Primer contacto con el Toyota Camry 2018
17-10-2017 Reportes de Manejo

Primer contacto con el Toyota Camry 2018

Manejamos el sedán mediano nipón de nueva generación.

Deseo hacerte una pregunta ¿cómo le haces para valorar y apreciar un coche en pocos días? Muy sencillo y la marca Toyota sabe cómo hacerlo, conduciendo casi 1,000 Km por Guanajuato, el altiplano potosino, parte de Zacatecas y Aguascalientes con el nuevo Camry 2018.
 
Durante el largo trayecto que comprendía autopistas, algo de terracería, carreteras rurales y un camino empedrado con un túnel minero de una longitud de dos kilómetros, que nos llevó al pueblo mágico de Real de Catorce. Descubrimos parte de las virtudes que nos ofrece el renovado Toyota Camry 2018.
 
Manejo equilibrado
 
De lo primero que nos percatamos en este sedán mediano de nueva generación (se encuentra en su octava) es el buen desempeño al volante.
 
Tiene un motor de 2.5L 4 cilindros de 201 caballos, un torque de 178 Lb-pie y una nueva transmisión de ocho velocidades; éste al pisar el pedal del acelerador nos otorga lo mejor de si, dando un arranque inmediato, rápido más que suficiente para poder rebasar con facilidad en carretera o en ciudad. Nunca, al menos esa es mi percepción, lo sentí pesado y para mi estaría de sobra una mecánica V6, aunque siempre habrá el gusto por un propulsor más potente. 
 
Tema aparte lo merece el buen funcionamiento de la nueva caja automática, es realmente precisa al usarla en cualquier modo, en manual es rápida te da los cambios al instante, ejecutándolos con las paletas de cambio o en la misma palanca. Si manejas tranquilo cuida el combustible y hace los cambios a las 2,500 vueltas, aunque si le demandas un manejo más ágil o deportivo (la versión más cara tiene un modo sport) hace las relaciones entre las 5,000 y 6,000 vueltas. 
 
Al conducirlo en curvitas cerradas y caminos sinuosos, el buen trabajo de la suspensión como la dirección salen a flote, pues tomas las vueltas con mucha confianza, se balancea y se ajusta a la perfección al momento de hacer los giros, nunca percibes un desequilibrio del chasis como en la generación anterior. 
 
A bajas y altas velocidades, te retroalimenta al punto las condiciones del camino, aminora super bien las deformaciones del asfalto y es realmente confortable a cada giro de la rueda.
De los frenos no hay queja, trabajan a la perfección y con premura a la orden del pedal.
 
Confort para todos
 
El Toyota Camry 2018 es super amplio para todos los pasajeros, pero no se queda ahí pues si viajas atrás tienes salidas de aire para ir fresco por las salidas del aire acondicionado traseras y el confort que te dan los asientos en piel. 
 
Adelante conductor como acompañante encuentran todas las amenidades para viajar cómodos a su manera. En el caso del piloto, aire acondicionado para él según desee, todos los controles están a su alcance (en el volante como en consola central), la vestidura de piel del volante es suave y de muy buena calidad, los instrumentos fáciles de entender como de configurar. 
 
Mientras tanto para el copiloto tenemos clima a su elección, controles del sistema de infoentretenimiento fáciles de usar y espacio en piernas por demás generoso. 
 
Para compartir se tiene un descansabrazos, cargador para smartphone inalámbrico, entrada USB y de 12 volts. Y ya que tocamos ese tema nos queda a deber que por el diseño de la consola central, no se tenga fácil acceso al cargador inalámbrico, pues la palanca de cambios estorba y se encuentra en un hueco escondido. Asimismo nos gustaría contar con una segunda o una tercera entrada USB, ya sea una oculta dentro del descansabrazos y otra para plazas traseras.
 
Por otra parte, el sistema de infoentretenimiento ofrece reproducción de audio en MP3, WMA y AAC, trae radio, cámara de reversa y puedes enlazar fácilmente tu smartphone por BT. Sin embargo nos gustaría que trajera Android Auto como Apple Carplay.
 
Del equipamiento a destacar, encuentras navegador, sistema de audio JBL, alerta de tráfico trasero y puntos ciegos, en la variante más equipada.
 
Algo que suma y mucho es la buena calidad de materiales, pues los plásticos no son duros ni brillosos, son suaves al tacto. El ensamble es de lo mejor y la insonorización es muy buena, a altas velocidades nunca escuchas el ruido del viento, ligeramente del motor cuando le exiges, pero la mayoría del tiempo el habitáculo va calladito. 
 
 
Seguridad con todo
 
Si bien tiene cositas que quisiéramos como ya lo mencionamos, en donde nos deja más que sorprendidos es en el rubro de seguridad, ya que para todas las variantes tenemos: 10 bolsas de aire, frenos ABS, control de tracción y estabilidad, asistencia de frenado y muchas otras asistencias que forman parte del sistema STAR de la marca nipona. Calificación de 10 para el Camry en este rubro.
 

¿Qué opinas? Cuéntanos