Autos ecológicos

Toyota quiere obtener hidrógeno a través del aire

Esto permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Toyota quiere obtener hidrógeno a través del aire

En su búsqueda de reducir la contaminación del aire del planeta, Toyota no sólo ha buscado desarrollar vehículos cero emisiones, sino que también buscan que la energía que emplean para su alimentación provenga de fuentes renovables.

Con esto en mente Toyota Motor Europe y DIFFER -Instituto holandés de investigación energética fundamental- han trabajado en conjunto para crear un dispositivo que permite obtener hidrógeno a partir del aire, para luego ser utilizado en vehículos de pila de combustible.

Recordemos que esta clase de autos cero emisiones tienen como fuente de alimentación el hidrógeno, mismo que al combinarse con oxígeno en una pila de combustible, la energía se libera en forma de electricidad, emitiendo como único residuo vapor de agua.

Como si fuera cosa de magia, basta con poner un dispositivo especial en contacto con el aire y exponerlo a la luz del sol, para que inicie la producción de este combustible. Básicamente, lo que hace este sistema -consta de unas membranas de electrolitos poliméricos, unos fotoelectrodos porosos y unos materiales que absorben el agua, combinados en un dispositivo de diseño especial integrado en la membrana- es absorber el vapor de agua del aire húmedo para separarlo directamente en hidrógeno y oxígeno usando la energía de los rayos solares.

En la siguiente fase del proyecto, los colaboradores se proponen mejorar considerablemente el proceso. Mientras que en el primer prototipo, fueron empleados fotoelectrodos que solo absorben la luz ultravioleta, que supone menos del cinco por ciento de toda la luz solar que llega a la Tierra, lo que viene es aplicar materiales de vanguardia y optimizar la estructura del sistema para incrementar tanto la entrada de agua como la cantidad de luz solar que se absorbe.

Una vez superado ese obstáculo, las labores de investigación se centrarán en ampliar la escala de la tecnología. Por el momento, las células fotoelectroquímicas capaces de producir hidrógeno son muy pequeñas, alrededor de un centímetro cuadrado, así que para que sean económicamente viables, su tamaño debe aumentar en al menos dos o tres órdenes de magnitud.

Este descubrimiento de la empresa japonesa encaja con los retos del Desafío medioambiental de Toyota 2050, que aspira a eliminar las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida de nuestros vehículos. Así que la producción de hidrógeno a partir de fuentes de energía renovables ayuda sustancialmente a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos