Volkswagen Jetta vs KIA Forte, ¿cuál es el mejor sedán compacto?
27/2/2018 Investigación

Volkswagen Jetta vs KIA Forte, ¿cuál es el mejor sedán compacto?

Evaluamos la versión tope de gama de estos dos vehículos para enumerar sus diferencias y similitudes.

El segmento de los sedanes compactos, ha sido por muchos años, uno de los más competidos en el mercado, y en esta ocasión, nos fue interesante enfrentar a dos de los vehículos que más expectativas han causado desde su presentación en el pasado Autoshow de Detroit de 2018.

Estamos hablando de los renovados KIA Forte y Volkswagen Jetta, de los cuales realizaremos una comparativa que incluye información destacada de cada modelo, introduciéndonos en temas de motorización, equipamiento, y seguridad para que, si estás pensando en comprar alguno de los dos, puedas tener en claro los beneficios que te otorgan y tomar la decisión de compra más inteligente de acuerdo a tus necesidades.

Antes de comenzar a comparar ambas versiones es importante puntualizar que los dos serán fabricados en México.

Diseño exterior

Ambas versiones lucen un aspecto más juvenil como agresivo y tienen características similares, pero a la vez cada uno posee un toque de diferenciación que los hace distinguirse perfectamente bien uno de otro, pero que te parece si comenzamos a desmenuzar cada detalle.

La carrocería del Jetta está basada sobre la misma plataforma MQB con la que cuenta la mayoría de los vehículos Volkswagen, mientras que el Forte emplea la plataforma J6, que es utilizada tanto por Hyundai como por KIA, para vehículos como el Hyundai Elantra y KIA Sportage.

 

El KIA Forte incorpora una parrilla denominada “Tiger Nose”, la cual fue renovada recientemente, y está aunada a un difusor frontal que le otorga una apariencia agresiva muy similar a su hermano mayor el Stinger. Por otra parte, el Jetta nos muestra una parrilla hexagonal que a nuestro parecer emula a la que incluyó el último facelift de su primo el Passat y el recientemente lanzado T-Roc.

En el cofre ambos incorporan líneas bien marcadas que denotan un aspecto musculoso, en esta cuestión podemos mencionar que es para diferentes gustos porque mientras algunos prefieren el diseño conservador de la ingeniería alemana, otros prefieren arriesgarse por un diseño más dinámico como el de los coreanos.

En la parte posterior encontramos que mientras el Forte adicionó un alerón, el Jetta ya cuenta con él dentro de la misma constitución de la carrocería, además de que ambos incorporan la bajada del techo simulando al de una carrocería coupé, que tanto éxito ha tenido dentro de la industria automotriz en los últimos años.

 

Las calaveras de ambos son más alargadas, en donde KIA decide hacer una conexión de ambas con una delgada línea estilizada, la cual también está incluida en modelos de la marca como el Sportage, y, por otro lado, Volkswagen solo reestilizó a las de su antecesor brindándole una imagen mejor adaptada a las tendencias actuales.

El interior

Si bien es cierto que a ambos habitáculos quisieron darles un aspecto más fresco y refinado, lo lograron cada quien, a su manera, mientras que el Jetta ya cuenta con un clúster de instrumentos totalmente digital y un panel central forrado en piel totalmente renovado (no disponible en todas sus versiones) que está direccionado al conductor, el Forte lo hace con un panel ligeramente más sofisticado muy similar al de los BMW, con la pantalla que sobresale del centro de la pieza y armoniza los demás elementos de una forma adecuada.

El espacio en ambos para plazas traseras y delanteras es muy bueno y más si consideramos que el rango de un mexicano promedio es de 1.65 m, pero hemos de reconocer que el Forte supo aprovechar más esta particularidad en la segunda fila de asientos, ya que se muestra un espacio ligeramente más generoso que el Jetta.

En relación a los materiales encontramos que en ambos vehículos los plásticos son duros y de buena calidad, así como los acabados en donde los dos ingresaron detalles en negro brillante para darle un aspecto elegante y con más caché, como por ejemplo en el volante y en el soporte de la palanca de velocidades.

Ambos poseen controles de audio al volante y sistema de infoentretenimiento completo con pantalla táctil (Apple CarPlay y Android Auto, así como Mirror Link), lo cual por supuesto ya esperábamos en un auto con estas características. Mientras que KIA homologo el uso de pantallas de 8 pulgadas, Volkswagen tendrá opción a introducir una de 6.5 o de 8 pulgadas conforme a sus variantes.

Por último, es importante mencionar las dimensiones de la cajuela, mientras que KIA presume de incorporar un volumen de 427 litros, el Jetta nos brinda más espacio con un total de 510 litros de capacidad.

 

La motorización

El Volkswagen Jetta se renueva por completo y ahora cuenta con un motor 1.4 litros TSI con posibilidad a elegir entre una caja manual de seis velocidades o una DSG de doble embrague de siete relaciones que emanan un total de 150 Hp y un par 184 Lb-pie. Aunque para otros mercados los ingenieros decidieron incorporar la Tiptronic de ocho cambios.

El KIA Forte mantiene el mismo motor que su antecesor el cual es impulsado por uno de 2.0L atmosférico de ciclo Atkinson que dará como opción el incluir una caja manual o una IVT, que no es más que una caja CVT pero con nuevos ajustes para mejorar el manejo, así como la eficiencia del consumo de combustible, este motor tiene una potencia de 147 Hp con 132 Lb-pie de torque.

 

La Seguridad

Ambos vehículos incorporan más elementos de seguridad que sus versiones anteriores, los cuales ya poseen control crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, cámaras de visión trasera con apoyo para estacionarse, monitores de puntos ciegos y advertencia de colisión, lo cual es importante puntualizar nuevamente que no son incorporados en todas las versiones, así que no esperes gran cosa si es que decides comprar la versión más asequible de alguno de ellos.

El Forte desde su versión 2015 ya incorpora seis bolsas de aire (2 frontales, 2 laterales y 2 más tipo cortina) y mantiene la misma configuración, mientras que el Jetta lo hace por primera vez para su modelo 2019.

 

Conclusión

Todavía es pronto para emitir un juicio definitivo, ya que  en principio, dependerá del gusto de cada uno para evaluar los requerimientos con los que deseamos que cuente nuestro auto, falta conocer precios o las versiones y aunque los dos poseen características similares, también tienen elementos que los distinguen entre sí por el origen que cada uno posee, sin embargo, previo a su llegada a territorio nacional, podemos decir que la competencia será ríspida, ya que ambas versiones tienen todo para intentar ganar la corona en cuanto a este segmento se refiere.

Con respecto al manejo, lo dejaremos para otra ocasión ya que mientras el Jetta está muy próximo a llegar, el nuevo Forte lo veremos en concesionarias hasta el tercer cuarto del año, así es que no pierdas de vista nuestras redes sociales porque muy pronto los tendremos a prueba.

Ahora, con todo lo que sabes de ellos y con respecto a las características mencionadas, cuéntanos ¿tu, cuál te comprarías?

 

¿Qué opinas? Cuéntanos