Test drive

Comparativa: Toyota RAV-4 vs Honda CR-V

¿De las mencionadas SUV japonesas compactas, cual será la mejor?

Comparativa: Toyota RAV-4 vs Honda CR-V

Antecedentes

Honda y Toyota han sido contendientes en este segmento desde su creación, y aquí vamos a refrescar un poco esta rivalidad que cumple un cuatro de siglo ya.

¿Quién fue primero?

El honor es para Toyota, en 1994 presentó en Europa un vehículo con aspecto de SUV, pero construido sobre la plataforma y con componentes mecánicos del Corolla.

RAV-4 significa “Recreational Active Vehicle 4Wheel Drive”

En 1995 Honda devela un vehículo de aspecto y características con un concepto similar al de Toyota, el producto de Honda fue bautizado como CR-V que quiere decir: “Confortable Runabout Vehicle” o “Confortable Recreational Vehicle” (Aun no se ponen de acuerdo los de Honda en ese tema, unos dicen una cosa, y otros... otra) 

¿Cuándo llegaron a México?

Ambas marcas lanzaron en nuestro país sus SUVs compactas en los primeros años del Siglo XXl. Tanto la RAV4 como la CR-V llegaron en su segunda generación, hoy Honda y Toyota comercializan la 5ª Generación de ambas y se pelean el liderato en México, que hoy por hoy lo tiene la CR-V.

 

Las contendientes en 2019

Hay que aclarar que en este comparativo no logramos tener versiones en igualdad de equipamiento, por lo que hay una diferencia sustancial entre el precio de una y otra. Las diferencias como lo comenté son de equipamiento únicamente. Solamente hay que destacar que Honda no ofrece en su gama de CR-V una opción con tracción integral, como si lo hace Toyota en sus gamas media y alta de RAV-4. Por otro lado Honda ofrece dos motorizaciones, para la opción de entrada de gama, con un motor atmosférico y otra motorización turbocargada para sus opciones media y alta, no hay una opción disponible con tracción integral (AWD) ni tampoco hay una versión híbrida de la CR-V por el momento.

Aclarado el punto, analicemos ambas opciones que nos ofrecen paralelismos importantes

Honda CR-V

Por el momento no nos concentraremos en la versión EX, pero te compartimos las especificaciones en nuestro catalogo.

Nuestra versión de evaluación – la tope de gama- porta un motor de cuatro cilindros de 1.5 litros con Inyección Directa y turbocargado que entrega: 188 caballos de poder y 179 Lb-Pie de Torque. El motor está acoplado a una transmisión CVT (continuamente variable) y la tracción es delantera.

Toyota RAV4

Aquí es donde empezamos a ver las diferencias de concepto en el producto, ya que Toyota ofrece la misma motorización en casi toda su gama, a excepción de la opción híbrida que ya probamos.

Todas las versiones 100% térmicas portan un motor de cuatro cilindros de aspiración natural de 2.5 litros que entrega 204 hp de fuerza y 179 lb-pie de torque ¡Casualmente la misma cifra que ofrece la CR-V Turbo!

La transmisión es automática tradicional de ocho velocidades y la tracción en ésta versión es integral (AWD) y como dato cultural te comentamos que las únicas opciones de RAV4 con tracción delantera son la de entrada (LE) y la tope de gama (Hybrid)

Los interiores

Como ya lo acotamos, nuestros vehículos de prueba no son de versiones similares, pero aunque hay una gran diferencia de precios, nos encontramos algunas sorpresas que aquí destacaremos entre una y otra versión.

Honda CR-V

Lo primero que resalta son las tapicerías de piel y en la zona del cuadro de instrumentos encontramos un cluster digital central, flanqueado por indicadores analógicos de temperatura del motor y nivel de combustible, al centro del tablero está la pantalla del sistema de infoentretenimineto de 7” evidentemente de accionamiento táctil que es compatible con Android Auto y con Apple CarPlay, Mirror Link y además Siri Eyes Free para la ejecución de comandos por voz.

 

Toyota RAV4

En el caso de la versión probada, como ya se los aclaramos no es la tope de gama, y las únicas diferencias básicamente son en los acabados interiores, por ejemplo la versión de este comparativo tiene tapicerías de tela, que se muestran resistentes y cómodas.  

En cuanto al tablero de instrumentos ofrece un cluster analógico, con lecturas claras del velocímetro y el tacómetro, cuenta con una pequeña pantalla central dentro del cuadro de instrumentos. Justo en el medio del tablero, en posición elevada está la pantalla del Centro de Infoentretenimiento, de 7”, y con unas barras laterales con botones específicos para cada acción a realizar, por ejemplo: Menu, Mapas, Teléfono, etc. El sistema es compatible con Apple CarPlay únicamente.

Manejo

Nos encontramos ante las líderes del segmento, ambas tienen una sólida plantilla de adeptos y fanáticos.

Hoy por hoy la Toyota RAV4 ofrece el diseño más agresivo que la CR-V que también tiene lo suyo en cuanto a formas y estilo, pero al tener ya un par de años en el mercado ha ido perdiendo la frescura que si tiene la recientemente desempacada RAV4.

Estamos ante dos trenes motores distintos, por un lado Honda nos ofrece un motor con desplazamiento pequeño de 1.5 litros y turbocargado acoplado a una trasmisión CVT y con tracción delantera. La RAV4 tiene un motor con mayor desplazamiento, 2.5 litros de aspiración natural, acoplado a una transmisión automática de ocho cambios que envía la tracción a las cuatro ruedas de manera permanente y según las necesidades de fuerza en cada rueda, siendo mayormente en el eje delantero la constante de tracción en condiciones normales de camino y circulación.

La sensación de manejo es mucho más sólida y cumplidora en la RAV4, ya que aunque entre ambas contendientes la fuerza de torque es la misma: 179 lb-pie es el producto de Toyota que entrega una aceleración más pareja y lineal a comparación de la CR-V cuyo arranque es un poco más aletargado cortesía de un ligero turbolag y de las lentas reacciones de la transmisión CVT. En cuanto el motor de Honda tiene suficiente presión en el turbo la aceleración es constante y muy consistente permitiéndonos llegar rápidamente a velocidades crucero, en ese rubro la Toyota acelera con constancia y de forma lineal, pero es un poco menos explosiva la sensación de torque.

En cuanto a percepción de manejo, hay muy buena insonorización en el interior de ambas, son completamente ergonómicas con buena visibilidad y los habitáculos son amplios, luminosos y muy bien ventilados.

Los consumos son relativos, y en esta ocasión muy parecidos, ya que si en el manejo de la CR-V se pisa fuerte el pedal de acelerador, los consumos se elevarán. Mismo caso con la RAV4 que al ofrecer tracción integral (AWD) gasta más gasolina por razones lógicas.

Conclusión

Una decisión compleja, en donde muchos factores periféricos al producto juegan una parte importante, y me refiero a valores tales como: Reventa, costo de propiedad, costo de mantenimiento.

Ambos son productos frescos y aunque CR-V tiene un poco más de dos años en el mercado se sigue viendo completamente actual, la RAV4 ofrece un aspecto que no se parece en nada a sus antecesoras y eso le entrega una ventaja adicional, ya que su aspecto simplemente puede ser el detonador de compra.

A mi me gusta la elasticidad del motor de Honda, pero me conquista más el estilo de Toyota, a título personal me quedo con la RAV4 de forma subjetiva.

Siendo objetivos ambos productos ofrecen básicamente lo mismo,  no en balde han sido competencia frontal por un cuarto de siglo. Si quieres comparar especificaciones frente a frente te invitamos a navegar por nuestro COMPARADOR.

 

Corolario sobre el "Recall" de los motores de Honda

Hay mucho ruido mediático respecto a defectos de los motores turbo de Honda, y la marca ya ha emprendido acciones de comunicación aclarando que el problema no atañe a las unidades vendidas en México, incluso se ha incrementado la garantía de la CR-V Turbo, y también del Civic por un año más.

Comparativo Honda CR-V vs Toyota RAV-4 en México

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos