Primer contacto con la BMW X2 2018
25/3/2018 Reportes de Manejo

Primer contacto con la BMW X2 2018

De manera breve la manejamos a través de algunas importantes vialidades de la CDMX.

Fue durante el Salón de Detroit 2018, celebrado a principios del año, cuando la BMW X2 2018 debutó a nivel internacional. Desde entonces la expectativa sobre este modelo ha crecido ya que la marca bávara la presenta como el auto ideal para los jóvenes millenials (a la cuál, en teoría, pertenezco). Pero ¿Qué significa esto? 

Para empezar, entendamos un poco del concepto que engloba a la nueva X2. De entrada, la marca afirma que “es un modelo dirigido principalmente a un público joven, urbano y aventurero, que desea conducir un vehículo emocional y atractivo”, pero ¿en verdad cumple con estas premisas que requiere el innovador y altamente digitalizado millenial? Vayamos por partes.

Estéticamente, estamos de acuerdo en que es un vehículo altamente atractivo que combina las características de las tan de moda SUV con los trazos dinámicos de un coupé. Por cierto, el emblema colocado en los pilares C son un pequeño homenaje para los BMW 2000 CS y el BMW 3.0 CSL. Un detalle, que seguro será bien recibido por algunos los miembros de la “generación Y”, que como sabemos, también son amantes de lo vintage.

Aquí cabe mencionar que, durante la ruta realizada en la Ciudad de México, donde además de circular por Polanco, visitamos algunos lugares icónicos como el Ángel de la Independencia, el Monumento a la Revolución y el Hipódromo de las Américas, la BMW X2 2018 arrancaba miradas a su paso. De hecho, por casualidades del destino por un momento rodamos a la par de un turibús que transportaba a los integrantes de la boyband CD9, así que chicos, si están leyendo esto, déjenme decirles que los gritos y flashazos no eran por ustedes… siento romperles su corazón.

Puertas adentro, hay una confrontación ya que la calidad de materiales, formas, botonería y disposición de los mandos, lucen como en prácticamente cualquier otro BMW, lo cual es un punto a favor desde el punto de vista cualitativo. Pero, como se trata de un producto juvenil, BMW tenía que ofrecer algo “extra”. Es aquí donde entra a juego el color y es que la marca hace que los habitáculos sean muy atractivos con materiales y tonos que hacen juego con el exterior.

Es así, que, por ejemplo, una BMW X2 en negro “Black Sapphire Metallic”, tendrá un habitáculo con acabados oscuros con contrastes en amarillo en las puertas, consola y tablero. Una azul “Misano Blue Mettalic”, fusionará elementos en este tono “pitufo” con acabados en gris y una blanca “Alpine White” (como la que nos tocó manejar) recurrirá a contrastes entre naranja y negro. Si me permiten, el color exterior más atractivo es el oro “Galvanic Gold Metallic”.

En cuanto a conectividad, la aplicación BMW Connected + es el principal protagonista. A través de esta app se puede ajustar el teléfono celular para planear y enviar rutas al sistema de navegación del auto, compartir nuestra ubicación en tiempo real. Esto sin dejar a un lado que como buen sistema de infoentretenimiento que se opera a través de la pantalla táctil de 6.5 pulgadas o por el controlador iDrive, se pueden acoplar la operación de redes sociales o la fuente de música que más deseemos. En este aspecto, la X2 se puede anotar otra palomita por parte de los millenials que tengan la necesidad de siempre estar conectados.

Respecto al manejo, la ruta fue meramente urbana, donde el intenso tráfico de la capital del país raramente daba tregua. Aun así, comprobamos que, aunque se trate de un BMW de tracción delantera (hasta hace poco, eso era considerado como un pecado mortal) que se monta sobre la plataforma UKL2 compartida con X1 y MINI Countryman, tiene una personalidad propia, con una puesta a punto y sensación de manejo muy propia de la marca. Seguramente será en situaciones más demandantes, donde los entusiastas del manejo de la marca echen de meno la propulsión trasera.

En cuanto a la respuesta del motor de cuatro cilindros de 2.0L con 192 Hp con 207 lb-pie de torque, el cual envía la potencia a las ruedas delanteras a través de una caja automática de doble embrague de 7 velocidades, solo hay comentarios positivos. Si acaso, poniéndose muy quisquilloso, el único pero sería un breve retraso del turbo, elemento que por cierto, resulta divertido de escuchar ya que con la mínima insinuación del pedal del acelerador se hace presente el característico “chiflido” inherente a este sistema. BMW anuncia un consumo de combustible en el ciclo combinado de 16.6 kilómetros por litro, así como una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.7 segundos.

La BMW X2 llega a un segmento en ebullición, el cual se compone por modelos como la también recientemente introducida Volvo XC40, Audi Q2, Mercedes-Benz GLA, Infiniti QX30, esto sin olvidarse de sus parientes X1 y MINI Countryman ¿crees que pueda resaltar entre sus rivales directos y conquistar a su público objetivo? Eso lo comprobaremos en el momento en que Autocosmos tenga una unidad a préstamos para realizar su respectaba prueba a fondo.

Galería BMW X2 2018

BMW X2 2018

1 de 12

¿Qué opinas? Cuéntanos