Halo F1 vs Indy Windscreen, ¿cuál protege mejor a los pilotos?
18/2/2018 Scudería

Halo F1 vs Indy Windscreen, ¿cuál protege mejor a los pilotos?

Dos maneras diferentes de salvaguardar la integridad física de los pilotos de carreras.

Es innegable el progreso que ha tenido automovilismo deportivo en términos de seguridad, no solo en el trabajo sobre la infraestructura, también en los vehículos. Accidentes que solían ser fatales hoy terminan con el piloto caminando, sin embargo en un mundo tan peligroso, siempre quedan cosas por hacer.

La idea de proteger el cuello y cabeza de los pilotos fue cerrando los cockpits y levantando sus laterales, sin embargo, en busca aumentar esa protección se propusieron nuevos sistemas para “techar” las cabinas de los monopostos.

Winscreen o Halo

Los dos sistemas con más impulso fueron el Halo y el Windscreen, pero a la FIA le alcanzó con menos de una vuelta de Vettel en Silverstone para descartar el segundo elemento (llamado Shield). Alegando problemas de visibilidad, la Federación Internacional del Automovilismo decidió que la introducción del Halo fuera obligatoria para la F1 y la F2 en esta temporada. Pero afortunadamente en la Indy piensan distinto, y tienen bastante autonomía.

Estilo Estadounidense

En este lado del Atlántico se siguió trabajando en el Wind o Aeroscreen, se lo perfeccionó y durante los test de inicio de año en el óvalo de Phoenix se puso a prueba con el veterano piloto Scott Dixon detrás del “parabrisas”. Las pruebas incluyeron luz de día y artificial, para comprobar todas las condiciones posibles (reflejos, etc.).

Ambos sistemas tienen sus inconvenientes técnicos, en el caso del Halo un pilar pasa entre los ojos del piloto y agrega peso en el lugar menos deseado. Construido con el mismo material que se utiliza en aviones de combate, el Winscreen no está exento de inconvenientes, como el peso y el calor en la cabina. En ambos casos, salir del auto también cuesta más trabajo.

¿Por qué no gusta el Halo y sí la solución de la Indy?

Fácil, compará la foto de un F1 2018 con la del Indy que probaron recientemente y te vas a dar cuenta. Mientras el primero parece un injerto, el segundo fluye casi a la perfección con el resto del monoplaza. Inclusive, el Windscreen quedaba mucho mejor en el Ferrari que probó Vettel durante 2017. Y si ambos protegen por igual, siempre vamos a preferir el que queda mejor.

En la Indy comentan que seguirán desarrollando su “parabrisas”, y que esperan introducirlo a fines de 2018 o inicios de 2019. La FIA dice que mantiene contacto con todas las organizaciones del deporte motor y si el Windscreen demuestra ser efectivo podría utilizarlo.

¿Qué pasará? No podemos saberlo, pero eso no te impide comentar cuál solución te gusta más.

¿Qué opinas? Cuéntanos