Estas son las generaciones del Mercedes-Benz Clase S
26-08-2017 Investigación

Estas son las generaciones del Mercedes-Benz Clase S

Más de 60 años de historia del buque insignia de la firma de Stuttgart

Aunque la designación Clase S nació en 1972, el origen de este sedán catalogado como el buque insignia de Mercedes-Benz data de la década de 1950. Fue exactamente en 1954 cuando la marca alemana incursionó en el segmento de los autos grandes de lujo con la creación del 220 (W180) mejor conocido como Ponton, se trataba de un sedán de tracción trasera que con el paso del tiempo estuvo disponible en versión coupé y convertible.

Al día de hoy, este sedán, que originó la aparición del BMW Serie 7 en la década de 1970 y del Audi A8 en la de 1980, suma un total de ocho generaciones y una larga lista de innovaciones y tecnologías que con el paso del tiempo han sido adoptadas por otros vehículos de volumen. 

Para conocer a detalle la historia del Mercedes-Benz Clase S demos un vistazo a cada una de sus generaciones:

Mercedes-Benz W180 (1954)

Con la aparición de este sedán, Mercedes-Benz marcó pauta en los sedanes por alto nivel de lujo y tecnología que aplicó para elevar el confort y seguridad. Además de los materiales de alta calidad, esta primera generación destacó por la incorporación de un motor de cabeza de aluminio, árbol de levas e inyección de combustible.

 

Mercedes-Benz W111 (1959)

Para la segunda generación, el buque insignia de la firma alemana sobresale por un nuevo diseño y el empleo de nuevos motores de seis cilindros, así como la aparición de un nuevo ocho cilindros en V para las variantes coupé y convertible. También es de llamar la atención el uso de frenos de disco, la caja automática de cuatro velocidades y suspensión neumática.

 

Mercedes-Benz W108 (1965-1972)

Con un aspecto más rectangular, este sedán se convirtió en un sedán de alto desempeño al adoptar un V8 de 6.0 litros. Para ofrecer más confort, la marca alemana creó una versión con una distancia entre ejes extendida, acabados de madera para el interior y los vidrios eléctricos.

 

Mercedes-Benz Clase S W126 (1979-1991)

Ya bajo la denominación Clase S, esta generación mejoró en aerodinámica, seguridad, potencia y eficiencia. Esta vez tuvo una producción de 12 años, el más longevo de todos, debido a que recibió una serie de actualizaciones estéticas y mecánicas. Dentro de las invenciones que aportó este capítulo destaca la bolsa de aire, cinturones de seguridad con pretensores, control de tracción, luces de cortesía, asientos calefactados y un sistema avanzado para controlar el aire acondicionado.

 

Mercedes-Benz Clase S W140 (1991-1998)

Además de las mecánicas de seis y ocho cilindros, esta generación del Clase S destaca por la opción de un V12 y la suspensión trasera independiente. Continuando con las innovaciones, este portentoso sedán disponía control de estabilidad, frenado de emergencia y luces delanteras de xenón.

 

Mercedes-Benz Clase S W220 (1998-2005)

Aunque es más pequeño que el W140, esta generación ofrece mayor espacio interior. Igualmente, es más ligero y seguro gracias al empleo de magnesio, aluminio y acero de alta resistencia para su construcción. Dentro de las más de 30 innovaciones tecnológicas que incorporó el W220 destaca el frenado automático, la caja automática de siete cambios, los asientos ventilados y sistema de navegación.

 

Mercedes-Benz Clase S W221 (2005-2013)

Con una carrocería más larga que su antecesor, este súper sedán sobresale por los asientos con masaje, visión nocturna y la iluminación LED. También es de llamar la atención la aparición de una versión híbridas y dos AMG, así como la disponibilidad de blindaje de fábrica.

 

Mercedes-Benz Clase S W222 (2013-presente)

Una vez más, las mejoras en diseño, seguridad, desempeño y confort se hacen presentes en esta generación. Es así que la actual generación es un derroche de tecnología. Algo que también debemos resaltar es la incorporación de la variante Maybach.

 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos