Test drive

Manejamos la Ram 2500 HD 2019

Esta nueva generación es todo derroche de poder, lujo y tecnlogía.

Manejamos la Ram 2500 HD 2019

Dada la orografía de nuestro país y la gran necesidad que existe por el transporte de mercancías, las pickups son el vehículo ideal de gran parte de la población -incluso para aquellos que no requieren transportar carga-, de ahí que uno de los modelos más vendidos pertenezca a este segmento. Teniendo en cuenta la popularidad que hay por esta clase de camionetas, el espectro de modelos ha crecido de una manera vertiginosa en los últimos años.

De hecho, la cantidad de modelos de pickups que hay en México es mayor a la que existe en Estados Unidos, región donde se venden una infinidad de unidades mes a mes. Analizando minuciosamente, se puede ver que en el país del norte ni siquiera existe el subsegmento de las camionetas pequeñas, en tanto que en el de las medianas, hay más de dos modelos que no comercializan allá. Donde si no hay punto de comparación es cuando se asciende en el sector de las Heavy Duty, enfocadas principalmente a labores de arrastre. Si bien en tierras mexicanas existen dos modelos de pickups de tamaño gigante, en el país vecino del norte no solo hay dos modelo más, sino que también existen tallas superiores como las HD 3500 y 4500.

Aunque hace años este subsegmento era totalmente desconocido en México, fue con la llegada de la Ford Super F-250, que Ram se animó a hacer lo propio con la Heavy Duty 2500. Sin importar el tamaño monumental, el precio y el consumo de combustible, ambas pickups han tendido una gran aceptación en nuestro país. De ser lo contrario, no tendríamos a las nuevas generaciones como es el caso de la Heavy Duty de la marca del carnero.

Nueva generación

Siguiendo los pasos de su hermana menor la Ram 1500, que destaca por su imagen aerodinámica, su alto desempeño y lujo, la Ram 2500 hace lo propio en su empaque XL. Si de por sí, la generación anterior era todo un imán de miradas, su predecesora lo es aun más por la imagen renovada que la hace más imponente desde el ángulo que se le aprecie.

Además del rediseño de la carrocería -parrilla, luces de LED, portón trasero, cofre, rines- esta pickup, emplea una serie de soluciones que resuelven la vida del conductor y los ocupantes. Algunos de estas mejoras son los estribos de accionamiento eléctrico, una toma de corriente de 115 volts en la caja, un escalón de fácil acceso y la apertura automática desde la llave remota de la tapa de la batea.

Más capaz

Donde la Ram 2500 también sigue los pasos de su hermana menor, es en el manejo. Gracias al uso de materiales ligeros en la carrocería y chasis, el vehículo en general en más liviano -70 kilogramos- y rígido. Esto de inmediato se convierte en un mejor desempeño, tanto en aceleración, consumo de combustible, frenado y estabilidad. Asimismo, esta ligereza permite que las cifras de capacidad de carga y remolque sean mejoradas. Tan solo en la caja de carga tiene la posibilidad de soportar 1.2 toneladas, mientras que al remolcar puede llevar casi 7.4 toneladas.

Por más que sea más ligera, la Ram 2500 no podría hacer este trabajo de remolque de no ser por el monumental V8 HEMI de 6.4 litros que entrega 410 hp a 5,600 rpm y de 429 libras-pie de torque a 4,000 rpm, y la caja automática de ocho velocidades. Si bien este motor es una maravilla, teniendo en cuenta que la capacidad de mueve hasta más de tres toneladas y media, si es que va a su máxima capacidad de carga, es un hecho que para las labores a las que esta enfocada esta pickup, un motor a diesel tiene hace un mejor trabajo, ya que además de tener una mayor cantidad de torque -casi el doble-, este está disponible a un menor rango de revoluciones.

Conducción bipolar

Pero bueno esto es en caso de hacer labores de arrastre, porque cuando se trata de ir vacíos, el confort de marcha de esta pickup es superior a la Ford Super Duty, y esto es a que al igual que la Ram 1500, la 2500 se deshace de los muelles en el eje trasero para adaptar un sistema de resortes helicoidales. Junto a esta experiencia de manejo más suave y las capacidades de carga como de arrastre, esta pickup no tiene problema alguno para rodar por caminos sin asfalto. Lo anterior se debe a que aprovechando muy bien la distancia al suelo y al sistema de tracción que puede funcionar como un 4x2 o un 4x4 de manera convencional o bien con caja reductora.

Lujo y confort

Como ya se ha hecho una costumbre en las pickups de tamaño grande, en el caso de esta Ram 2500 en su versión Limited recibe un equipamiento y calidad de materiales que se ponen a la par o incluso encima de algunos SUVs premium por naturaleza. Así que con todo el espacio que existe combinado con materiales de alta calidad -madera, aluminio, cuero- y elementos enfocados a la tecnología -la pantalla táctil de 12 pulgadas en disposición vertical, el sistema de audio con 17 bocinas y subwoofer, el display de 7 pulgadas en el cuadro de instrumentos, cargador inalámbrico, y asientos calefactables y ventilados, el viajar en cualquiera de las dos filas resulta toda una experiencia.

Continuando con los artilugios que podemos encontrar en un vehículo de lujo, esta Ram 2500 equipa una amplia lista de asistencias al conductor como es el frenado de emergencia automático, la cámara de 360 grados, la cámara en a zona de carga y control de crucero adaptativo.

En resumen

Definitivamente, no se puede decir que sus puntos en contra son el tamaño y el consumo de gasolina, ya que estos dos elementos están más que claros cuando se requiere de un vehículo que jale y cargue tanto como esta RAM 2500 Limited. Aquellos que busquen lo anterior existen buenas noticias, pues existen dos opciones que cumplen con esto, y en el caso de la Ram 2500 lo supera, puesto que esta dotada de lujo y tecnología

RAM 2500 - realmente lujosa y capaz

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos