Consumir marihuana afecta las habilidades al manejar
29/4/2018 Investigación

Consumir marihuana afecta las habilidades al manejar

Es uno de los fármacos que se detecta con mayor frecuencia en los sistemas de los conductores después de un accidente automovilístico.

Que la marihuana esté permitida para uso medicinal o recreativo no quiere decir que no afecte las habilidades de conducción sola o en combinación con el alcohol, de la misma manera que sucede con otras drogas o con medicamentos -recetados o de venta libre-.

Teniendo en cuenta que esta droga se detecta con mayor frecuencia en los sistemas de los conductores después de un accidente automovilístico, el primero es el alcohol, la NHTSA evaluó si el consumo de marihuana por parte de los automovilistas está asociado con un mayor riesgo de accidentes.

Y como era de esperarse, la investigación encontró que los usuarios de marihuana -THC- son más propensos a estar involucrados en accidentes. En particular, los usuarios de esta droga son más propensos a ser hombres jóvenes, un grupo que está en alto riesgo de accidentes.

Por mucho que se diga que esta droga no provoca sobredosis o que es 100 por ciento natural, sabemos que la marihuana puede ser peligrosa cuando se combina con el volante. Está comprobado que la marihuana deteriora las habilidades psicomotrices, las funciones cognitivas, el juicio, la coordinación motriz y el tiempo de reacción.

Sin embargo, el papel que desempeña la marihuana en los accidentes a menudo no está claro porque se puede detectar en los fluidos corporales durante días o incluso semanas después de la intoxicación y porque las personas a menudo lo combinan con alcohol.

Aquellos involucrados en choques de vehículos con THC en su sangre, tienen de tres a siete veces más probabilidades de ser responsables del incidente que los conductores que no han usado drogas o alcohol. Este riesgo asociado con la marihuana en combinación con el alcohol parece ser mayor que el de cualquier medicamento en sí mismo.

Algunos informes muestran que las personas que conducen dentro de los 60 minutos próximos de fumar marihuana pueden tener casi el doble de probabilidades de estar involucradas en un accidente automovilístico en comparación con aquellos que no consumen marihuana.

Por ello, se recomienda no conducir durante al menos cuatro horas después de la inhalación, seis horas después de la ingestión oral y hasta ocho horas si experimenta una sensación de euforia.

¿Qué opinas? Cuéntanos