Este es el funcionamiento de los carros con pila de combustible de hidrógeno
18/2/2018 Autocosmos Verde

Este es el funcionamiento de los carros con pila de combustible de hidrógeno

El hidrógeno está considerado como el combustible del futuro.

Aunque en la actualidad, los vehículos eléctricos alimentados con hidrógeno, también llamados de pila de combustible, no tienen la misma popularidad de los autos eléctricos normales por la falta de infraestructura, es un hecho que son superiores a cualquier energía alternativa debido a que ofrecen la misma autonomía de vehículo de combustión tradicional, a la vez que el tiempo de recarga es similar como cuando se va a repostar gasolina.

De la mano de estas ventajas, esta clase de automóviles ofrecen los mismos contenidos de poder que un vehículo eléctrico con baterías recargables. Al mismo tiempo no tiene merma de poder en caso de estar a bajas temperaturas como sucede con los vehículos eléctricos convencionales.

Teniendo en cuenta las ventajas de tener un auto de pila de combustible, debemos tener entender de manera resumida su funcionamiento. En resumidas cuentas, la energía que acciona el motor eléctrico proviene del proceso electroquímico que se produce al mezclar hidrógeno con oxígeno. Durante esa mezcla, se genera una electricidad que pasa a las baterías y de las baterías al motor, con la única emisión de vapor de agua y nitrógeno.

El proceso es el siguiente:

1. El hidrógeno almacenado en el tanque abastece la pila de combustible.

2. Se proporciona un influjo de aire al conjunto de celdas de combustible.

3. La reacción del oxígeno del aire y el hidrógeno almacenado dentro de las celdas genera electricidad y agua.

4. La electricidad generada abastece el motor y la batería.

5. El agua sobrante se expulsa.

¿Cómo y dónde se recarga un auto de hidrógeno?

Al día de hoy, el hidrógeno es considerado como el combustible del futuro, por lo que cada vez son más las gasolineras en países de primer mundo que posibilitan la recarga de este tipo de vehículos con total facilidad y rapidez. En promedio, el tanque que almacena el hidrogeno es llenado en un lapso menor de cinco minutos.

Este proceso es tan sencillo como cualquier otro tanque de combustible tradicional en una estación de gasolina. Basta conectar la manguera de hidrógeno al depósito hasta completar el llenado del tanque.

Esperemos que en un futuro próximo, los vehículos alimentados con hidrogeno sean más populares dado que son superiores a los autos eléctricos convencionales. Pero sobre todo, que México pronto cuente con la infraestructura adecuada para su comercialización. 

¿Qué opinas? Cuéntanos