Test drive

Manejamos la Ram 1500 Laramie Sport 2019

Una versión que presume un talante netamente deportivo.

Manejamos la Ram 1500 Laramie Sport 2019

Lejos de la evolución que han tenido las pickups en relación al diseño, capacidad de carga, remolque, y desempeño off-road, lo que más llama la atención, es el nivel de confort, equipamiento y tecnología con que hoy en día están dotadas. De hecho, existen ciertas versiones que están a la par o incluso superan los acabados y amenidades que contiene un SUV de alguna marca premium como es el caso de Audi, BMW o Mercedes-Benz.

Uno de los ejemplos más claros de cómo una pickup puede superar a un fabricante de automóviles alemán, es la Ram 1500 en su versión Laramie Sport 2019, que por todos los elementos con los que cuenta está más enfocada para rodar sobre caminos sobre caminos asfaltados. Aunque claro eso no quiere decir que no pueda recorrer caminos de terracería o agrestes, lo que si es que al tener un set de rines de 20 pulgadas y neumáticos normales, el desempeño off-road no será extremo.

Intimidante

Además de contar con un interior altamente sofisticado y lujoso, esta versión de la Ram 1500 pickup también rompe con el estereotipo exterior de las pickups. ¿Cómo es eso? Pues sencillo, primero que todo se despoja de todo el cromo para adoptar el mismo color de la carrocería y luego hace uso de unos rines netamente deportivos. En el caso especifico de la unidad que manejamos, suma el paquete Black Package compuesto por faros y calaveras entintadas, rines oscurecidos y estribos en color negro. Así que si se elige el tono negro para la carrocería, el resultado es una pickup 100 por ciento agresivo.

Mientras que el exterior tiene la misión de destellar un look deportivo e imponente, el interior de la Ram 1500 Laramie Sport 2019 está pensando más en el lujo y el confort. Así que el enorme espacio acompañado de un gran número de lugares para guardar objetos está enmarcado por decoraciones de alta calidad como el aluminio, la tapicería de cuero con relieves y pespuntes en contraste.

Lujo + Espacio

Pero esto es solo un distintivo de esta versión, ya que en cuestión de equipamiento y de la arquitectura del tablero y apliques que hay en el mismo, son idénticos a la Limited. Al menos en términos de acabados, diseño y nivel de amenidades enfocadas al entretenimiento y confort, esta y cada una de las variantes que forman parte de la nueva generación de la Ram 1500, esta pickup, al menos en nuestra opinión es la número uno. Cheyenne tuvo la oportunidad de superarla pero quedó corta, y pues de la Ford F-150/Lobo habrá que esperar a la siguiente generación que no tarda mucho en aparecer.

Independientemente del diseño exterior o del desempeño, esta pickup es un parte aguas en el segmento. Hasta la aparición de esta nueva generación, nadie se había a atrevido a entregar un interior tan sofisticado y vanguardista. Había ya una tendencia hacia el lujo y confort, pero no con estos acabados y elementos que hacen todo un regocijo estar dentro de ella. Si de por si resulta cómodo estar en una pickup de tamaño grande, al sumar un ambiente Premium, más un equipamiento -pantalla táctil, sonido de alta calidad, quemacocos, entradas USB y 110 volts, y características enfocadas a la seguridad- sumamente enriquecido, la hacen la mejor del segmento, al menos en este apartado.

No se maneja como pickup

Algo que es de llamar la atención de las pickups que existen en la actualidad, sobretodo las grandes, es que ya no se manejan como “un camión”. Ahora, en el andar todo es más suave y cómodo sin importar que haya que manejar sobre asfalto o tierra. Lo anterior se debe a que además de emplear el aluminio y otra serie de materiales de alta resistencia para su manufactura, la rigidez es mucho mayor, lo que ayuda que exista una mayor firmeza y estabilidad, sobretodo cuando se maneja en curvas.

Ahora bien, particularmente hablando de la Ram 1500 el manejo es mucho más refinado debido a la configuración de la suspensión trasera que al hacer uso de resortes y no los clásicos muelles, el famoso “brincoteo” existente en las pickups cuando no hay carga de por medio queda en el olvido. Así que si sumamos, el poco balanceo del chasis hacia los costados y el trabajo de eje trasero la conducción es más que placentera.

Haciendo una analogía, la conducción de esta camioneta es lo más parecido a una SUV de tamaño grande, como una Lincoln Navigator o una Cadillac Escalade. Lo que si es un hecho, es que si el uso de carga será constante no hay nada mejor que los muelles para las tareas de transporte pesado.

A esta fineza que ofrece en caminos sinuosos, hay que sumar que la Ram tiene una excelente capacidad de aceleración y remolque -más de 5,000 kilogramos-. Esto es cortesía del afamado motor HEMI V8 de 5.7 litros que en compañía de una transmisión automática de ocho velocidades, da 395 hp y 410 libras-pie de torque.

Precio

Por último, esta Ram 1500 Laramie Sport 2019 con precio inicial de $939,900 pesos reúne lo mejor de dos mundos, bueno más bien tres: lujo, deportividad y el porte sinigual de una pickup de tamaño grande.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos