Manejamos el Chevrolet Beat Activ 2019
27/6/2018 Reportes de Manejo

Manejamos el Chevrolet Beat Activ 2019

Te decimos las novedades de esta nueva variante y cómo se maneja.

Esta nueva variante del super ventas de Chevrolet Beat, llega para complementar la gama y ofrecer una alternativa para aquellos compradores que buscan una apariencia más aventurera. Se comercializa en una sola versión y aquí te diremos las ventajas como desventajas que tiene con respecto a sus hermanos.

Viene a competir directamente contra Suzuki Ignis, FIAT Mobi Way entre otros.

La apariencia

Este Chevrolet Beat Activ 2019, posee elementos estéticos tanto en el exterior como en el interior que lo diferencian.

Por fuera nos encontramos con una parrilla rediseñada, fascias color negro con insertos color aluminio (los faldones repiten la misma fórmula) y spoiler. Los rines son de 14” de diseño único para esta versión. En el interior posee un ligero rediseño y destaca por los insertos color blanco, que se localizan puertas como consola, todo para una sensación envolvente.

En general los plásticos se sienten bien al tacto no son tan brillantes y se perciben durables. La tela de los asientos es de calidad aceptable.

Acerca del equipo

El Chevrolet Beat Activ trae clima manual, vidrios eléctricos delanteros y controles de audio en el volante. En el apartado de seguridad posee dos bolsas de aire y frenos ABS.

Tema aparte es el sistema de infoentretenimiento pues no trae uno en realidad (pues por el precio esperaríamos que así fuera, ya que cuesta más que la variante LTZ que sí lo trae y es compatible con Android Auto como Apple Carplay). En su lugar trae un radio AM/FM con BT, entrada USB como auxiliar.

La sensación de manejo y los datos duros

En el apartado mecánico no hay cambios en el nuevo Chevrolet Beat Activ 2019, se mantiene el conocido motor de cuatro cilindros de 1.2 L con 80 Hp y 81 Lb-pie, la transmisión es manual de cinco velocidades. El comportamiento del mismo nos da una aceleración limitada, básica para moverte en ciudad. Al realizar rebases le cuesta trabajo por lo que tienes que revolucionarlo mucho; en subidas pronunciadas tienes que hacer lo mismo y mantenerte en primera velocidad para que ascienda poco a poco.

En carretera te da lo suficiente para moverte, pero le cuesta trabajo superar los 110 Km/h y si tienes que frenar por alguna circunstancia, para recuperar la velocidad de crucero se toma su tiempo.

Al ser un motor pequeño y pensado para las grandes urbes, ofrece un muy buen rendimiento, a nosotros nos otorgó un rendimiento combinado aproximado de 17 Km/l.

En el tema de la suspensión hay un ligero cambio pues es más alta por 8 mm. Fue modificada para que los amortiguadores tengan un mayor recorrido, al mismo tiempo que las llantas son de mayor perfil comparado a las otras. Si bien es complicado notar ese cambio al volante, pasar por topes u hoyos es realmente fácil, la suspensión se percibe suave y balancea bien el chasis.

La dirección por su parte es dócil y los frenos trabajan bien sin queja alguna, en el tránsito del día a día. 

Al ser un vehículo pequeño agradecerás mucho lo maniobrable que es y estacionarlo en cualquier hueco que encuentres.

¿Es buena compra?

Si te interesa un auto rendidor, no sufrirle a los baches, buscas un auto con diseño aventurero y más asequible que los de la competencia, sí lo es, no te desagradará.

Sin embargo, si sacrificas la apariencia aventurera, en la versión LTZ, de este mismo modelo obtendrás un buen sistema de infoentretenimiento con buena conectividad, por un menor precio.


 

 

¿Qué opinas? Cuéntanos