Test drive

Manejamos el Renault Captur 2018

Misma mecánica que Duster, mejor diseño y equipamiento.

Manejamos el Renault Captur 2018

Antecedentes

La firma francesa con el objeto de ganar más mercado del tan peleado segmento de SUV pequeñas (pues en parte lo ha logrado con la superventas Duster), ahora nos trae la Renault Captur 2018, una camioneta que comparte algunas características con la Duster, pero con una apariencia diferente, más atractiva y estilizada.

Por supuesto llega más cara, arriba de 50 mil pesos con respecto a su hermana, con mejores materiales y equipamiento. Probamos la más equipada, denominada Iconic.

Comparte motor con la Renault Duster

Mecánica y datos técnicos

Bajo el cofre tenemos el mismo motor que encontramos en Duster, éste es un 2.0 L de 4 cilindros con 133 caballos y 142 Lb-pie de par máximo. La transmisión es automática de cuatro velocidades y existe una versión manual de 6 velocidades.

Respecto a seguridad trae 4 bolsas de aire (se queda corta lo mínimo ideal serían seis), frenos ABS, control de estabilidad y asistente en pendientes.

Interior y equipamiento

Algo que notarás por supuesto entre una Renault Captur 2018 y la Duster, es la diferencia en espacio como volumen de carga. Pues a pesar de tener casi las mismas dimensiones (4.3 m de largo como 1.8 m de ancho), la amplitud es mejor aprovechada en la Duster, con esto no queremos decir que el espacio en Captur sea malo simplemente es menor.

Lo anterior se traduce en que el espacio en plazas traseras para piernas es regular, mientras que para cabeza u hombros es holgado. La capacidad de cajuela es de 437 L y con los asientos plegados es de 1374 L (38 como 262 litros menos que Duster respectivamente).

El sistema de infoentretenimiento Media Nav 2.0 es el mismo que encontramos en toda la gama Renault, es amigable y fácil de usar; sin embargo, sentimos que ya se siente viejo, debe mejorar para incorporar conectividad Apple Carplay como Android Auto.

Los materiales sí están mejor que en su hermana menor.

Destaca del equipamiento aire acondicionado automático, volante con ajuste de altura, cámara de reversa con sensores traseros y luces diurnas LED. Los acabados sí son mejores que en Duster, pero pueden arreglarse, la piel es sintética y la encontramos en asientos como en volante.

En general el diseño interior es muy atractivo pues tenemos una consola con un diseño lleno de curvas que le dan un toque muy especial. Sobresalen las formas redondas del tablero de instrumentos y salidas de aire. Algo que se agradece es la ubicación de la pantalla del sistema de infoentretenimiento, pues está en una posición alta, lo que no obliga a bajar la vista. No obstante, los botones de la función Eco como control de crucero están localizados en un lugar muy inconveniente, debajo de la palanca de cambios, ésta estorba para presionarlos.

Manejo

En este apartado no esperábamos sorpresas pues dado que como te señalamos comparte la misma mecánica de la Duster.

¿Qué redescubrimos entonces?

Lo primero es una aceleración suficiente para moverte en ciudad, de un punto A a un punto B, la respuesta para rebases es lenta, en subidas se percibe pobre, se estanca, tienes que revolucionar demás el motor para sacar provecho del mismo, consideramos que la relación peso-potencia está desequilibrada por lo que no te desesperes al subir en carreteras como la de Cuernavaca o Toluca, que tienen pendientes muy pronunciadas.

Urge una actualización en la caja de 4 velocidades.

Lo anterior va relacionado también con la caja de transmisión automática, ésta no nos gusta pues al ser de cuatro relaciones, hace los cambios largos, obligando a revolucionar mucho el motor, y afectando directamente por supuesto el consumo de combustible (que por cierto fue de 12 Km/l promedio). Este número puede mejorar si adquieres la versión manual con 6 velocidades.

Finalmente llevar a la Renault Captur 2018 por encima de los 120 Km/h promedio no es lo recomendable, pues se forza demasiado la máquina, mientras que al mismo tiempo te costará más trabajo rebasar.

Sobre la suspensión hay que decir que es efectiva y trabaja a la perfección, pues al ser alta, aminora el paso por baches, hoyos o topes. Sin embargo, aquí un punto, el chasis al ser elevado yendo rápido en curvas cerradas si llega a sentirse inestable, colea, por lo que no hay que confiarse, respetar los límites de la misma y no ir con el pedal a fondo.

La dirección es dócil, para la ciudad está bien, aunque no tanto cuando vas rápido en carretera, si llega a ser demasiado suave, lo que transmite inseguridad al volante.

Conclusiones

Los puntos a favor de la Renault Captur 2018, son espacio de carga como confort para pasajeros, diseño y equipamiento (en seguridad se queda corta sólo ofreciendo 4 bolsas de aire).

Por otra parte, debido a su alto precio, le corresponde mejorar en calidad de materiales y el sistema de infoentretenimiento tiene que actualizarse para ofrecer conectividad con Android Auto o Apple Carplay.

No la tiene fácil pues llega a un mercado que está muy caliente en México, a nuestro parecer encontramos mejores prestaciones en una Hyundai Creta, Honda HR-V o la ganadora en nuestra comparativa la Chevrolet Trax.

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas