Manejamos el Hyundai Accent 2018
27-08-2017 Reportes de Manejo

Manejamos el Hyundai Accent 2018

Tiene todo para llevarse el segmento

Jeremy Clarkson señaló hace no mucho que, aunque disfruta mucho su labor de probar autos, esto se ha convertido en una tarea rutinaria al considerar que muchos de los autos en la actualidad son muy parecidos entre sí.

Esto, obedece a la uniformidad de objetivos que las marcas buscan alcanzar en cada nuevo lanzamiento a los distintos mercado. Sin embargo, el nuevo Hyundai Accent 2018 desentona de esta tendencia, a pesar de ser muy parecido a un producto que ya conocemos. 

Semejanzas con el Rio

Tal es el caso del nuevo Hyundai Accent, el cual llega al mercado mexicano al segmento más demandado del mercado con todos los argumentos para arrebatar algo de las ventas de modelos muy bien establecidos como el Volkswagen Vento o el Nissan Versa.

Me refiero a la similitud del Hyundai Accent 2018con otro modelo de este mismo segmento como el KIA Rio Sedán, pues no se necesita ser Sherlock Holmes para saber que estos modelos comparten plataforma, motor, transmisión y, además, son fabricados en la misma planta de la compañía en Pesquería, Nuevo León.

Inclusive, estos dos modelos tienen las mismas medidas y parte del mismo equipamiento, pero, ¿esto es necesariamente malo para el Hyundai Accent 2018?

Diseño mejor logrado

El hecho de compartir los mismos elementos mecánicos que el Rio Sedán, más allá de ser algo que juegue en su contra, lo convierten en una garantía en favor a la sensación de un coche bien ensamblado, de capacidades suficientes para competir en el mercado.

La decisión de Hyundai de introducir este producto al mercado mexicano obedece en razón de que es un producto al que nosotros ya estamos familiarizados, ya que se trata de la evolución del modelo que se comercializó por muchos años como Dodge Verna y después Dodge Attitude.

Considero oportuno precisar que, de inicio, este modelo me gusta mucho más que su hermano, el Rio Sedán, pues su diseño me parece mucho mejor logrado. Luce sobrio, refinado y con trazos de identidad que le sientan mejor. Ya que, por así decirlo, el Rio luce como la versión alargada de la carrocería hatchback, mientras éste sí puede presumir contar con un diseño específico.

Esto se logra gracias a un diseño que presume una terminación baja, con una caída que contrasta con una agradable terminación en cromo. En los flancos vemos cómo el juego de faros delanteros hace una especie de L que se recorre desde el centro hasta la parte lateral del vehículo. Me llama la atención la presencia de trazos de diseño de corte europeo en este vehículo, mismos que se ven perfectamente ejemplificados en la parrilla, la cual nos hace recordar al diseño del frente de los modelos Audi.

La parte trasera no dista de esta tendencia y muestra una afilada terminación que es encontrada por un par de faros alargados en horizontal para darle un toque de estilización a este modelo.

Relación precio-equipamiento

Si consideramos que el nuevo Hyundai Accent 2018 en su versión más equipada está por debajo del rango de los 300 mil pesos, puede ser la opción dentro del segmento.

Uno de los mejores atributos de este modelo es su interior, pues nos encontramos con buenos materiales y un ensamble de muy buena calidad. Tal es el caso del volante con botones de comando para la pantalla de viaje y la manipulación de las operaciones que se pueden realizar con el teléfono celular.

Cuenta con pantalla táctil de 7 pulgadas que es posible vincular a través de los sistemas de sincronización Apple CarPlay y Android Auto, los cuales cubren los apartados de navegación y reproducción multimedia.

Esta pantalla sirve además para proyectar diversas amenidades como la cámara de reversa y sensores de movimiento.

Desempeño apropiado

Mecánicamente, el motor 1.6 litros (121 caballos de fuerza y 111 llibras-pie de torque) de este modelo provee la suficiente potencia para tener un manejo responsivo y solvente en situaciones de ciudad, sin embargo, brinda una sensación de insuficiencia en un manejo en carretera. No obstante, no es nada sorpresivo para un vehículo de este segmento.

El único bemol de este acoplamiento mecánico es, al igual que en el Rio Sedán, la transmisión automática de seis velocidades, ya que, aunque hace los cambios de manera suave, éstos suceden por encima de las 5,000 revoluciones, lo que genera una sensación de sobremarcha para la caja.

¿Todo es perfección?

Cuando una marca busca ser competitiva en este segmento, debe de estar segura de ofrecer un producto que cumpla apartados básicos como un rendimiento de combustible eficiente (17 km/litro), espacio interior y un buen equipamiento interior.

El nuevo Hyundai Accent 2018 cumple bastante bien todos los apartados que el mercado requiere y no debería de sorprendernos ver que la mezcla de ventas de Hyundai en nuestro país se reconfigure gracias a su llegada.

Sólo nos queda reprochar a este modelo la ausencia del equipamiento de seis bolsas de aire desde la versión inicial, pues su competencia más directa (KIA Rio Sedán) sí lo hace a un precio considerablemente similar. 

Galería Hyundai Accent 2018

Hyundai Accent 2018

1 de 11

¿Qué opinas? Cuéntanos