Autos ecológicos

Charge Cars convierte un Mustang en un pony car 100% eléctrico

Tras conocerlo, lo reconocerás como una genialidad y no como una herejía.

Charge Cars convierte un Mustang en un pony car 100% eléctrico

Sabemos que Ford está ultimando detalles de su SUV eléctrica inspirada en el Mustang, incluso hay rumores que la próxima generación del pony car, podría recibir algún grado de electrificación. Como sea, todo hacerse con sumo cuidado porque, Mustang es sinónimo de gasolina, poder y un enorme y rugiente V8. Cualquier mal paso, podría significar un sacrilegio entre los amantes del auto estadounidense más icónico de todos. 

Pero parece que los chicos de Changer Cars, una compañía británica con sede en Londres, piensan todo lo contrario y es que para demostrar que el pony car puede ser salvaje y amigable con el medio ambiente, tomaron manos a la obra para combinar el estilo de un modelo clásico con un poderoso motor eléctrico.

Por fuera, este modelo que para muchos es una herejía, luce prácticamente como un Mustang  fastback, con varios elementos inspirados en Eleanor (Gone in 60 Seconds). De hecho, para su construcción, Changer Cars habló con Ford, para obtener las licencias necesarias para construir este automóvil, por lo que prácticamente, estamos ante un auto con tecnologías de nuevo siglo.

Esto más allá de un increíble interior queda constatado en el apartado técnico, ya que cuenta con dos motores eléctricos que en conjunto erogan 469 Hp y unas aplastantes 885 lb-pie de torque (más del doble que un Shelby GT350). Al ser un tracción integral, anuncia una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 239 km/h… ¿aún crees que un pecado?

Por su parte, la batería de 64 kWh, proporcionada por el especialista Arrival le confiere una autonomía de 321 kilómetros y es compatible con una carga rápida de CC de 50 kw. Para tener todo bajo control, este pony eléctrico usa unos neumáticos de altas prestaciones Pilot Sport Cup 2.

Todo en este Mustang es electrizante, incluido su precio de 300,000 Libras, que al trasladarlo a nuestra economía sería algo así como $7.2 millones de pesos mexicanos… ¡prácticamente lo de un Rolls Royce! Por cierto, Charge Cars sólo fabricará 499 unidades.

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos