Vende tu carro
Test drive

Manejamos el KIA Forte 2019

La cuarta generación del gustado sedán pasó por nuestras manos.

Manejamos el KIA Forte 2019

El nuevo Forte 2019 hará su arribo hacia inicios del segundo semestre del 2018, y por lo tanto no tenemos precios actuales, ni versiones definidas. En Autocosmos calculamos que el precio final será entre un 12 a un 15% más alto que las versiones actuales del Forte de tercera generación, y si tienes dudas, aquí lo puedes consultar.
 
La estética cambió radicalmente, de hecho adopta muchos rasgos estilísticos del buque insignia de la marca, el Stinger.   
Las medidas prácticamente las mismas del modelo anterior y gracias a las formas se ve mucho más grande y ancho, cuando en realidad no lo es, las cotas son: 4.64 metros para la longitud total, 1.8 metros de ancho, la altura es de 1,44 metros y por último la distancia entre ejes de 2.7 metros. Calza llantas 225/45 Rin 17 y la iluminación es "Full LED".
 
La nueva generación monta el mismo motor de cuatro cilindros de 2.0 litros, con ciclo ATKINSON, que teóricamente consume menos combustible que utiliza ya el Forte desde el modelo 2018, genera 147 hp, en el rango de las 6,200 rpm y la fuerza de torque es de 132 lb-pie a 4,500 vueltas. Está acoplado a una transmisión Continuamente Variable –la primera vez que KIA utiliza este tipo de cajas- y la tracción es en el eje frontal.
 
La suspensión delantera es McPherson y la trasera un eje con barra de torsión
Cuenta con frenos ABS y controles electrónicos de estabilidad y de tracción, así como seis bolsas de aire.
 

Los interiores

Así como hubo un cambio radical en el exterior del Forte, los interiores son totalmente nuevos, el conductor tiene una postura más envolvente, los instrumentos aun son análogos, claros y concretos, fáciles de leer, y al centro hay una pantalla de 4.2 pulgadas que nos brinda información diversa, el volante de dirección también es nuevo y muestra múltiples controles, al centro del tablero nos encontramos uno de los elementos más importantes para los clientes hoy y me refiero al sistema de Infoentretenimiento que consta de una pantalla táctil de ocho pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay, que aunado al “pad” de carga por inducción que ofrece lo mantiene a la vanguardia, ya que casi ningún coche de este segmento –que no sea KIA- ofrece el dicho panel de carga inalámbrica como opción.
El interior resulta luminoso y con detalles muy bien pensados, por ejemplo todas las entradas de USB y tomacorriente están iluminadas, hecho que se agradece cuando uno quiere conectar algo y el vehículo está estacionado en un lugar oscuro.
De la calidad de plásticos del interior no puedo hablar mucho, ya que el vehículo de prueba fue un preproducción, y el auto prototipo que utilizamos no tenía los acabados finales, que seguramente serán de mejor calidad al tacto de los que tuvimos.

El manejo

Una de las innovaciones importantes del Forte es la adición de una transmisión Continuamente Variable en los modelos de gama media y alta, la caja manual de seis cambios seguirá siendo opción.

KIA denomina a su caja CVT como IVT (Intelligent Variable Transmisson) y desde un inicio nos prometieron un manejo satisfactorio ¿Será?
 
Como bien saben yo soy un detractor de las cajas continuamente variables, el desempeño es torpe, y la sensación para el conductor no es agradable. Hoy a mi parecer el único que había entendido lo que los clientes querían al manejar una CVT es Honda, pues el manejo de los mismos equipados con ese tipo de transmisión se sienten diferente, hasta da gusto manejarlos. Pues le tengo noticias a Honda, ya tiene un competidor serio en el tema de la sensación de manejo con una CVT, ya que la KIA logró una gran similitud en la sensación de manejo del Forte 2019.
 
Las aceleraciones son silenciosas, y la reacción es casi inmediata, es decir el vehículo avanza proporcionalmente igual al sonido que genera el motor, cosa que no pasa en las CVT tradicionales. La respuesta del pedal es gradual y agradable, si bien el Forte y aunque se parece al Stinger no tiene grandes pretensiones deportivas el desempeño es muy satisfactorio, y se supone que con el motor de ciclo Atkinson el consumo de combustible será más contenido, cosa que no pudimos probar ya que el vehículo estuvo a nuestra disposición por poco tiempo.
En caminos no muy buenos se siente sólido y eso es gracias al 16% de aumento en la rigidez estructural de la nueva plataforma.
 

Conclusión

Pudimos convivir poco con el Forte, lo suficiente para que nos den ganas de más y de probarlo a conciencia, verificando consumos y sometiéndolo a diversos tipos de uso y caminos.
Aun no conocemos el precio, pero entendiendo las estrategias de KIA seguramente será muy competitivo, en el mencionado segmento tenemos vehículos como el Jetta de séptima generación, el veterano Focus que tiene los días contados, o vehículos como el Toyota Corolla o el Honda Civic que están justo en la mitad de su ciclo de vida.  
 

KIA Forte VS Hyundai Elantra - Comparativa | Autocosmos

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas