Audi Q8 2019 debuta
6/6/2018 Investigación

Audi Q8 2019 debuta

Altamente emparentada con la Q7, pero con un diseño más atrevido y atractivo.

Audi por medio de la nueva Q8, entra de lleno para competir en el segmento de los SUVs grandes con el estilo de coupé y que fue instaurado hace algunos años por BMW X6.

Una Q7 deportiva

Con un tamaño similar al de Q7 (4,986 mm) de longitud-, este nuevo integrante de la familia Q luce una carrocería un poca más baja (41 mm)- por la mencionada forma de coupé que hace que el techo tenga una caída pronunciada en la parte posterior. Evidentemente, esta postura permite que el Q8 tenga un look mucho más deportivo que el Q7.

Otro aspecto a resaltar de esta Audi Q8 es que al contar con una distancia entre ejes de 3 metros, ofrece un generoso interior, al grado que es más amplio que sus rivales directos:  BMW X6 y Mercedes-Benz GLE Coupé. Junto a este gran espacio, los pasajeros de la fila posterior disponen de una banca compuesta por tres asientos individuales con regulación longitudinal. Respecto al volumen de la zona de carga, este SUV ofrece un volumen de 605 litros, y hasta 1,755 litros con la fila de asientos replegada.

Nueva filosofía de diseño

A nivel visual, la Audi Q8 no sólo luce distinto a su hermano Q7 por la forma de la carrocería de coupé, sino también por los elementos con lo conforman. Lo primero que salta a la vista es la parrilla octogonal y la forma de las luces de LED -la tecnología HD Matrix LED se ofrece como opción-, que se presentan como la nueva cara de la filosofía de diseño de la marca.

También es de llamar la atención el contorno de los pasos de rueda, que alojan unos neumáticos engalanados con rines de 22 pulgadas, y los trazos marcados de la carrocería que denotan un aspecto más agresivo. Tanto el spoiler, las molduras de los guardabarros y de las puertas, así como el difusor están acabados en un color de contraste, para acentuar aún más el aspecto de SUV todoterreno.

Conducción superior

Como era de esperarse, la tecnología quattro forma parte de este SUV tope de gama de Audi. Por medio de un diferencial central mecánico, la fuerza es transferida entre los ejes delantero y trasero en una proporción 40:60. Cuando es necesario, envía la mayor parte de la potencia al eje que disponga de mejor tracción. Lo anterior, junto con una distancia libre al suelo de 254 mm, los voladizos cortos y el control de descenso de pendientes permiten al Q8 rodar sin complicaciones fuera del asfalto.

Para hacer de la conducción lo más placentera posible, la suspensión equipa de serie un sistema de regulación de dureza (damper control). No obstante, esto puede mejorar al optar  la suspensión neumática adaptativa con ajuste de confort o deportivo, que puede variar la altura de la carrocería dependiendo de la situación de conducción y de las preferencias del conductor hasta en 90 mm.

Un elemento más que participa en la conducción premium del Audi Q8 es la dirección progresiva y el eje trasero direccional -opcional-, que a baja velocidad permite un ángulo de giro en las ruedas traseras de hasta 5 grados en dirección contraria a las delanteras para mejorar la agilidad. En cambio, a velocidades elevadas, las ruedas del eje trasero giran en el mismo sentido que las delanteras, para aumentar la estabilidad.

Sin importar la elección del motor -V6 a gasolina o diesel-, ambos son altamente eficientes gracias a la tecnología Mild-Hybrid (MHEV) compuesto por un sistema eléctrico de 48 volts, una batería de iones de litio y un alternador. Al frenar, esta tecnología puede recuperar hasta 12 kW de energía que se almacena en la batería, esto permite circular en modo de marcha por inercia con el motor desactivado, y que el sistema start-stop entre en funcionamiento a 22 km/h.

Moderna y atractiva

Volviendo al interior, la Audi Q8, además de ofrecer una cabina espaciosa, brinda una atractiva arquitectura por medio de un diseño moderno y materiales de alta calidad. Entre las opciones incluyen asientos con función de masaje y ventilación, aire acondicionado de cuatro zonas y el paquete air quality para mejorar el elegante ambiente que se respira en el interior.

Del interior, también podemos destacar el cuadro de instrumentos digital –Audi virtual cockpit- con un display de 12.3 pulgadas y el MMI touch compuesto por dos pantallas, mientras que la superior, de 10.1 pulgadas, controla los sistemas de infotainment y de navegación; la inferior, de 8.6 pulgadas, permite al conductor manejar las funciones del aire acondicionado, confort y de entrada de texto.

Construido en Bratislava, Eslovaquia, la nueva Audi Q8 hará su debut en el mercado en Alemania y otros países europeos en el tercer trimestre del año, mientras que las ventas en México, están programadas a principios de 2019.

 

 

 

Galería Audi Q8 2019

Audi Q8 2019

1 de 20

¿Qué opinas? Cuéntanos