Primer contacto con la Volkswagen Terramont 2018
10-04-2017 Reportes de Manejo

Primer contacto con la Volkswagen Terramont 2018

La primera SUV de tres filas de asientos de la marca ofrece un atractivo balance entre espacio, tecnología y seguridad

San Antonio, Texas. Volkswagen, la firma teutona favorita de los mexicanos se encuentra a nivel global en un profundo proceso de renovación, los tiempos recientes no le han resultado fáciles. Sin embargo el duro proceso que ha vivido debido al Dieselgate, principalmente en EU al menos tendrá un lado positivo.

Volkswagen ahora tiene claro que no se puede seguir manejando de forma tan centralizada y monolítica como lo hizo hasta ahora si quiere conquistar a los consumidores de distintas partes del mundo. Y es que jamás estuvo en duda que la firma alemana conociera mejor que nadie los gustos y necesidades del mercado europeo, pero ello no significa que el mismo producto funcione igual en todos los mercados.

Con lo anterior en mente, Volkswagen acaba de crear la NAR (North America Region) en la que están incluidos los mercados de: Canadá, México y EU. Con lo cual se tendrá mucha mayor autonomía para entregar productos adecuados a las demandas de estos países. Prueba de ello es la Tiguan Allspace 2018, que llegará a nuestro mercado este año y evidentemente la Volkswagen Atlas.
 

Terramont 2018, la primera SUV de tres filas de asientos de Volkswagen

 

Sin embargo, la Terramont 2018 es el vehículo que hoy nos ocupa, y se ubicará por encima de la Tiguan Allspace. Asimismo, llegará a competir frontalmente con productos como: Ford Explorer, Honda Pilot o Toyota Highlander, entre otros. Una categoría hasta ahora desconocida para el fabricante teutón.

La Terramont (Atlas para EU y Canadá) fue desarrollada pensando completamente en los gustos y necesidades del consumidor norteamericano, se fabrica en la planta que Volkswagen tiene en Chattanooga, Tennessee y en donde también se hace el sedán mediano Passat.

La nueva Volkswagen Terramont 2018 entonces se coloca como el modelo más grande y ancho que haya fabricado la firma, la distancia entre ejes es superior incluso a la del incomprendido Phaeton.
 

Espacio y flexibilidad… una de las prioridades principales

La plataforma empleada no es otra que la MQB, sí, la misma que utilizan modelos como el compacto Golf o incluso, el subcompacto SEAT Ibiza de nueva generación. Lo cual muestra cuan versátil es ya que la Terramont mide unos generosos 5,036.8 mm y presume de 2,979 mm de distancia entre ejes, esto permite acomodar sin problemas tres filas de asientos con capacidad para seis o siete ocupantes según la configuración. Por cierto, las de la tercera fila admiten a dos adultos de talla media con total comodidad – Lo comprobé.

La segunda fila se puede recorrer para ofrecer más o menos espacio según la necesidad y gracias a las manijas ubicadas en la parte superior de cada asiento, reclinarlas hacia adelante, para entrar a la última fila o ampliar el espacio de carga es sumamente sencillo. Con las tres filas de asientos habilitadas, la capacidad de cajuela es de 583 litros, mientras que al abatir los asientos posteriores el espacio crece hasta unos impresionantes 1,571.5 litros. Finalmente en caso de requerir el espacio digno de una mudanza, al reclinar tanto asientos centrales como traseros, el espacio alcanza 2,471 litros, sobra decir que el espacio de carga queda completamente plano.

Adicionalmente, al ser un vehículo 100 por ciento familiar, la VW Terramont es capaz de arrastrar hasta 2,268 kilos (con el kit de arrastre original), cuenta con barras en el techo de serie para colocar canastillas u objetos más voluminosos y ofrece numerosos puertos USB, así como tomacorriente de 115v.
 

Cabina llena de tecnología

En este segmento, aspectos de equipamiento, conectividad e info – entretenimiento son tan relevantes como el espacio. Y la Volkswagen Terramont se colocará en la parte alta de la categoría gracias a la adopción del Digital Cluster que consiste en una pantalla de alta resolución de 12.3 pulgadas completamente configurable y desde donde podemos visualizar prácticamente toda la información del vehículo – es el Virtual Cockpit pero de VW y al igual que en Audi, luce increíble –. Pero la cosa no termina ahí, en la parte central del tablero, encontramos una pantalla táctil de 8” pulgadas, muy rápida y de alta resolución desde donde podemos controlar funciones como el navegador, audio o interfaz con el teléfono móvil, que por cierto ya incorpora compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto.

 

Amenidades como el techo panorámico, climatizador automático de tres zonas, asientos eléctricos forrados en Leatherette y volante multifunción completan la lista de amenidades al interior.

Mención aparte merece el equipo de audio desarrollado específicamente para la VW Terramont por Fender de 480 watts que cuenta con amplificador y 12 bocinas, una de ella central y ubicada en la parte superior del tablero. El objetivo es entregar una calidad de reproducción sobresaliente y para todas las plazas, incluso lleva bocinas montadas en el pilar D para no olvidar a los pasajeros de la tercera fila de asientos.
 

Seguridad como de auto premium

Además de los elementos ya obligados como el ABS, ESP o las seis bolsas de aire, la nueva Terramont 2018 incorpora elementos más comunes en segmentos de lujo como el Control de Crucero Adaptativo ACC con detección de peatones, función de frenado autónoma y que además es capaz de detenerse y avanzar por sí solo en condiciones de tránsito urbano.

Incorpora además Alerta de Abandono de Carril, monitor de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, cámara de 360° y asistente de estacionamiento que funciona para maniobras perpendiculares hacia enfrente también.
 

Cómoda y silenciosa

Al ser plataforma MQB, los motores van montados en posición transversal, tanto el de entrada que es un 2.0 litros Turbo con 235 hp y 258 lb-pie de torque, como el VR6 de 3.6 litros con 276 hp y 266 lb-pie de torque y que en ambos casos se asocian a una transmisión automática con modo manual de ocho velocidades.

Como opción está disponible el sistema de tracción integral 4Motion de última generación, el mismo que emplea el Golf R, aunque en este caso funciona principalmente como tracción delantera mientras no detecte deslizamiento de las ruedas frontales para proteger el consumo.

Solo tuvimos oportunidad de manejar versiones con motor de seis cilindros, la capacidad de aceleración es adecuada, por lo que no esperes reacciones ágiles o deportivas. La Terramont tiene un enfoque familiar, sin embargo la transmisión es muy rápida y suave, por lo que encuentra con facilidad la relación apropiada de acuerdo a las circunstancias.

La calidad de marcha es buena, filtra bien los ruidos del exterior y de rodamiento, si acaso se percibe un poco el ruido del viento, pero es menor. Por su parte el ajuste de la suspensión es totalmente orientado a la comodidad, muy suave.
 

Imponente presencia

Estéticamente, la Volkswagen Terramont 2018 luce prácticamente igual el CrossBlue Concept que debutó en el Autoshow de Detroit de 2013. Los trazos son fuertes y en general rectos salvo por la línea del costado que sigue la forma desde el frente hasta atrás replicando incluso la curvatura de las salpicaderas. El cofre cuenta con varias líneas de carácter, mientras que atrás hay pocas líneas y con cortes muy geométricos, la apariencia en general es sobria y elegante.

Elementos como los faros full LED, rines hasta de 20”, parrilla tridimensional y salidas de escape rectangulares complementan los rasgos fuertes.
 

 

Galería Volkswagen Terramont 2018

Volkswagen Terramont 2018

1 de 14

¿Qué opinas? Cuéntanos