La evolución de las bolsas de aire en los carros
04-10-2017 Investigación

La evolución de las bolsas de aire en los carros

Es el elemento de seguridad más importante después del cinturón de seguridad

Hace 36 años, la industria del automóvil vio el inicio de una drástica evolución en materia de seguridad con la introducción de las bolsas de aire para salvaguardar a los conductores en caso de un accidente.

Aunque la aparición de este dispositivo salva vidas data de 1981, la investigación por el desarrollo de una bolsa de aire que proteja a los automovilistas data de 1950, sin embargo, no se logró alcanzar el nivel de progreso necesario para su fabricación en serie. Fue en 1967, cuando se volvió a retomar la idea de imponer en los vehículos un elemento que protegiera a los conductores en caso de un incidente. Pero una vez más lo ingenieros tuvieron que enfrentarse a numerosos desafíos, desde el desarrollo de los sensores hasta la tecnología para la generación del gas, pasando por el tejido de la propia bolsa de aire.

El origen 

Tras una serie de evaluaciones, se llegó a la conclusión que la mejor solución era una bolsa de tela capaz de inflarse en milisegundos con ayuda de un dispositivo pirotécnico en caso de accidente. Con esto idea desarrollada, en 1971, Mercedes-Benz obtiene la patente DE2152902 C2 para la bolsa de aire. Luego de realizar cientos y cientos de pruebas para demostrar la fiabilidad,  hace su aparición en 1981 en un automóvil de fabricación en serie, se trata del Clase S. Desde su introducción, este elemento que trabaja de la mano con el cinturón de seguridad, ha salvado miles de vidas, además de que ha reducido el riesgo de lesiones -pecho y cabeza- en caso de un incidente.

Debido a su gran eficiencia en la protección de los conductores, Mercedes-Benz decidió que lo mejor era integrar este dispositivo a los pasajeros. Es así que para 1987, hace su aparición, una vez más en el Clase S, la bolsas de aire para el acompañante. En pocas palabras es el inicio de las bolsas frontales que de 1994 en adelante, se convirtió en una elemento de serie en casi todos los vehículos de la firma alemana.

Más y más bolsas de aire 

Continuando con la evolución de este sistema de seguridad pasiva, en 1995, queda marcado como el año en que las bolsas de aire laterales en el Clase E. Otras innovaciones incluyen la bolsa lateral de cabeza/tórax (2001), de rodilla (2009), lateral de tórax/pelvis,en el cinturón de seguridad (2013), así como aquellas que adaptan dependiendo de la severidad detectada del impacto y de la posición de asiento. De esta manera, los automóviles protegen a sus conductores y pasajeros con un sofisticado sistema de hasta doce bolsas de aire.

Es vital hacer hincapié, que sin importar si es el del pasajero o conductor, son un complemento protector del cinturón de seguridad, por lo que de ninguna manera lo podemos ver como un sustituto del mismo.

¿Qué opinas? Cuéntanos