Manejamos la Dodge Durango R/T 2018
22/5/2018 Reportes de Manejo

Manejamos la Dodge Durango R/T 2018

Uno de los productos más longevos de Dodge en nuestro país

Antecedentes

Estamos frente a un vehículo que ha ido evolucionando con los años, en un inicio no se trataba de otra cosa que una Pick Up Dodge “adaptada” y que conocimos en México por el año de 1988 bajo el nombre de RAM Charger, y que gracias a su apariencia exótica, combinada con unos enormes cristales laterales curvos y mucho lujo en el interior no tardó en convertirse es un vehículo de nicho y sumamente exótico en el México de esos años en donde los precios de los autos de lujo se equiparaban a los de un departamento.

Las cosas fueron cambiando y aquella exótica pick up en traje de gala se convirtió en un vehículo para más pasajeros y pensado desde cero con esa idea, es decir no una adaptación de una pick up. La primera Durango la conocimos hace un poco más de 20 años, y si bien estaba construída y montada sobre un chasis de un vehículo de trabajo, los ingenieros lograron cierto confort en las plazas traseras pese a ser un “Body on Frame”, la segunda generación se comercializó del 2003 al 2009 y a mi gusto es la menos estética de todas, en el 2010 Dodge nos devela la tercera generación que compartía plataforma con algunos modelos de Mercedes-Benz (M, R y GL) y también la generación WK2 de la Jeep Grand Cherokee usó esa misma plataforma.

La Durango que hoy probamos está evidentemente cercana al final de su ciclo, y los responsables de Dodge lo saben y por ello le dieron una lavada de cara, y además dotaron a la versión R/T con la apariencia de la SRT.

 

¿Qué novedades nos ofrece la Durango R/T 2018?

Básicamente los cambios importantes en la versión R/T -cuyo significado hace referencia a que es un vehículo capaz en un camino público o en una pista, una tipificación que usó Dodge en los años sesenta y que retomó con la reaparición de los Muscle Cars en el gusto de los compradores- son pocos, el facelift incluye la apariencia de la SRT, que dicho sea de paso  la Durango ya no está disponible en la oferta de vehículos SRT en México, cuenta con faros de Xenón y luces diurnas de LED

R/T significan Road/Track (Camino - Pista)

Pues bien, después de esta larga introducción analicemos este producto, que a mi gusto da un poco más de lo que parece, pues se maneja como un sedán, y pese a que sus dimensiones son generosas no es complicado desenvolverse en el día a día con su tamaño. Las características técnicas y mecánicas son también ya conocidas. Monta un motor V8 de 5.7 litros HEMI que nos entrega 360 hp en el rango de las 5,150 rpm y que genera 390 lb-pie a las 4,250 vueltas de fuerza de torque enviadas al eje trasero mediante una transmisión automática de ocho cambios. La suspensión delantera es McPherson y la posterior es Multi-Link. Las dimensiones son 5,110 mm para la longitud, la altura es de 1,800 mm, el ancho es de: 1,924 mm y por último la distancia entre ejes es de: 3,042 mm

El peso total es de 2,328 kg, la capacidad de carga es de 605 kg y la capacidad de arrastre es de 3,357 kilos.  Para los muy clavados en más detalles, les decimos que los ángulos: Ventral, Ataque y Salida son de 18.1º, 16.3º y 21.5º respectivamente. Por último los rines y llantas de la versión R/T, por cierto, los únicos disponible son de 20” de aluminio pintados color granito con llantas 265/50 R 20.

Hablando de seguridad les decimos que cuenta con Frenos ABS y una pléyade de controles de estabilidad y tracción, ofrece múltiples asistencias de manejo, como detectores de punto ciego, alerta de colisión frontal, sistema de monitoreo de cambio de carril, cámara de reversa y múltiples bolsas de aire (frontales, laterales para los asientos delanteros, de cortina para las tres filas y de rodillas para el conductor)

Confort e Infoentretenimiento

Como lo hemos dicho reiteradamente, los gustos del consumidor van cambiando, y las prioridades del comprador se basan más en facilidades tecnológicas para empatar su smartphone, que en el poder de un V8 o en el lujo de los interiores, ya que por el segmento de precios, el cliente ya da por hecho que el producto le ofrecerá materiales de primera, al comprador hoy le importa más una enorme pantalla táctil a que la piel de los asientos sea Nappa o sintética ¡Irónico pero real!

 

Y ya que hablamos de pantallas en la Durango R/T encontramos cuatro de ellas, la primera está en el cuadro de instrumentos, una pantalla TFT LCD de 7” configurable a gusto del conductor, al centro del tablero otra pantalla, de accionamiento táctil de generosas dimensiones de 8.4 pulgadas, y desde donde se gobiernan muchas funciones del sistema de infoentretenimiento, navegación y del sistema de aire acondicionado. En la segunda fila de asientos y montadas en las cabeceras de los asientos de la fila principal están dos pantallas de 9 pulgadas y que mediante el uso de audífonos permite que los pasajeros de esa mencionada posición vean una película o hagan uso de alguna consola de video juegos sin ser escuchados por los demás pasajeros.

El sistema Uconnect 8.4 de FCA es uno de los más completos y amigables de la industria automotriz mundial y nos brinda compatibilidad con las plataformas Apple CarPlay de la manzanita o Android Auto (del oráculo mayor de la www, y si no saben quién es se trata de Google)

 

Tras el volante

En Autocosmos nos sigue importando mucho como se manejan los vehículos que probamos, la convivencia con el vehículo sigue siendo lo más importante de las pruebas, y aunque ahora fruncimos el ceño por que no podemos empatar nuestros teléfonos, nos concentramos primordialmente en el comportamiento dinámico de cada uno de ellos.

El V8 y la caja de cambios le dan a la R/T mucha suavidad de manejo si somos sutiles con el pedal del acelerador, la fuerza de torque es trasmitida suavemente y circulando a bajas velocidades el rodamiento es silencioso, si súbitamente hundimos el acelerador la respuesta del HEMI de 5.7 litros no se hará esperar y la aceleración será firme y contundente y gracias al esquema de suspensiones el control que se siente es total, haciéndonos olvidar el enorme peso de casi dos toneladas y media, llevándonos a promedios altos de velocidad más dignos de un deportivo que de un minicamión. El sistema de frenos está completamente a la altura y al abusar de él nos incrementa la confianza en un manejo más orientado a lo deportivo en pavimento que en tratar de experimentar en rutas para 4X4, pues huelga comentar y como lo mencionamos líneas arriba la Durango solo está disponible con impulsión en el eje posterior.

Los consumos del V8 5.7 litros de la Durango R/T rondan:

6.76 km/ litro en ciudad, 12.05 km/litro en carretera (según el fabricante) lo que nos da un consumo combinado de 8.42 km/litro.

Conclusión

La Dodge Durango R/T es un producto maduro, el ciclo final del modelo, y aunque no sabemos a ciencia cierta cuando sea reemplazado es evidente que será pronto ¿Cuándo? ¡No lo sabemos!

Un producto con poca competencia directa, por conceptos y apariencia, quizá la única que se le acerca es la Ford Explorer Sport cuya motorización es más pequeña, un V6 Ecoboost, pero que ofrece 5 hp más de poder.

 

Galería Dodge Durango R/T 2018

Dodge Durango R/T 2018

1 de 3

¿Qué opinas? Cuéntanos