Novedades

Concesionaria Subaru es una cápsula del tiempo

Una agencia abandonada alberga una colección de Subarus de principios de los 90.

Concesionaria Subaru es una cápsula del tiempo

Fascinante siempre es visitar el pasado automotriz en un museo, especialmente cuando está bien conservado. Más aún cuando se trata de una marca que si bien es conocida, no está en los Top 5 de ventas de ningún país. Esa marca es Subaru.

Y aun cuando la historia que pasamos a contar, viene de la Isla de Malta, donde curiosamente a Subaru le ha ido bien. Tan bien, que durante los noventa, pudieron agrandar su casa matriz a una concesionaria completa. Sin embargo, como un vestigio detenido en el tiempo, se encuentra en la ciudad, un vieja concesionaria, que incluso presenta los logos de Fuji Heavy Industries más que los de Subaru.

En su interior habitan 4 Subaru Impreza, 2 Subaru Justy, unos furgones Sambar y la joya de la corona, un inmaculado coupé Subaru XT Turbo. Detenidos en el tiempo, con 0 kilómetros, estos autos son propiedad del dueño del local, un personaje bastante excéntrico, puesto que solo venderá los autos si le pagan lo que en ese tiempo costaban nuevos, algo que claramente no será así, salvo quizás con el rarísimo XT Turbo que en el estado en que está, podría incluso subir de precio. Se dice que el dueño es poco colaborador y que muchas personas han ofrecido dinero por los autos, pero sin éxito alguno.

Cabe destacar que los Impreza que se encuentran en el local, corresponden a las versiones más básicas del modelo, con fascias grises e incluso tapas de rueda correspondientes al Loyale, su antecesor. Estos modelos son propulsados por motores de 1.6 litros y cuentan solamente con tracción delantera. En el caso de los pequeños Justy, corresponden a versiones J10 con facelift, propulsados por un motor de casi un litro.

El unicornio en el concesionario es el XT, que es mucho más antiguo que los modelos presentes. Por llevar una configuración 4WD Turbo, creemos se trata de un modelo de 1987 o anterior. Con su diseño radical y futurista, se ha transformado en un auto de culto para coleccionistas y amantes de los autos japoneses, si bien para otros es un auto prácticamente desconocido y de muy poco éxito comercial. Este modelo fue sucedido por el SVX, el cual sería el último coupé Gran Turismo de Subaru.

Abajo te dejamos el video de la concesionaria, en manos de Ryan, el editor de CarAddiction.

Subaru Time Capsule Dealership

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos