Manejamos el Porsche 911 2017
05-08-2016 Reportes de Manejo

Manejamos el Porsche 911 2017

Manejamos el deportivo alemán por excelencia que ahora incorpora motor turbo en todas sus versiones

Antecedentes

Este es el 911 991-2, la evolución del 991 que se presentó en 2012. Específicamente se trata de la versión Carrera S que es la segunda en cuanto a potencia se refiere. El nombre de Carrera proviene de la famosa Carrera Panamericana celebrada en México en los años 50 y cuya versión moderna se sigue celebrando cada año. Es el Porsche más representativo pero también me atrevo a decir, uno de los autos más emblemáticos de la historia, es decir, todo mundo que lo vea sabe que se trata de un Porsche 911 por su singular forma, sino es así es porque probablemente viva debajo de una piedra.

Las diferencias estéticas respecto al modelo de salida, las encontramos en las fascias con entradas de aire más grandes al frente que además son activas, es decir que se pueden abrir o cerrar dependiendo de las necesidades de refrigeración y aerodinámica automáticamente, los faros ahora cuentan con cuatro puntos de LED que hacen referencia al auto de carreras de resistencia, el 919 Hybrid, las manijas de las puertas se incorporan a la carrocería, las calaveras son más delgadas y finalmente la fascia trasera y más específicamente, la tapa del motor cambian pues ahora encontramos una parrilla que funciona como suministro de aire del motor hacia los intercoolers, los cuales expulsan el aire caliente por la parte baja de la fascia.

El nombre de Carrera proviene de la famosa Carrera Panamericana celebrada en México en los años 50.

 

Características técnicas y mecánicas

Ya que hablamos de intercoolers, es momento de tocar el tema del apartado mecánico, pues es donde encontramos más cambios para esta generación del 911. Mientras que el 911 Carrera S 991 utilizaba el motor más grande que hemos encontrado hasta ahora en un 911 de producción normal, con el seis cilindros 3.8 litros, ahora la marca de Stuttgart dio un paso grande hacia atrás en cuanto a desplazamiento pues detrás del eje posterior encontramos un seis cilindros bóxer sí, pero de 3.0L. Podrías pensar que eso significaría también un retroceso en potencia y torque pero en realidad éste entrega 20 caballos y 44 libras-pie de torque más gracias a un par de turbos en la versión Carrera S.

Probablemente te estarás preguntando ¿qué no las versiones llamadas Turbo, Turbo S y GT2 eran los únicos sobrealimentados? Sí… hasta esta generación, pues ahora encontramos esta solución desde el 911 Carrera.

De esta forma, el 911 ahora es más ligero y produce 420 caballos y 369 libras-pie de torque que llegan a las ruedas traseras mediante transmisiones de siete velocidades manual o PDK de doble embrague, la cual fue revisada para ser todavía más rápida.

Esta versión del 911 con el motor de 420 caballos y la transmisión PDK logra una aceleración de 0 a 100 Km/h de 3.9seg y continúa acelerando hasta alcanzar los 306 Km/h, así que el desempeño está garantizado. La gran mejora está en el consumo de combustible y emisiones de gases contaminantes pues promete hasta 13 kilómetros por litro en un ciclo combinado y sólo 174g de CO2 por kilómetro, cifras de autos más pequeños y de menor desempeño.

Algo nuevo para esta generación es la del eje posterior direccional, tal y como el que encontramos en el Porsche 911 GT3 que probamos hace algunos meses , la cual hay que decirlo es extra para las versiones Carrera y Carrera S. esta dirección mueve las llantas traseras en la misma dirección de las delanteras a alta velocidad para mejorar la estabilidad en curvas pero lo hace en sentido inverso de las delanteras cuando circulamos lento, acortando significativamente el radio de giro y facilitando las maniobras de estacionamiento.

 

El 3.0 litros quizá se vea como un retroceso en potencia y torque pero en realidad éste entrega 20 caballos y 44 libras-pie de torque más que el 3.8 de su antecesor.

 

Confort

El interior de este 911 es como el de todos los productos de la marca, con los mejores materiales por todos lados, una construcción robusta y diseño realmente sobrio. Los cambios para esta generación son pocos pero eso sí muy atinados. Tenemos esta nueva pantalla al centro del tablero que es sensible al tacto y que funciona como una Tablet.

El volante también se cambió para parecerse al del Porsche 918, con un pequeño dial del lado derecho desde los que se controlan los modos de manejo (Normal, Sport, Sport Plus e Individual).

El clúster de instrumentos se forma por cinco relojes justo enfrente de nosotros. El del centro es el tacómetro con una pantalla LCD en la que se puede mostrar el velocímetro, del lado izquierdo el velocímetro análogo, la temperatura y presión de aceite y del lado derecho, el nivel de gasolina, temperatura de agua y una pantalla configurable en la que se puede mostrar el navegador, computadora de viaje o información del sistema de audio por ejemplo.

 

Manejo

Cuando anunciaron esta generación de 911, debo de reconocer que estaba un poco escéptico con esto de los motores turbo pues si bien son una gran solución para mejorar la eficiencia de los propulsores, sacrifican mucha emoción en cuanto a sonido y parte de lo que más nos gusta de los productos de Porsche es el ruido característico de los motores seis cilindros bóxer naturalmente aspirados.

Así que la sorpresa que nos llevamos cuando apretamos a fondo el acelerador por primera vez fue muy grande y grata pues no sólo lograron hacer un motor más pequeño y eficiente sino más potente, divertido y que mantiene la experiencia de sonido de un motor aspirado. En lugar que el turbo haga todo el trabajo como en otros motores en los que si no tienes presión, el auto prácticamente no se mueve, en el caso de este Porsche 911 2017 está para “rellenar” los espacios del seis cilindros y ayudarlo a ser mejor.

Para completar la experiencia, tenemos todo este impresionante desarrollo mecánico en todos los componentes como la dirección que es sumamente directa a pesar de ser eléctricamente asistida, la suspensión que ofrece tres niveles de amortiguación y hasta en la dirección del eje posterior que ayuda a que el auto se sienta completamente plantado en una curva.

La transmisión de doble embrague llamada por la marca PDK hace un muy buen trabajo pues en ningún momento se extraña la manual. Ésta es de siete relaciones y se transforma entre los modos Normal, Sport y Sport Plus para hacer los cambios más rápidos y a más altas revoluciones si es necesario mientras que en el tránsito citadino se vuelve bastante cómoda y amable.

 

En el caso de este Porsche 911 2017, el turbo está para “rellenar” los espacios del seis cilindros y ayudarlo a ser mejor.

 

Probablemente lo que más nos llamó la atención es el impresionante desarrollo alemán de todas las partes mecánicas pues no importa el castigo que se le dé, los frenos no se calientan o empiezan a fatigarse, el motor no se calienta y la transmisión sigue haciendo su trabajo perfectamente.

Por último, para esta generación el 911 estrena el botón llamado Sport Response al centro del dial donde seleccionamos los modos de manejo con el que obtenemos el mejor desempeño de motor-transmisión y suspensión por 20 segundos como para hacer un rebase e independiente del modo de conducción en el que veníamos.

Quizá algo que extrañamos en el sistema de info-entretenimiento es la compatibilidad con Android Auto pues por ahora únicamente está disponible con Apple CarPlay pues la gran mayoría de los clientes de la marca utilizan dispositivos con este sistema operativo.

La calidad de manufactura en general del nuevo 911 es extraordinaria, nos atrevemos a decir que la marca de Stuttgart es la que mejor experiencia entrega a lo largo y ancho de su gama de productos.

 

Conclusión

El nuevo 911 Carrera definitivamente nos sorprendió y es que no solamente lograron que se viera y sintiera mejor sino que desarrollaron el mejor motor turbo que hemos podido probar hasta ahora pues en lugar de utilizar el turbocompresor para elevar la potencia de un motor pequeño, lograron que éste complemente los espacios en los que el seis cilindros no tiene tanta potencia. De esta forma se obtiene un desempeño muy bueno con bajas emisiones de gases contaminantes, menor consumo de combustible pero que no pierde la esencia del motor aspirado con ese encantador sonido de admisión y escape.

 

 

 

Galería Porsche 911 GT3

Porsche 911 GT3

1 de 4

Porsche 911 Carrera S 2017 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos