Lanzamientos

Manejamos el Audi Q8 2019

Se presenta con motorización Mild Hybrid y es modelo más imponente de la familia de SUVs de la marca de los cuatro aros

Manejamos el Audi Q8 2019

Un poco de historia

El Q8 se presentó como auto conceptual en el Salón del Automóvil de Detroit en 2017, es obra de Mark Lichte y ahora que vemos el producto final, poco, muy poco cambió hasta su presentación en China hace pocos meses.

Q8 está desarrollado sobre la plataforma MLB (Modularer Längsbaukasten) del Grupo Volkswagen, dicha plataforma es la que utilizan productos tan diversos como: Bentley Bentayga, Lamborghini Urus, Porsche Cayenne o la misma Volkswagen Touareg pues la plataforma es una matriz modular pensada en motores de colocación delantero central longitudinal y tracciones integrales

Q8 en México

Ya habíamos tenido dos contactos previos con la Q8, uno en Chile y otro en Alemania. Está disponible en dos versiones –Elite y S Line- ambas cuentan con las misma mecánica compuesta por un motor V6 TFSI de 3.0 litros, sumado a un motor de 48v denominado Mild Hybrid, del cual hablaremos más adelante. Las cifras de potencia y poder son notables, 340 hp en el rango de las 5,500 a 6,500 revoluciones y un Torque de 369 lb-pie en el rango entre las 2,900 a 5,300 rpm. La transmisión es una Tiptronic de ocho cambios y el sistema de tracción es integral, firmada por quattro que es prudente comentar es un desarrollo e invento de Audi en los años ochenta.

¿Qué es el Mild Hybrid?

Esa es la pregunta que se hace todo el mundo, y se trata de un sistema híbrido de asistencia al motor de combustión. Consta de una unidad de control, un motor eléctrico que ayuda al motor de combustión a trabajar de forma más ligera, ya que todos los periféricos eléctricos se alimentan de la batería que alimenta el mencionado motor, es decir el motor de gasolina, no tiene las acostumbradas cargas que le restan eficiencia y no tiene conectadas poleas de accesorios como el compresor del aire acondicionado que le resten inercia.

El motor eléctrico/generador alimenta una batería, que además almacena la energía generada por el sistema de frenos.

A diferencia de los autos híbridos convencionales, el sistema Mild Hybrid está conectado con una polea del cigüeñal, pero en lugar de restarle fuerza, le da un plus cuando el motor de combustión lo necesita, por ejemplo en una aceleración brusca.

La energía generada y almacenada se transforma de 48v a 12v y es utilizada por los accesorios como los vidrios eléctricos, sistema de infoentreteniminento o sistemas de asistencia como los ABS, la alimentación para la gestión electrónica de los diferenciales y muchos sistemas auxiliares, el motor térmico al no tener esa carga de trabajo funciona mucho más eficientemente y por lo tanto se reducen las emisiones de CO2 y por ende el consumo es mucho más eficiente.

Como dato cultural les comentamos que todos los Audi de nuevas generaciones y si los modelos equipan el sistema Mild Hybrid un número de dos cifras acompañará a la nomenclatura del modelo.

Audi segmentará según la potencia erogada por el motor y el segmento, empezando con el número 25 para las motorizaciones con baja potencia, y terminando con el 60 para los motores más poderosos. Ésta nomenclatura además de confusa, no tiene ninguna lógica y varía según el segmento del vehículo en cuestión. Es la típica jugada que nos aplican los ingenieros de Ingoldstat para que nos pongamos a estudiar y memorizar sus nuevas ocurrencias, por ejemplo la Q8 que llega a México tiene la nomenclatura 55 ¿Entendieron? ¡Yo tampoco!

 

Una de las ventajas que ofrece al ser híbrido es que no paga ISAN, ni tenencia.

 

Bueno ahora que ya sabemos como funciona el sistema Mild Hybrid conozcamos las dimensiones de la Q8 55 son 4.986 mm de largo, 1.995 mm de ancho y 1.705 mm de alto, el peso es de 2,240 kilos y como podemos darnos cuenta es más ancho, más corto y más bajo que su el Audi Q7. Con una distancia entre ejes de casi 3 metros, ofrece un generoso espacio interior siendo la parte posterior la que más beneficiada resultó, ya que la banca trasera es tán cómoda y amplia como en un A8 largo. La cajuela alcanza un volumen de 1,755 litros con los asientos abatidos.

 

MMI Touch

Con este sistema se gobierna prácticamente todo a bordo a través de dos grandes pantallas. La superior, de 25.6 cm (10.1 pulgadas), controla los sistemas de infotainment y de navegación. La pantalla inferior, de 21.8 cm (8.6 pulgadas), permite al conductor manejar las funciones de climatización, confort y de entrada de texto, mientras que la mano del conductor puede descansar de forma ergonómica sobre la palanca de cambios.

La instrumentación completamente digital se muestra en el Audi virtual cockpit de serie, cuya pantalla de 31.2 cm (12.3 pulgadas) de alta resolución puede mostrar dos tipos de vista a través del volante multifunción. El head-up display opcional proyecta información relevante en el parabrisas, entre la que se incluye un guiado detallado para la navegación.

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos