Mazda 787B se convierte en una pintura gigante en Laguna Seca
29-09-2017 Scudería

Mazda 787B se convierte en una pintura gigante en Laguna Seca

Se trata de un enorme mural de tres metros de altura.

Aprovechando la estrecha relación que Mazda tiene con el Raceway Laguna Seca, de hecho el circuito lleva el nombre de la firma japonesa, este autódromo fue adornado con un gigantesco 787B, el Mazda que triunfó en las 24 Horas de Le Mans de 1991.

Aunque a simple vista esta obra parece un auto tridimensional, en sí se trata de un mural de 9.75 metros de largo y 3 metros de alto que irradia la imagen del icónico auto de carreras identificado por el color verde y naranja, así como por el número 55 y los gráficos de Renown, el principal patrocinador.

Cabe mencionar que este peculiar Mazda 787B, ubicado en una ladera de la pista y que es visible para quienes viajan por la Ruta Estatal 68, es la segunda obra con la firma de John Cerney que podemos encontrar en el Mazda Raceway Laguna Seca. En julio de este año, el artista también creó un gigantesco mural que muestra a la leyenda del motociclismo Wayne Rainey a bordo de una Yamaha.

A manera de recordatorio, este Mazda 787B con el número 55 que fue piloteado por Johnny Herbert, Volker Weidler y Bertrand Gachot, es el único auto japonés que ha triunfado en las 24 Horas de Le Mans. Esta victoria fue posible gracias a la estrategia agresiva, así como por la fiabilidad y economía de combustible del motor R26B rotativo (Wankel) de 2.6 litros productor de 700 hp. 

Galería Mazda 787B

Mazda 787B

1 de 8

¿Qué opinas? Cuéntanos