Brabham BT62, el deportivo para puristas
5/5/2018 Investigación

Brabham BT62, el deportivo para puristas

Es todo un auto de carreras para uso legal en las calles.

Antes de hablar de las características de este súper auto, es bueno iniciar con un breviario cultural. Brabham Automotive, el fabricante de este hypercar, tomó el apellido de Jack Brabham, el único piloto en la historia en ganar un campeonato de la Fórmula 1 en un auto de su propia creación. Lamentablemente, esta leyenda del automovilismo de origen australiano falleció en 2014, dejando un gran legado al grado que su nombre vuelve a las pistas en un deportivo pura sangre: el BT62.

Todo un auto de carreras

Teniendo en cuenta este dato, entremos en materia. Bajo la fórmula: poco peso, mucho poder; el Brabham BT62 destaca por su excelente relación peso/potencia, que parte de un cuerpo de fibra de carbono. Además de las bondades que ofrece este material, tanto en la bascula como en lo estético, este súper auto es un imán de miradas por el enfático kit aerodinámico compuesto por un splitter, faldones laterales, un spoiler y un difusor.

Una vez llevado a las pruebas de laboratorio y a la báscula, tenemos que este BT62 tiene un peso de solo 972 kilogramos y una carga aerodinámica de 1,200 kilogramos.

A esta labor de hacerlo un auto de pista hecho y derecho, Brabham Automotive lo dotó del mismo sistema de frenos de carbono que un monoplaza de la Fórmula 1 y neumáticos slick con el sello de Michelin.

Siguiendo con la meta de obtener la menor masa posible y dotarlo del sello racing, este Brabham BT62 tiene una cabina de fibra de carbono, asientos de carreras, un cluster digital, un volante dotado de botones y una jaula de seguridad.

A la antigua 

A diferencia de los súper autos de la actualidad que montan motores turbocargados o sistemas híbridos, este súper auto de tracción trasera sigue a la "oldschool" al equipar un V8 de 5.4 litros de aspiración natural con 720 hp y 492 libras-pie de torque.

Aunque por el momento se desconocer las capacidades de aceleración, al tener en cuenta la masa de 972 kilogramos y la energía de 720 hp, todo indica que el 0 a 100 km/h lo completa un tiempo impresionante.

Producción limitada

Por el momento, Brabham Automotive sólo tiene planeado fabricar 70 ejemplares del BT62 -la primera mitad del lote estarán dotados de los mismos colores y gráficos de los autos con los que ganó Jack Brabham-, cada una con un precio de $1,350,000 dólares ($25 millones de pesos) cada uno.

¿Qué opinas? Cuéntanos