Suzuki Swift Sport 2019 debuta
28/5/2018 Lanzamientos

Suzuki Swift Sport 2019 debuta

No busques más, si lo que quieres es un auto deportivo y accesible, ésta es tu opción.

Aún guardo en mi mente la grata sorpresa que generó en mí conducir aquel pequeño y ligero hatchback amarillo que, con un motor atmosférico capaz de girar a altas revoluciones, fue capaz de igualar y hasta en ciertos casos, superar a rivales con motores turbocargados en al trazado del Autódromo Moisés Solana… desde entonces, gracias a ese pequeño y hasta cierto punto, menospreciado guerrero que la potencia no lo es todo.

Tal vez por ello, desde el instante en el que Suzuki develara al sucesor de aquel auto durante el Salón de Ginebra 2017, mis expectativas se fueron por lo más alto. Esta nueva evolución, era más ligera y refinada, pero en el camino perdió ese característico motor atmosférico, en favor de un propulsor turbocargado… ¿habría mejorado o perdido su esencia?

Todos estos cuestionamientos no duraron mucho en mente, ya que, este nuevo deportivo hace su entrada triunfal a México. Por supuesto, que todo este tiempo, me he referido al Suzuki Swift Sport 2019, un auto que, por fortuna, durante en este primer contacto, no solo cumple, sino que incluso superó nuestras expectativas.

SWIFT SPORT SE ENFRENTA A MIL CUMBRES

Los primeros momentos de nuestra ruta que partió de la Ciudad de México con rumbo a Morelia, Michoacán, son de mero acoplamiento. En el apartado estético, esta versión que agrega el apellido Sport, se distingue por una fascia frontal más agresiva, elementos aerodinámicos en un símil a fibra de carbono, las salidas de escapes dobles y rines de 16 pulgadas. Por cierto, las primeras 100 unidades tendrán unos elementos decorativos extras, como unas calcomanías laterales Boosterjet, así como un kanji que significa “potencia”.

A bordo, es evidente que el rojo se ha convertido en el tono dominante, ya que se puede encontrar en los insertos en tablero, consola, así como en las costuras de los asientos deportivos (en tela), volante y palanca de velocidades, estos últimos, forrados en piel. En cuanto a materiales, no esperes una calidad, premium, ya que los plásticos duros (que se denotan durables) predominan al interior. Aquí lo más criticable, es que cuando se circula a 120km/h se hacen presentes algunos cuantos ruidos parásitos, pero nada de gravedad.

Con el tráfico como una constante hasta el arribo de la caravana al Parque Nacional Los Azufres, poco podíamos hacer para encontrar las cualidades de este auto. Pero una detención por parte de los elementos de la Policía Federal poco antes del tramo de Mil Cumbres, vaticinaba lo mejor. “Es una carretera muy bonita, es donde se corre la Carrera Panamericana, disfruten la experiencia porque el tráfico está cerrado para que puedan probar a fondo el auto” …música para mis oídos.

Bajo el cofre, yace un motor de cuatro cilindros de 1.4 Litros Boosterjet capaz de entregar 138 Hp y 170 Lb-pie de torque. Potencia, que no deslumbra, pero que, al combinarse con un peso de 970 Kg, le confieren una aceleración, que, sin ser tan agresiva (marca anuncia un 0 a 100 km/h en 8 segundos), es por mucho, más contundente que el Swif de generación pasada.

De manera grata, nuestra unidad equipaba una transmisión manual de seis velocidades que según la marca fue mejorada en relación la generación pasada con la adición de un par de sincronizadores extras. cabe destacar, que, por vez primera, el Swift Sport está disponible con una caja automática convencional de seis velocidades con paletas detrás del volante. Aunque, seguramente representará el grueso de ventas, en esta ocasión nos sentimos afortunados de que nuestro auto no contara con ella.

¡Curva izquierda, derecha, frena, acelera, cambio ascendente, descendente!... ¡aguas, el camino está sucio!; La dirección es precisa, el auto es estable, los frenos y el esquema de suspensión (Mc Pherson, adelante; Barra de torsión atrás) responden a la demanda, el auto es muy ágil y divertido... ¡son los mejores 138 Hp de mi vida! y mi copiloto, Erick Erick González Angulo, puede dar fe y legalidad de ello. A manera de curiosidad, aunque el tacómetro marca como límite las 8,000 rpm, el auto realiza el corte a las seis mil revoluciones, tal vez, buscando protegerse de abusos innecesarios.

Por cierto, en ese momento vienen a nuestra mente los pilotos que se aventuran a correr la Carrera Panamericana en este tramo con esos enormes y pesados autos, pero por suerte, a diferencia de ellos, nuestro auto cuenta con seis bolsas de aire, frenos con ABS, control electrónico de estabilidad, así como algunos extras de confort como la computadora de viaje con display LCD a color, que muestra información extra del desempeño del auto. Lamentablemente, el trayecto por Mil Cumbres llega a su fin y es ahí, tras algunos minutos de reposo, seguimos nuestro camino.

De pronto, cuando llegamos a Morelia, ya con el temple más calmado, nos damos cuenta, que Suzuki cumple de nuevo y crea un automóvil deportivo que puede usarse en el diario, no estamos cansados, la suspensión no es excesivamente dura, el auto no pega en topes y el perfil de los neumáticos es suficientemente generoso, como para despreocuparse de muchos baches y topes en el camino... ¡no solo mantiene la esencia del modelo anterior, sino que lo supera con creces!

Sobre el consumo, bueno, esta ocasión no es la mejor referencia, pero según la computadora obtuvimos un consumo de 13 km/l en el ciclo combinado, repito, toma en cuenta que la mayor parte del tiempo, estuvimos buscando el límite del nuevo Swift Sport. Pero como siempre, vale la pena esperar un poco a las pruebas habituales de Autocosmos para corroborar o desmentir este dato.

POSICIÓN EN EL MERCADO

Volkswagen ya no tiene al Polo GTI, ni Peugeot al 208 GT. Bueno, ni siquiera Sonic RS o Sandero RS, lograron sobrevivir. Si acaso, el Ibiza FR 1.0 TSI es lo más cercano por precio, pero, no en desempeño. Mismo caso para Ford, con los últimos Fiesta ST 2018, pero su etiqueta de $411,400, lo pone un paso arriba. Además, ya va de salida.

Entendiendo esto, habrá quienes digan que con lo que cuesta un Swift Sport 2019, podrías acceder a un León Style, pero está lejos de igualar la relación valor-desempeño del pequeño deportivo nipón, cuyo principal defecto, más allá de los cuestionables ruidos del habitáculo o algunos plásticos duros al interior, es que no tengo uno con la factura a mi nombre.


 

¿Qué opinas? Cuéntanos