Toyota Highlander 2017 debuta
12-03-2017 Lanzamientos

Toyota Highlander 2017 debuta

Además de un nuevo frente, su conjunto mecánico también presenta importantes mejoras

Si bien, el modelo anterior ya presentaba los argumentos necesarios para ser considerado como una opción de compra válida dentro del segmento de los crossovers con tres filas de asientos, contaba con un par de puntos flacos que lo hacían palidecer frente a algunos competidores más modernos como la Mazda CX-9 2017 por poner un buen ejemplo.

Por suerte, la firma no se durmió en sus laureles y después de casi un año de su debut internacional en el Salón de Nueva York 2016, introduce a nuestro mercado a la actualizada Toyota Highlander 2017, la cual no sólo aprovecha este facelift para renovar su imagen, sino también para pulir algunas de sus debilidades, sobre todo a aquellas relacionadas con su conjunto mecánico y desempeño dinámico. En este punto puedo adelantar algo, sin duda, es un vehículo más equilibrado.

Como es evidente, en lo referente al apartado estético su principal novedad reside en un frente rediseñado el cual estrena la característica parrilla en forma trapezoidal presente en los últimos lanzamientos de la marca, además de grupos ópticos, rines y fascia de nueva manufactura. Si bien tampoco arrancará suspiros a su paso (dicen que en gustos se rompen géneros), éstos cambios son suficientes para darle una imagen más agresiva y robusta. Atrás, las nuevas luces con tecnología LED son lo único a destacar.

Desde que la actual generación de la Highlander comenzara su trayectoria, la calidad de ensambles y materiales es un apartado que por lo general ha generado buenas críticas y ésta no es la excepción, por lo que más allá de la introducción de más puertos USB (tres delanteros y dos traseros), prácticamente todo se mantiene igual. Eso sí, pese a que se nota una agradable sensación de calidad, el paso del tiempo comienza a hacerse presente en diversos mandos.

Por cierto, el equipo de infoentretenimiento está compuesto por una pantalla táctil de ocho pulgadas con sistema de navegación y conectividad con dispositivos móviles. Pero en el caso de la versión Limited Blu-Ray, la dotación se extiende gracias a un sistema Blu–Ray con pantalla de 9”, amplificador externo, 12 bocinas y tomacorriente de 115V AC.

Tal vez, es en el apartado mecánico donde residen los cambios más importantes, ya que el V6 de 3.5 litros ahora incorpora un sistema de inyección D4-S, que de acuerdo a la marca combina al mismo tiempo las bondades de la inyección directa e indirecta de combustible. Ello, junto con un par de trucos extra, elevan la potencia del propulsor hasta los 295 hp y 263 lb-pie de torque. Además, la anterior caja de seis velocidades, fue sustituida por una transmisión de ocho relaciones.

Si nos atenemos a las impresiones de manejo observadas en la Toyota Highlander 2014, vemos que existe una agradable mejora. Y es que más allá de los beneficios que otorgan los 25 hp extras (como una mejor acelaración), posiblemente el accionar de la caja de ocho velocidades es lo mejor que muestra este modelo. Los cambios se realizan con relativa prontitud, pero la delicadeza con la que ocurren son de llamar la atención. Son tan suaves que por momentos recuerdan a una CVT, pero sin esa extraña sensación de arrastre.

Al parecer, también la puesta a punto del esquema de la suspensión fue revisada, ya que se percibe más firme que el anterior modelo. Esta cualidad se refleja en una mayor seguridad al afrontar zonas de curvas, pero en el lado opuesto llega a incomodar en caminos maltratados o terracerías. Asimismo, si dirección no es del todo comunicativa y tiene un enfoque más dirigido al confort. No olvidemos que se trata de un vehículo diseñado para recorrer muchos kilómetros en compañía de la familia y como es de esperar, su mejor ambiente está en las autopistas y carreteras con largas rectas. 

Antes de que se me olvide, la prueba de manejo se realizó en Baja California en una ruta donde cada Highlander ocupada por cinco pasajeros recorrió alrededor de mil kilómetros. En este sentido, el espacio interior resulto suficiente para las cuatro personas distribuidas en las dos primeras filas de asientos, siendo el quinto pasajero colocado en la tercera butaca quién más resintió el viaje. Repito, su espacio es suficiente, pero si se requiere de ocupar toda su capacidad de siete (Limited) u ocho pasajeros (LE y XLE) con relativa frecuencia, es mejor mirar a una miniván como la propia Sienna.

 

Galería Toyota Highlander

Toyota Highlander

¿Qué opinas? Cuéntanos