Lanzamientos

Volkswagen Beetle Dune se presenta

Se convierte en la versión más cara de este modelo

Volkswagen Beetle Dune se presenta

Tras la aparición de las ediciones especiales Fender, X-Box, R-line, 50 Aniversario y Allstar, llega el Volkswagen Beetle Dune 2016.

Antes de entrar en detalle, es importante recordar que esta versión parte de los conceptos presentados por Volkswagen en los últimos años, el más reciente de ellos fue el Beetle Dune Concept que hizo su debut en el Auto Show de Detroit 2014.

Haciendo referencia a los clásicos Baja Bugs de la década de 1960, este Volkswagen Beetle Dune 2016 que toma como base al Beetle Turbo destaca principalmente por la gama de colores exclusiva de la carrocería -amarillo, blanco y bronce-, así como por una serie de elementos que ofrecen una imagen más agresiva. Al igual que el CrossFox y el Cross up!, esta variante del Beetle obtiene un tratamiento estético que inicia con las molduras en las salpicaderas y estribos. Igualmente este “Escarabajo” Dune destaca por el diseño especial de los rines de 18 pulgadas que combina el amarillo o plata, -según la elección- con negro, así como por las cubiertas de los estribos en tono plata. Complementa el trabajo estético el rediseño de las fascias, el difusor, el spoiler y el techo en color negro.

Antes de pasar al interior es importante mencionar dos cosas, la primera de ella es que los grupos ópticos son de LED y la segunda es que la altura respecto al piso es la misma. Si bien, en otros países donde se comercializa esta variante gana 15 mm, en nuestro país ya no fue necesaria esta adaptación debido a que desde un inicio el Beetle que se vende en México fue modificado para poder soportar los baches y topes que habitan en las calles y carreteras.

Una vez situados en el asiento del conductor podemos percatarnos a simple vista que el Volkswagen Beetle Dune 2016 también recibe una serie de alteraciones. Lo primero que llama la atención son los insertos al color de la carrocería en el tablero, paneles de las puertas y cuadro de instrumentos, las costuras de contraste en los asientos forrados de tela y leatherette, así como en el volante y palanca de freno de mano cubierta de cuero.

En el apartado de equipamiento este Beetle Dune goza de una pantalla táctil de 6.5 pulgadas con un sistema de información y entretenimiento compatible con Apple Car Play, quemacocos, sensor de lluvia para los limpiaparabrisas y sensor de estacionamiento. Aún que contiene el display este Beetle carece de cámara de reversa. Junto a lo anterior integra frenos con ABS, control de estabilidad, control de tracción, asistencia para el arranque en pendiente y bloqueo electrónico del diferencial.

Como lo mencionamos al inicio, al estar basado en el Beetle Turbo el Beetle Dune equipa el conocido motor de 2.0 litros que arroja a las ruedas delanteras 210 hp y 207 libras-pie de torque por medio de la transmisión automática DSG de doble embrague de seis cambios. Durante nuestro primer contacto en las carreteras que unen Mexicali con Tijuana, nos permitieron constatar una vez más que este Beetle con motor turbocargado es un deportivo nato. Y es que la compacta carrocería, junto con la potencia acomapañada del bloqueo del diferencial permiten que el vehículo tenga una sobresaliente estabilidad. Obviamente que como todo bloque turbo el “lag” es inevitable en el arranque y en las aceleraciones de recuperación. Como es costumbre tras nuestro primer contacto con esta nueva versión del Beetle tendremos nuestra prueba a fondo.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos