Manejamos la Suzuki GSX-S750
22/3/2018 Tiempo de Motos

Manejamos la Suzuki GSX-S750

Conoce una de las novedades que nos ofrece la marca japonesa.

La marca de la S de Hamamatsu, Japón, estuvo en un largo letargo para crear nuevos productos, pero parece que desde 2017 están dispuestos a cambiar esto, con nuevos modelos y los fuertes rumores de una nueva Hayabusa 1,400cc para el 2019.

La Suzuki GSX-S750 visualmente no es revolucionaria y bien podría tener su propia identidad con los faros de sus hermanas deportivas, pero la marca apuesta por la forma ya reconocida de las naked del presente con un faro trapezoidal discreto y carenado. El chasis goza de un color negro en la gran parte de sus componentes y solo se ven interrumpidos por el escape en terminación aluminio pulido, y el breve carenado azul eléctrico característico de la marca.

Tanto color negro en la parte central da una vista de diseño flotante para las partes azules (o el tono que elijan). El asiento es delgado pero muy cómodo para el piloto, aunque no así para el pasajero, además de que no le caería nada mal una superficie menos resbalosa. El cuadro de instrumentos llega desde las versiones deportivas, con una pantalla digital con toda la información del viaje y del grado de control de tracción, mismo que tiene tres niveles y el desconectado.

Pero ya basta de tantas letras, ¿qué tal anda la Suzuki GSX-S750?

Suzuki GSX-S750 es una moto bastante equilibrada y de gran respuesta gracias al motor de cuatro cilindros de 749cc, que desarrolla una potencia de 106hp y un par motor de 59 Lb-pie, nada mal para una moto que ronda los 200kg (peso en seco 178kg), gracias a esto y la construcción esbelta, tenemos una moto realmente ágil que pareciera de baja cilindrada por sencillez de maniobra y esos casi 200kg, realmente casi no se sienten.

Es un hecho que este motor de cuatro cilindros es el que le da vida a las hermanas mayores 1,000cc, solo que fue rebajada en cilindrada; esto se nota en dos aspectos fundamentales: el primero es el sonido casi seductor de las revoluciones subiendo hasta las 12,000rpm, agudo y potente hará que el acelerar sea un placer. El segundo punto es la entrega de potencia, ya que trabaja mejor en la parte media/alta, dejando una salida relativamente suave, aunque esto la hace cómoda en el tránsito diario.

La suspensión también está heredada de las motos de pista con un sentir firme, que te hará sentir donde termina la espalda cada bache o tope que pases sin cuidado, pero por otra parte te recompensará con un andar firme en el paso por curva, rectas sin movimientos nerviosos y una frenada contundente “sin extraños”.

El consumo de combustible en la Suzuki GSX-S750 es directamente proporcional a cómo aceleres, ya que al trabajar en altas revoluciones, la máquina es más sedienta. Lo “triste” es que el sonido de la aceleración nos hará estirar constantemente las velocidades y bueno, ir a visitar la gasolinera en menos de una semana, a menos que controles tus locos instintos, (sobre todo en carretera), para que tengas una mayor autonomía.

Creo que la Suzuki GSX-S750 es una moto muy polivalente, puede ser tu transporte diario y el fin de semana salir a dar la vuelta por muchos kilómetros. El precio al escribir esto ronda los $174,490, por lo que podría considerarse accesible para el tamaño del motor. Tal vez mi única observación es el diseño, todas las marcas se han empecinado en hacer las naked prácticamente iguales, mismo faro, mismo carenado y esto es algo que no terminará por gustarme nunca.

Si estás buscando una opción de moto para entrar en la media/alta cilindrada, la Suzuki GSX-S750 es una excelente opción, e incluso como primera moto gracias a la nobleza del chasis y facilidad de manejo. Eso sí, la posición de manejo es un poco echada para adelante pero te acostumbrarás en un par de semanas y serás feliz por mucho tiempo.

Especificaciones:

Motor 750cc, enfriado por líquido, cuatro tiempos, DOHC

Potencia 106Hp a 12,000rpm

Transmisión de 6 velocidades. Cadena

Suspensión delantera telescópica invertida

Suspensión trasera con mono amortiguador hidráulico

Frenos de disco, ABS

Peso 178Kg

¿Qué opinas? Cuéntanos