo más sobresaliente.

Al crecer en tamaño el MINI Cooper S Clubman, sube de segmento para ahora competir en los Compactos Premium.  Tiene una longitud de 4.25 m, un ancho de 1.8 m y una distancia entre ejes de 2.67 m. Como dato curioso es más corto que un Mazda 3 Hatchback por 18.29 cm y es ligeramente más largo que un Volkswagen Golf por sólo 2 mm más.

En relación al diseño tiene los elementos característicos de la nueva gama MINI como son faros redondos LED con intermitentes laterales blancas, parrilla hexagonal, salpicaderas más anchas, entradas de aire laterales para una mujer aerodinámica y nuevos rines de 18”.

Al ser más grande esto le otorga un buen espacio para pasajeros delanteros, pero permite que los traseros vayan mucho cómodos. Lo comprobé personalmente y tenía suficiente espacio para la cabeza como las piernas considerando mi altura de 1.77 metros.

Por supuesto al crecer de tamaño, la cajuela ahora es más grande, su diseño de Split Doors  hace que subir cosas sea cómodo como “original” pues eliminamos la necesidad de levantar una puerta. Tiene una capacidad de 360 L, pero si se abaten los asientos sube hasta 1,250 L.

De los motores disponibles uno de 1.5 L 3 cilindros de 134 Hp twin turbo, nos llega sólo el más potente y esto se agradece por supuesto. Éste es 4 cilindros, de 2.0 L twinturbo de inyección directa, con 192 caballos y 207 Lb-pie de torque. La transmisión es automática de ocho velocidades , hay una manual de seis pero no está disponible.

Hablando de prestaciones según revela la marca tenemos que con un peso de 1,390 Kg, acelera de 0 a 100 Km/h en 7.1 segundos con una velocidad máxima de 228 Km/h. El rendimiento de combustible combinado es de 16.7 Km/l.

Referente a equipamiento viene de lo más completo y es lo menos que podíamos esperar por el precio que se paga. Se destacan el sistema de infoentretenimiento con pantalla de 8.8” con controlador táctil iDrive cuenta con navegador, radio, MINI Coonnected con MINI Apps, conexión USB, Auxiliar como por Bluetooth, Head-up display, techo panorámico, sistema de audio Hi-Fi por Harman/Kardon de 12 bocinas y luz de bienvenida en puertas, ambiental interior y consola central. Para mejorar el desempeño al mismo tiempo que el confort trae dirección electrónicamente asistida, control de amortiguador como control de crucero con función de frenado, entre muchos otras cosas más.

El el rubro de seguridad mencionamos primordialmente seis bolsas de aire -dos frontales, dos laterales  y dos de cabeza para plazas delanteras como traseras. Control de estabilidad como tracción, ABS al igual que sensores de estacionamiento delanteros-traseros acústicos y visual en pantalla central.

Sobre nuestras primeras impresiones del MINI Copper S Clubman, comencemos hablando que el diseño es el mismo que otros modelos de la marca de última generación. No obstante a la vista sí se muy largo, por lo que hay que acostumbrarse y tener en mente que este auto evolucionó a otro segmento para ofrecer mejores prestaciones de confort. Quizá a los puristas de la marca no les agrade, pero es un hecho que la firma británica está atreviéndose hacer cosas diferentes.

Hermos de reconocer que el espacio en plazas traseras es muy bueno y en ningún momento se nos complico el acceso a las mismas, como lo sería en el caso de un Cooper de cinco puertas.

La calidad de materiales –piel en diversas partes como volante de cuero- al igual que equipamiento es de lo más completo. Cuenta con tres modos de manejo: Green, Mid y Sport. Manejamos el Sport principalmente por ser el más divertido y por entregarnos lo mejor de desempeño.

En general (y veremos cómo le va cuando hagamos la prueba a fondo), el auto se comporta de maravilla, es cierto es más grande y pesado. Pero la verdad que con el motor de 2.0L de 192 Hp ni se siente –lo probamos a nivel de mar, ya veremos cómo se comporta a la altura de la Ciudad de México.  Es muy ágil, brioso como maniobrable en cualquier circunstancia nos gustó mucho la respuesta inmediata del acelerador  y pudimos correrlo hasta los 160 Km/h –el auto te da más si le exiges sin ningún problema. La transmisión es de lo mejor pues al ser de ocho velocidades hace los cambios muy precisos, usando las paletas detrás del volante –únicas para nuestro mercado- se pueden hacer los cambios rapidos, las relaciones respoden al instante.  La dirección como el trabajo de la suspensión se aprecia en cada giro del volante como al rodar las llantas, la primera es cómoda pero retroalimenta bien las condiciones del camino y la segunda otorga una estabilidad de primera al momento que aminoran muy bien las condiciones del camino, dando una sensación muy suave.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos