Lo que debes saber de la normativa europea de emisiones
30-06-2017 Autocosmos Verde

Lo que debes saber de la normativa europea de emisiones

Conoce la historia detrás de uno de los programas de control de emisiones más importantes del mundo.

El futuro del sector automotor mundial va girando en torno a las nuevas tecnologías como la conducción autónoma y mientras esta se desarrolla y llega a madurar, la evolución de las tecnologías limpias es una alternativa cada vez más viable

Es así como la Normativa Ambiental Europea (EURO), siempre ha estado acompañado del desarrollo de innovadoras y nuevas tecnologías.

Un inicio oscuro pero...

A mediados de la década de los 80’s comienza la preocupación por la gran cantidad de gases tóxicos que despedían tantos los carros particulares, pero en especial, el transporte público de pasajeros. La polución año tras año ya no era cosa sólo de las grandes ciudades o de los países emergentes, era responsabilidad de todos

Esto gracias a que los vehículos utilizaban la inyección mecánica, conocida como carburación, que generaba una cantidad importante de humo que era expulsado y afectaba directamente la atmósfera.

Con el fin de conseguir un mayor control sobre el combustible, se utilizaron componentes electrónicos en los vehículos para administrar la cantidad justa y necesaria a la cámara de combustión a través de inyectores.

Fue en 1992 cuando se comenzó a regular, en Europa, la normatividad del uso EURO I, una tecnología que obligaba a reducir las emisiones tanto a vehículos diésel y de gasolina.

El componente de esta nueva tecnología tuvo como función reducir y trasformar los gases de combustión del vehículo. Después la tecnología EURO II, introdujo el turbo con Intercooler, encargado de enfriar el aire comprimido del motor, logrando una mayor potencia del vehículo.

La tecnología EURO III, incorporó diagnósticos electrónicos en el vehículo como una fuente de información para el conductor, logrando una operación más fiable. La EURO IV, mejora el pos-tratamiento, medida que debe adoptarse contra la contaminación del aire causada por los gases procedentes de los motores de los vehículos.

Y en el caso de la tecnología EURO IV, no solo perfecciona estos procesos, sino que al mismo tiempo involucra la optimización de la combustión y otros componentes del motor, que en algunas marcas logran generar beneficios económicos para sus clientes.

A finales de 2013 por fin se pudo aplicar la normatividad EURO V en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), y la tecnología EURO IV se pasó para los servicios de transporte urbano e intermunicipal. Esta regulación busca disminuir la concentración de gases contaminantes y ayuda a mejorar la calidad del aire.  

 

¿Qué opinas? Cuéntanos