Test drive

Manejamos la Ford Ranger 2020

Así es la versión Diesel 4x4 de la renovada pickup mediana.

Manejamos la Ford Ranger 2020

A diferencia de Estados Unidos donde la batalla más fuerte en el segmento de las pickups sucede con las de tamaño grande, en México, mercado donde también son populares este tipo de vehículos, el mayor volumen de ventas sucede entre los modelos de pickup medianos. No por nada este segmento dispone de una amplia variedad de modelos, mismos que destacan por su tamaño ideal para circular en ciudades, así como por el consumo de combustible y el valor del vehículo. Estos últimos dos fatores, quedan sumamente distantes de una pickup grande o full size como también son conocidas. Igualmente, la carrocería de esta clase de camionetas -promedian los 5.3 metros de longitud- permite que tenga una cabina para cinco pasajeros y una capacidad de carga similar a una de talla superior.

México es de pickups medianas

Una prueba de la popularidad que tienen las pickups medianas en nuestro país, es que al día de hoy existen un total de ocho modelos a elegir. Ningún otro mercado en el mundo ofrece esta cantidad de opciones, ya sea de marcas de Estados Unidos, Japón, Alemania e incluso China. Pero como en todos los segmentos, hay modelos que destacan unos más que otros, ya sea en cuestión de ventas o desempeño.

Y es que, no porque un modelo sea el más vendido necesariamente tiene que ser el mejor del segmento en ese momento, ya sea en cuestión de desempeño y/o equipamiento. Muchas veces esa popularidad viene simplemente por una tradición que viene de antaño, en el que la variedad de modelos estaba limitada a no más de tres opciones.

En busca del liderato

Ahora, que la contienda de las pickups medianas está más cerrada que nunca, ha hecho que los fabricantes pongan más esmero en sus respectivos modelos mejorando la eficiencia de combustible, el confort de marcha, la calidad de materiales, el diseño, la tecnología y la seguridad. Uno de los más claros ejemplos de evolución es la Ford Ranger que, en los últimos años, ha avanzado a pasos agigantados con el fin de convertirse en el pickup mediano más completo, y por qué no, también en el más vendido.

Como parte de este plan de ser la mejor, Ford ha hecho una serie mejoras estéticas y tecnológicas; dos de los elementos cruciales en la decisión de compra de hoy en día. Bastaron unos ligeros cambios en el frontal, específicamente, en la parrilla, faros y defensas las defensas, para que la imagen frontal de esta pickup obtenga un estilo más robusto. Aprovechando este cambio de look, esta pickup estrena diseño en los rines y estribos, así como manijas en cromo para hacerla más atractiva a la vista.

Como si fuera SUV

Adentro, la Ranger 2020 mantiene ese estilo muy apegado a los SUVs de la marca. Aquellas épocas donde las pickups eran rudimentarias y austeras han quedado en el olvido. Hoy, tanto la arquitectura, como la posición de manejo y el equipamiento están al nivel de un sedán o un utilitario. Sin duda el más claro ejemplo, además de la sensación y perspectiva de conducción, es el sistema de información y entretenimiento compuesto por una pantalla táctil de ocho pulgadas. Este display, además de permitir controlar el sistema de audio, gestiona el Bluetooth, el aire acondicionado y el teléfono celular por medio de las interfaces Apple CarPlay y Android Auto.

Otras amenidades que tal vez no son tan aclamadas como una pantalla táctil, pero que resultan útiles y aumentan la seguridad, son los limpiaparabrisas con sensor de Lluvia, los espejos laterales eléctricos -tanto en posición como plegables- con luces direccionales y el espejo retrovisor electrocrómico, que hacen su aparición por primera vez en la Ranger -dependiendo de la versión-.

Algo que también es nuevo en el año modelo 2020 de esta pickup es la ahora esencial cámara de reversa y el control de crucero adaptativo, que a diferencia del sistema “normal” contiene un sensor radar encargado de detectar los vehículos delanteros, esto con el objetivo de disminuir o aumentar la velocidad del vehículo.

En cifras es la mejor

Evidentemente, este sistema resulta sumamente útil en los viajes a carretera como el que tuvimos de la Ciudad de México a Acapulco a bordo de la versión Diesel 4x4 con asientos de tela. Esta variante -un nivel abajo el tope de gama que se diferencia por la tapicería de cuero- no solo destaca por ofrecer un gran poder proveniente de su motor turbo de cinco cilindros de 3.2 litros, sino también por la gran eficiencia de combustible registrada en 10.5 km/l al circular a velocidades crucero y de 9.5 km/l con un manejo urbano.

Esta ingesta es sumamente atractiva para un vehículo de esta clase -2 toneladas de peso -, sobre todo cuando estamos hablando que dispone de casi 350 libras-pie de torque y de 197 hp. Jugando con la calculadora, tenemos que, con el tanque lleno de combustible, la Ranger Diesel es capaz de ofrecer una autonomía de más de 850 kilómetros.

Otro aspecto a resaltar de esta pickup nacida en 1983, es que la combinación de la rigidez del chasis, el trabajo de la suspensión -delantera de doble horquilla y trasera rígida con muelles-, la maniobrabilidad de la dirección eléctrica -versiones Diesel- y la eficacia de la caja automática de seis velocidades, permiten que esta Ranger brinde un manejo sumamente cómodo. Esto aunado a la posición de manejo originada por la disposición del volante forrado de cuero, más la ergonomía del tablero hacen que la conducción sea lo más parecida a una SUV. Esto quiere decir que es cómoda, estable y suave. Esos clásicos brincos de la parte de atrás que delatan a las pickups, son casi imperceptibles.

Pero cuando se trata de ir más allá a donde podría ir un utilitario, la altura con respecto y los neumáticos con una cama alta, están enaltecidos por un sistema 4X4 que permite elegir por medio de una perilla entre: tracción trasera, tracción en la cuatro ruedas y tracción en ambos ejes con caja reductora de velocidad. Este último modo conocido como 4Low es ideal cuando hay que atravesar rocas, lodo, arena, debido a que eleva la tracción maximizando el torque.

Cuando se trata de labores de carga o arrastre, la Ranger se pone a la par de pickups grandes, ya que su caja en teoría tiene cabida para albergar transportar 1,100 kilogramos, por su parte, la capacidad de arrastre supera las tres toneladas. Junto a estas cifras, la batea ofrece ganchos de sujeción y seguro manual de la tapa por medio de la llave. Aunque se agradece que la caja tenga una cubierta de plástico, una mejor solución hubiera sido que estuviera un recubrimiento espreado para evitar la corrosión.

Por mejorar...

Ya que tocamos el tema del “hubiera estado mejor”, hay algunos elementos en la Ford Ranger que desearíamos fueran perfeccionados, uno de ellos es la calidad de los asientos, mismos que comienzan a ser incomodos a las dos horas de manejo continuo. A esto hay que sumar que no todas las versiones tienen control de estabilidad -las Diesel no lo integran-, dirección eléctrica -las de gasolina son hidráulica- y siete bolsas de aire -las Diesel solo tres-.

Aun así, la Ford Ranger 2020 se coloca como una de las pickups medianas que mejor pone en la balanza diseño, desempeño, eficiencia, equipamiento y capacidad de carga.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos