Manejamos la Chevrolet Equinox 2018
28-06-2017 Reportes de Manejo

Manejamos la Chevrolet Equinox 2018

Completamente renovada, estrena una serie de mejoras enfocadas al confort, manejo y diseño

Como es sabido, actualmente el segmento de los SUVs es el de mayor popularidad y crecimiento en el mercado automotor, tanto a nivel mundial como nacional. Y sí, esta demanda por los Sport Utility Vehicles, situada en niveles nunca antes vistos en la historia del automóvil, no sólo ha provocado que el número de ventas se eleve robando terreno a los sedanes y hatchbacks, sino que también ha provocado que la lista de opciones aumente notablemente. Al mismo tiempo esta feroz competencia ha provocado que los modelos con más antigüedad también estén al día. Sin lugar a dudas, esta bendita competencia ha hecho que existan productos más atractivos ya sea en acabados, amplitud, manejo y/o equipamiento.

Pero como todos los segmentos del mercado automotor, existen sectores que crecen unos más que otros y en el caso de los SUVs no es la excepción. Como lo demuestran las cifras, son las camionetas pequeñas y compactas las que más fama tienen debido a sus dimensionas acortadas, al bajo consumo de combustible y su precio que las convierte en las más accesibles. Es por ello que en los últimos dos años hemos visto como las crossovers de este par de tamaños ha revolucionado la industria ya sea con la aparición de modelos nuevos y renovados.

Hablando específicamente de México, la rivalidad en entre las SUVs está más competida que nunca. Mientras que los dos últimos años las protagonistas fueron las subcompactas, este 2017 tiene una ola de utilitarios compactos que está haciendo más cerrada la competencia, aunque este terreno es dominado por Honda CR-V y Nissan X-Trail aparecen modelos como el renovado Chevrolet Equinox que buscan hacer más grande su cuota de mercado con una serie de mejoras en manejo, diseño y equipamiento.
 

Equinox y su tercera generación

Teniendo en cuenta que la competencia no sólo es contra CR-V y X-Trail, sino que la lista de competidores es bastante extensa -Kia Sportage, Hyundai Tucson, Volkswagen Tiguan, Ford Escape, Mazda CX-5, Toyota RAV4, Jeep Compass, entre otros-, Chevrolet puso toda la carne al asador dotando al Equinox de la mayor cantidad de amenidades para sobresalir claramente de los rivales, al grado que se pone al tu por tu con vehículos de lujo. Lo interesante de esta dotación de equipamiento es que algunos de los elementos están disponibles de serie. Por ejemplo de ello, es la llave remota, la pantalla táctil, la cámara de reversa, la disponibilidad de Android Auto y CarPlay, así como de conexión a Internet vía Wi-Fi por medio de OnStar 4G LTE.

Independiente al equipamiento de serie, la nueva Equinox posee un habitáculo totalmente rediseñado que lo primero que nos viene a la mente al momento de ingresar es al Malibu y Cruze. Junto a esta nueva arquitectura del tablero, asientos, volante y paneles de las puertas, destaca también la calidad de materiales que además de verse se sienten de una alta calidad, sobre todo cuando recordamos a la generación anterior. En el caso de la versión más equipada todo es más exquisito con el cuero que cubre los asientos, tablero, volante y paneles de las puertas. Desgraciadamente no todo es perfección, ya que como suele pasar en la mayoría de los vehículos de volumen los plásticos baratos son visibles en la parte baja, asimismo existen algunos de los plásticos que no son perdonables para un ejemplar que supera los $400,000 pesos.

 

Wi-Fi en el auto 

Continuando con el interior, el gran atractivo del Equinox 2018, es la imagen del tablero sobre todo de la consola central, que ahora luce mucho más moderna no sólo por el diseño sino también por la eliminación de botones que la hacen ver más limpia y atractiva. Desde luego que el punto medular de la cabina de este SUV es la nueva pantalla táctil de alta resolución de 8 pulgadas con Chevrolet MyLink que como lo mencionamos tiene integración con Android Auto y Apple CarPlay, Bluetooth, navegación para la versión más equipada y lo más interesante aún es el OnStar 4G LTE, esto quiere decir que además de los servicios conocidos por este sistema de General Motors es que ofrece WiFi al funcionar como Hot Spot.

Puntualizando en el nuevo servicio de General Motors y que debuta en el Equinox 2018 nos surgió la pregunta ¿por qué utilizar el Wi-Fi del vehículo y no el del teléfono per se? Y es que un principio podría parecer inútil tener esta prestación cuando desde nuestro Smartphone podemos navegar a internet, pero ya enlazándonos a la red descubrimos algunas ventajas. Una de ellas es que se pueden conectar hasta siete dispositivos móviles, y la segunda es es la capacidad de recepción y descarga. Y es que por mucho que tengamos un celular de última generación no hay comparación del trabajo que realiza la antena de OnStar 4G LTE.

 

Más corta pero más ágil

Como toda generación totalmente nueva, el exterior del Equinox 2018 fue completamente transformado. Siguiendo la fórmula del interior, los rasgos de la carrocería son similares al Cruze y Malibu, de tal forma que obtiene una apariencia más aerodinámica y fresca. Hablando específicamente de la versión tope de gama -Premier Plus- equipa rines de 19 pulgadas, luces de LED en la parte delantera y trasera, además de una serie de adornos en cromo que confirman que es un Chevrolet a leguas.

Algo sobresaliente y que resulta ser lo contrario a lo que la mayoría de los fabricantes están haciendo es que la longitud fue reducida. Sí, estamos hablando que el largo del vehículo fue acotado 12 centímetros respecto a la generación anterior, todo el fin de hacer que la conducción sea más ágil y estable. Con todo y que se perdió en longitud, es de llamar la atención  el espacio que existe para los pasajeros. Además de esta amplitud podemos destacar las salidas del aire acondicionado, otras dos entradas USB además de las cuatro frontales, el conector de 120 volts, el techo panorámico, los asientos calefactables y el piso plano que permite una mayor comodidad para quien viaje en la parte de en medio.  

Claro que alguien tenía que cobrar factura en la perdida de centímetros en la longitud y esa fue la cajuela. Pero bueno aun así que perdió 50 litros de volumen, los 846 litros de capacidad resultan suficientes para el equipaje. En dado caso que de requerir más espacio existe un doble fondo, además de la posibilidad de reclinar el respaldo de la segunda fila para dejar un piso totalmente plano. En el caso de la versión Premier equipa apertura automática con manos libres.

 

Manejo superior

Además de ser más compacta, la nueva generación de la Equinox es 200 kilogramos más ligera que su antecesora. Esto junto con un motor turbocargado permiten tenga un mejor desenvolvimiento. Y es que junto a esta perdida de peso y una distancia entre ejes más corta, el motor ahora en lugar de ser un 2.4 litros y de aspiración natural, equipa también un cuatro cilindros sólo que ahora es un 1.5 litros sobrealimentado.

Aunque sobre el papel tiene menos potencia que la generación anterior, gracias a las bondades que brindan los turbocargadores además de ofrecer 20 por ciento más torque, su máximo empuje está disponible a partir de las 2,000 rpm y no a las 5,000 revoluciones como sucedía con el motor anterior. Mientras el 2.4 litros de su antecesor ofrecía una potencia de 182 hp, el 1.5 litros ahora entrega 12 hp menos -170 hp-. Sin embargo, esta merma de poder se ve compensada con un torque de 203 libras-pie, esto es 33 libras más.

Pero además de entregar más por motor, este bloque junto con el sistema de start-stop combinado con la dieta a la que fue impuesta, esta camioneta tiene la bondad de ser más eficiente en comparación con de 2.4 litros. En nuestros registros obtuvimos un consumo promedio de 10.5 km/l, lo que da como resultado una autonomía de casi 600 kilómetros con el tanque lleno gasolina.

Otras mejoras en el andar de la Equinox 2018 es lo bien que trabaja la suspensión y el chasis, con menos balanceo en curvas y permitiendo un manejo suave  aun cuando se circula en caminos en mal estado. También debemos de mencionar la excelente insonorización de la cabina, incluso a velocidades de autopista lo que permite que el manejo sea más agradable al no existir ruidos de la rodadura y la fricción del viento.

Siendo exigentes, podemos decir que en algunas situaciones la caja automática de seis velocidades le queda corta al vehículo, ya que le impide al motor tener una experiencia de manejo más enérgica. Además, teniendo una trasmisión con más marchas estaríamos hablando de un consumo de gasolina más eficiente.

 

Máxima seguridad

Ya hablamos del diseño, desempeño y equipamiento. Ahora queda mencionar el nivel de seguridad que ofrece sobretodo la versión tope de gama. Esta incluye sensores de aparcamiento traseros, cámara de 360 grados, alerta de tráfico posterior, monitoreo de punto ciego, alerta de cambio y abandono de carril, advertencia de colisión frontal y frenado de emergencia automático a bajas velocidades. A esto se suman las seis bolsas de aire, el freno de mano eléctrico, frenos con ABS y distribución electrónica de frenado, control de tracción y de estabilidad que vienen de serie.

En resumen

Esta Equinox 2018 tiene todo para competir en el rudísimo segmento de los SUVs compactos. Sin poner énfasis en las grandes mejoras que hay en la dinámica de conducción, el interior ofrece un nivel de equipamiento fastuoso, aunque claro esto vendrá reflejado en la factura. Ahora, refiriéndonos al manejo existe una gran diferencia respecto a su antecesor e inclusive podemos decir que la experiencia de conducción es similar al Honda CR-V, el rival a vencer.

 

Galería Honda CR-V 2017

Honda CR-V 2017

Chevrolet Equinox - Totalmente nueva y llena de tecnología

¿Qué opinas? Cuéntanos