Industria

Nissan Intelligent Mobility, los carros autónomos y eléctricos son el futuro

La firma nipona pretende lograr un futuro con Cero emisiones y Cero accidentes fatales

Nissan Intelligent Mobility, los carros autónomos y eléctricos son el futuro

Las Vegas, Nevada. En el marco del Consumer Electronic Show, Carlos Ghosn quien por primera dio uno de los famosos Keynote Speech del prestigiado evento de tecnología, presentó la visión a futuro del consorcio franco japonés que busca lograr un futuro con cero emisiones y cero accidentes fatales.

Este ambicioso objetivo se engloba en un programa denominado Nissan Intelligent Mobility que incluye evidentemente todo lo relacionado con el desarrollo de conducción autónoma, autos eléctricos y conectividad a bordo.

Conducción Autónoma

Carlos Ghosn ha sido particularmente enfático tanto en el CES como posteriormente en el Autoshow de Detroit en la inmensa diferencia que existe entre vehículos autónomos y vehículos sin conductor. Y es que aunque parezca que son lo mismo, en la práctica resultan conceptos completamente distintos.

Vehículo autónomo: Hay un conductor y éste decide cuando delegar la función al vehículo, por ejemplo en condiciones de tránsito intenso o en un largo viaje en carretera, sin embargo puede retomar el control cuando lo desee, incluso por el simple gusto de disfrutar un buen paso de montaña.

Vehículo sin conductor: Aquí no hay conductor e incluso es posible que el vehículo ni siquiera esté preparado para tener un operador a bordo, este concepto resulta muy atractivo para reparto de mercancías o transporte público. Autobuses que mueven a los pasajeros por toda la ruta de manera autónoma sin un conductor cafre e imprudente, o inmensos camiones cruzando el país transportando mercancías sin el riesgo que conlleva el cansancio y desgaste del piloto, por citar solo algunos ejemplos.

Regresando entonces, Nissan cuenta con un plan para contar con vehículos autónomos completamente autónomos en las calles para el 2020. La funcionalidad en los vehículos se denomina Propilot y contará con tres etapas de funcionamiento.

Propilot I: Ya disponible en el mercado japonés, a través del monovolumen Nissan Serena, en esta primera etapa el vehículo es capaz de circular en carretera siguiendo en un solo carril. Puede acelerar, frenar y mantener la trayectoria de acuerdo a la necesidad. Como dato interesante, el 60% de las unidades vendidas desde que está disponible esta función cuentan con ella, aun cuando significa una opción con valor de unos mil dólares.

Propilot II: Estará disponible en el mercado en 2018, en esta segunda etapa el vehículo además de contar con la funcionalidad del Propilot I, será capaz incluso de cambiar de carril cuando sea necesario, aunque será todavía exclusivamente para carretera. El Infiniti QX50 que llegará el año que viene contará con esta tecnología.

Propilot III: Llegará al mercado en 2020 y los vehículos ofrecerán funcionalidad autónoma también para circular en la ciudad. El tema es que el nivel de inteligencia artificial que se requiere para que un vehículo autónomo interactúe con todos los elementos que encontramos en la ciudad como: otros autos con conductor, peatones, ciclistas, señales de tránsito y demás es tremendamente compleja, por lo que Nissan en conjunto con la NASA ha desarrollado una tecnología denominada Seamless Autonomous Mobility (SAM) que a resumidas cuentas consiste en que cuando el vehículo autónomo se tope con situaciones muy complejas de resolver, tendrá la posibilidad de solicitar apoyo a un tele operador para ayudarle a tomar la decisión.

Supongamos entonces que nuestro Nissan va circulando en modo autónomo y nos topamos con un cruce en donde se están haciendo reparaciones y nuestro carril está bloqueado. Para cualquier conductor, resolver este dilema es muy simple, tenemos la lógica para determinar que en cuanto tengamos oportunidad y de manera segura podremos seguir nuestro camino invadiendo por un instante el carril contrario. Sin embargo para el vehículo autónomo resultaría inconcebible invadir el carril contrario, porque en la lógica con que fue dotado no debe circular en contra sentido. Entonces, podríamos toparnos con el problema de que el vehículo no cuente con los elementos para tomar la determinación correcta y lo que sucedería entonces es que se quedaría inmóvil.

Ahí es cuando entraría un tele operador para ayudar al vehículo a trazar la ruta adecuada a seguir, para que luego de ese breve instante, el vehículo autónomo recupere el control. El SAM permitirá a Nissan tener vehículos autónomos circulando en las ciudades casi una década antes de lo que sería posible sin esta ayuda.

 

Autos eléctricos

Es muy común que al escuchar autos eléctricos se nos venga a la mente Tesla, está de moda, sin embargo lo cierto es que el eléctrico más vendido del mundo es el Nissan Leaf y por mucho. Sin embargo esto no hace más que cuestionarnos todavía más la razón de que la firma nipona no tenga una gama más amplia de productos 100% eléctricos.

Carlos Ghosn reconoce que la gama tiene que crecer, aunque también es cierto que además del Leaf, la marca cuenta con la van comercial e-NV200. Sin embargo un futuro cero emisiones requerirá de una gran ofensiva de nuevas propuestas eléctricas en los años por venir.

La segunda generación del Nissan Leaf está a la vuelta de la esquina, posiblemente tan pronto como en el Auto Show de Tokio este año, este nuevo Leaf que se sabe, estará basado en el IDS Concept tendrá funciones autónomas, así como servicios de conectividad de próxima generación, incluso podría representar el debut del asistente personal inteligente Cortana de Microsoft.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos