Volkswagen Tiguan 2018 debuta
02-07-2017 Lanzamientos

Volkswagen Tiguan 2018 debuta

Con el objetivo de arrebatar la corona a CR-V y X-Trail

La VW Tiguan 2018 llega en cuatro versiones, las tres primeras emplean el motor 1.4 litros TSI de 150 hp y 184 lb-pie de torque asociado a una transmisión DSG de 6 velocidades que envía la potencia al tren delantero, mientras que la tope de gama (Highline) se beneficia de un 2.0 litros TSI con 184 hp y 221 lb-pie de torque asociado también a una DSG pero de 7 velocidades y que envía la potencia a las cuatro ruedas vía la más reciente entrega del sistema de tracción 4Motion. Una quinta versión denominada R-Line que también utiliza el 1.4 TSI llegará más adelante para llenar el hueco de precios que existe entre Confortline y Highline.

El 1.4 litros TSI es suficiente y mueve con soltura a la Tiguan

Si te preguntabas qué tanta diferencia en términos de desempeño existen entre los dos motores, te puedo decir que durante la extensa prueba de manejo que realizamos entre Monterrey y Monclova en el norte del país, en cuanto a aceleraciones y recuperaciones la ventaja del dos litros fue mínima. Eso sí, la velocidad máxima que logramos fue mayor 220 km/h vs 190 km/h. Como sea, me sorprendió lo bien que mueve el pequeño 1.4 TSI la masa de la nueva Tiguan y puedo asegurar que en cuanto a performance poco tiene que envidar al motor más poderoso, esto en gran medida gracias a que pesa 130 kilos menos, lo cual también impactará irremediablemente en los consumos.

Hablando de consumos, la firma anuncia 17.1 km /l para la Tiguan 1.4 litros, mientras que para la 2.0 litros, la cifra oficial es de 14.3 km/l, ambos números imposibles de lograr en condiciones reales, sin embargo me quedo con la impresión de que en la vida real ese 16.4% de diferencia va a ser más grande en favor del 1.4 TSI.  

Seguridad desde la versión base

El segmento de las SUVs compactas es bastante exigente en materia de seguridad desde las versiones básicas, y la Tiguan cumple sin problemas con los estándares necesarios gracias a las 6 bolsas de aire, ABS, ESP, Control de Tracción, monitor de presión de neumáticos y anclajes ISOFIX. Las versiones Confortline y Highline adicionan cámara de reversa. Sin embargo al rosar los 600 mil pesos habríamos esperado alerta de cambio de carril y control de crucero activo en la variante Highline.

Espaciosa y bien equipada

Ya hablamos tanto en nuestro primer contacto, como en la prueba de manejo de la Tiguan 2018 definitiva sobre el excelente espacio interior que ofrece para los pasajeros traseros. Adicionalmente hay una opción de tres filas en la versión Confortline (con cargo extra por supuesto) y aunque son plazas muy reducidas, habrá un sector de los consumidores que requieran de esa funcionalidad.

Carriola, maletas, hielera o lo que necesites, todo cabe en la cajuela de la Tiguan

El espacio de cajuela también es inmenso, un aspecto que agradecerán mucho las familias al momento de cargar con todo lo necesario. Carriola, maletas, hielera, todo cabe en la cajuela de la Tiguan.

En cuanto al equipamiento de conveniencia, la versión Highline ofrece asientos forrados en cuero, un sistema de info – entretenimiento con una inmensa pantalla táctil de alta resolución y 8 pulgadas con compatibilidad para Apple Carplay y Android Auto, volante multifunción, quemacocos panorámico y mesas de servicio para la banca trasera. Para tranquilidad de los impacientes, el cluster de instrumentos completamente digital de 12.3” llegará más adelante, con lo que Tiguan será el primer VW en ofrecer esta tecnología en México.

Sin embargo conforme bajamos en la escala de precios se van perdiendo algunos elementos atractivos; por ejemplo, la Confortline mantiene la pantalla de 8”, pero pierde los asientos forrados en piel, el climatizador automático de tres zonas, así como el quemacocos panorámico. Haber mantenido estos dos últimos elementos le habrían venido muy bien ya que hay muchos competidores que en el mismo rango de precio ofrecen dichos beneficios.

Otro aspecto que causará molestia a más de uno es la presencia de rines de acero con tapones en la versión de entrada, al final del día estamos hablando de un vehículo de 400 mil pesos. Las siguientes dos versiones incorporan rines de aluminio de 17”, mientras que en la tope de gama son de 19”.

 

Una apuesta ganadora

Es cierto que nos habría gustado una opción 2.0 litros turbo sin el 4Motion, o que la Confortline mantuviera el quemacocos y el climatizador automático, también que la variante de acceso tuviera rines de aluminio y no de acero. Sin embargo en general Volkswagen logró una propuesta sumamente atractiva en la Tiguan.

El gran espacio interior, una sofisticada motorización y un excelente manejo son valores que se mantienen a lo largo de todas las versiones y rango de precios. Con lo cual la VW Tiguan 2018 está en una posición inmejorable para pelear la corona del segmento a la todopoderosa Honda CR-V.

 

Galería Volkswagen Tiguan 2018

Volkswagen Tiguan 2018

1 de 31

Volkswagen Tiguan 2018 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos